10 abr. 2017


Pablo Salinas es abogado querellante en la causa que juzga a jueces cómplices de la dictadura en Mendoza y militante del movimiento ecuménico por los Derechos Humanos. En charla con el programa radial Oral y Público contó los detalles del proceso jurídico y su rol como querellante, la dilación sistemática de los juicios y la imposibilidad de los familiares de desaparecidos de darle curso civil a las demandas por lesa humanidad. (Por La Retaguardia)

Días atrás, la Corte Suprema falló rechazando el pedido de reparación en el ámbito civil de Amelia Villamil, que exigía al Estado un resarcimiento por daños y perjuicios por la desaparición de su hijo y de su nuera, Jorge Ayastuy y Marta Elsa Bugnone. La Corte se apoyó en que las demandas civiles prescriben, no como los crímenes de lesa humanidad que son imprescriptibles. Salinas fue consultado al respecto y dejó su apreciación: “Los últimos fallos de la Corte demuestran una arbitrariedad lamentable. Pensemos el anterior fallo –Caso Fontevecchia- que pone en duda el sistema internacional de Derechos Humanos y ahora este que contradice los principios lógicos más elementales. Si los delitos cometidos en el marco de crímenes contra la humanidad y genocidio no prescriben tampoco pueden prescribir las acciones civiles que son accesorias y derivadas de esto. No es lógico que si lo más, que es la punición penal, es imprescriptible; lo menos, que es la intención reparatoria, no lo sea. No le devuelve un hijo ni el sufrimiento a nadie, pero cumple un rol de punición contra el Estado, no ya contra el individuo en especial como es el derecho penal. Es inentendible desde los principios más básicos del derecho y desde la lógica este fallo es profundamente arbitrario”

Las demoras en los juicios

Hay una constante que se viene repitiendo en diferentes juicios contra genocidas y responsables de la última dictadura y este juicio a los jueces en Mendoza no es la excepción. Se trata de maniobras dilatorias por parte de la defensa que impiden la finalización del proceso en tiempo y forma. Salinas entiende la gravedad del asunto y se expresó al respecto: “Es tremendo. Yo he planteado en la última audiencia que no es tolerable la demora que tiene el juicio. Le he pedido al tribunal vincular a Mendoza a la situación que pasa en toda Argentina: menos audiencias, ralentización de todos los juicios, y juicios que se quieren retirar. Es decir, enfrentamos un panorama muy negativo para nosotros y para el organismo. Y sobre todo para los familiares que tantos años han esperado justicia. El tribunal, entonces, les pidió a las defensas que elaboren un cronograma, porque también había una estrategia defensiva de dilatar las audiencias, estrategia que por ejemplo ya ha utilizado Otilio Romano, uno de los ex magistrados que ha estado prestando declaración indagatoria por meses. Hubo audiencias donde no sabíamos cómo hacer para que terminara de hablar”, indicó Salinas.
Cabe recordar que se trata de personas que escaparon a la justicia por décadas y en estos momentos culminantes deciden defenderse “por horas y horas” como afirmó Salinas: “En el caso de las defensas, han estado tres audiencias hablando del delito de comisión por omisión, una locura. Es parte de todo el panorama, por eso es importante esta entrevista y es importante hablar de lo que está pasando en el interior porque es un reflejo de lo que pasa en Buenos Aires y en todo el país” dijo el abogado querellante que se mostró agradecido, en diálogo con Fernando Tebele, por la difusión que hace de los hechos el programa Oral y Público.
Salinas entiende que estas maniobras dilatorias se enmarcan en un contexto previsible frente a lo que fue el cambio de Gobierno en finales de 2015 y dio su opinión acerca del error del ministro de educación de Esteban Bullrich en el marco de una visita a la casa de Ana Frank, acompañando al presidente Mauricio Macri, donde se firmaban convenios con la fundación encargada de hacer conocer la historia de la emblemática víctima del nazismo. “No logro salir del asombro. No podía comprender a un Ministro de Educación diciendo lo que dijo respecto a Ana Frank- cuestionó a una “dirigencia” que no logró sus objetivos, en lugar del nazismo, autor del genocidio- Me pareció lamentable. Un desconocimiento total de la Shoá y de lo que pasó con el genocidio nazi. Estamos hablando del Ministro de Educación”, dijo.

La educación 

“Otro tema es lo poco que cobran los docentes y lo duro que es para ellos. Yo soy hijo de maestros, estoy sufriendo por partida doble. No es solo lo poco que cobran sino también el desprecio por su trabajo. Si lo valoraran, no tendrían dudas en pagarles un mejor sueldo” marcó su postura respecto al reclamo salarial de los docentes.
Pablo Salinas está dictando un Seminario en la Universidad Nacional de Cuyo donde además de mostrar de forma directa distintos procedimientos jurídicos trata de involucrar a sus alumnos en la defensa por la Memoria, Verdad y Justicia: “Es la parte optimista. Tenemos 35 inscriptos. Es un seminario del doctorado. Se dicta en la Universidad Nacional de Cuyo, de la que soy profesor efectivo de una de las cátedras y miembro del doctorado. En este seminario, además de compartir fallos y distintas resoluciones del país, tenemos la documentación que nos dejó Marie Monique Robin cuando declaró acá en Mendoza. Ella es una investigadora francesa, autora del libro Los Escuadrones de la Muerte. Vamos a hacer también una experiencia de observador participante por parte de los distintos profesionales que están inscriptos (abogados, sociólogos, comunicadores, ingenieros, médicos). Van a participar en algunas audiencias del juicio y se va a llenar una grilla de observación que después vamos a compartir en el seminario. Es una mecánica de trabajo grupal para logar que cada uno de los que haga el seminario sea un luchador más para mantener viva la memoria y para conocer en profundidad lo que ocurrió en el genocidio en la última dictadura militar en Argentina. Todos esos profesionales pueden volcar todo eso en sus cátedras y en su ejercicio docente en sus escuelas secundarias”.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario