6 abr. 2017


Nuevamente la represión policial desenfrenada y sin límites atacó en los barrios pobres y, como de costumbre, los medios tradicionales le dieron poca importancia al hecho. Ocurrió en Isla Maciel, en el contexto de un allanamiento policial, donde golpearon a una joven de 16 años y la dejaron esposada en la calle. El Padre Francisco, Paco, párroco del barrio, habló con el programa Desde Afuera, que realizan Familiares y Amigos de Luciano Arruga, y contó qué pasó en el lugar. (Por La Retaguardia)

“A las 7:45 de la mañana vino la hermana mayor de esta nena de 16 años que dejaron con las esposas, y me contó que hubo un allanamiento en el barrio, que allanaron cuatro casas. Hasta ahí podía ser una cuestión relativamente normal, si se hace dentro de la legalidad. Pero después me terminó contando que a su hermana de 16 años la habían dejado esposada. Yo conozco a la familia, pero en ese momento no ubicaba quien era la criatura. La verdad que no me lo creía. Si venía alguien y me decía que acababa de bajar un ovni o un ángel lo creía más. Le pregunté varias veces y finalmente fue así. Parecía un sketch de (Diego) Capusotto. Hicieron un allanamiento fuera de las normas legales y coronado con esto de dejar a una niña de 16 años esposada”, explicó el cura, todavía indignado.
Estos casos de represión y abuso del poder que se sostienen en el tiempo desde hace años, se dan cada vez en forma más frecuente desde la asunción del gobierno de Macri y quedan impunes, invisibilizados y pasados por alto. Paco se refiere a este cambio y da su opinión acerca el porqué de esta impunidad: “No puedo dar estadísticas. Mi intuición, que se apoya en lo que voy viendo, es que la Policía, si bien nunca fue muy democrática ni cumplió con los Derechos Humanos, es muy distinta dependiendo quien la conduzca y dependiendo las directivas que reciba de arriba. Está claro que con el cambio que tenemos (de Gobierno), desde el mismo Ministerio de Seguridad están alentando la mano dura. Los policías, como institución, se sienten con muchísima mayor impunidad. Como que ahora no los están controlando entonces pueden hacer los que les dé la gana”, señaló.
En charla con el programa Desde Afuera, conducido por familiares y amigos de Luciano Arruga, Paco insistió en responsabilizar a las nuevas autoridades del país de que se multipliquen estos casos de ilegalidad policial tanto en su reiteración como en su zona de acción y su mayor violencia. “Se nota claramente el cambio. El otro día hablé con una funcionaria de la Municipalidad de Avellaneda y me contaba que hace 15 días en una villita cerca hicieron también un allanamiento, se equivocaron de casa y les robaron todo. Conocía la casa, porque era de su ahijada. Hoy se robaron plata, dejaron a este piba esposada...esos accionares nunca los perdieron, pero hoy están mucho más a flor de piel”
Un año atrás, el Padre Francisco sufrió un robo en su parroquia, con demasiadas particularidades para creer que fue un delito común y corriente: “Eso fue claramente un apriete al Grupo de Curas en la Opción por los Pobres, del cual formo parte. No por casualidad fue un tiempito después de que nos reuniéramos con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner ahí, en ese mismo lugar, y no por casualidad fueron a buscar una caja fuerte, que había puesto el cura anterior y que tenía tres netbooks adentro. Seguramente estaban buscando los bolsos de Cristina, para ensuciarnos y ensuciarla a ella. Eso no fue un robo común de algún pibito del barrio que anda buscando una garrafa o alguna cosita que pueda agarrar porque a lo mejor esté con problema de adicción. Claramente eso fue un apriete mafioso”, aseguró.

“Todo en la misma lógica”

Paco continuó graficando su pensamiento acerca de la gravedad con que hoy en día se les da luz verde a las fuerzas militares para hacer lo que quieran y comparó ese accionar con el antiguo gobierno kirchnerista: “Recordemos que este gobierno con Gendarmería se presentó en sociedad reprimiendo a una murga en la villa del Bajo Flores. Lo primero que hizo Néstor Kirchner fue prohibir las armas en las movilizaciones y dar la orden que no reprimir. Y lo primero que hizo este gobierno fue hacer la ley de seguridad. El modelo económico que ellos llevan adelante no es para todos los argentinos sino que deja afuera a una buena parte de la sociedad, entonces no cierra si no hay represión. Todo va en la misma línea, como también la baja de la imputabilidad. Mientras tanto, ellos se sientan tranquilos a tomar champagne, que a eso sí le bajaron los impuestos, y a comer sushi, porque choripan no comen”, ironizó.
La historia sucedida en Isla Maciel relatada por Paco es un ejemplo más del violento e ilegal accionar policial que se ve en tantos casos desde hace años y que, claramente, va en vías de profundizarse.

ESCUCHAR O DESCARGAR EL AUDIO

0 comentarios:

Publicar un comentario