4 abr. 2017


Las hijas de Martina Noailles, directora del periódico barrial Sur Capitalino, asisten a la Escuela Nº8 Carlos Della Penna, el colegio público de La Boca donde hace pocos días se le pasó al alumnado un video que reivindica el genocidio. Noailles dialogó con el programa radial La Retaguardia, que conducen Fernando Tebele y Eugenia Otero. Allí contó cómo se abordó lo sucedido dentro de la familia y la institución educativa, y opinó acerca de la necesidad de seguir trabajando la temática de la memoria a largo plazo. (Por La Retaguardia)

Foto: captura de pantalla del video

“La verdad que los primeros momentos fueron de sorpresa y de no creer, no puede ser que sea ese video, porque yo lo había visto un mes atrás que había circulado un poco entre algunos, y justamente decidí no circularlo porque me parecía bizarro y casi un sketch de (Diego) Capusotto, en ese momento uno se reía pero cuando pude confirmar que era ese video el que les habían pasado no podía caer”, afirmó la periodista Martina Noailles en el inicio de la charla con La Retaguardia.
Noailles lo dijo en referencia a un video que reivindica el genocidio que fue mostrado al alumnado en la Escuela Carlos Della Penna del barrio de La Bocadurante el acto por el Día de la Memoria. Del acto participaron los niños y niñas de todos los grados del turno mañana.
 “Primero me parecía como increíble –continuó–, pero después cuando escuchás a la maestra (que dijo que lo volvería a pasar) uno comprende un poco mejor su militancia, que lo hizo conscientemente. Yo estaba cuando los padres la agarraron en la puerta, porque estaba yendo a buscar a las nenas, y ella salía del otro turno, porque es maestra también de turno tarde de otro grado, y algunos padres le habían ido a hablar y ella cara de piedra, parecía una señora que no entendía lo que le decían, y la verdad que está claro que entiende lo que hizo y que lo volvería a hacer porque está convencida de lo que está diciendo. Acá lo grave es que es maestra, no que piense eso, no me importa que piense eso dentro de su casa, pero sí que se lo esté mostrando a 300 pibes, entre primer grado y séptimo”.

Sin padres

Si bien el material fue elegido por dos maestras, Noailles responsabilizó a las autoridades del colegio y a todo su cuerpo docente: “en un momento todos hablaban de que fue la maestra de sexto, pero el video lo mostró en el acto general del 24 y por eso hay una directora corrida del cargo, porque la directora no solo dice que no lo vio y que no sabía que lo iban a pasar sino que no dijo nada en el momento, y el video dura 4'14" y en todo ese tiempo nadie fue a poner stop. Yo también me pregunto qué le pasó al resto, porque hay maestras con las que yo no pude volver a hablar pero que son comprometidas, uno las fue conociendo y te preguntás qué les pasó, qué las paralizó que no pudieron hacer nada. El video se pasó completo y al final hubo como una cosa medio silenciosa y la directora empezó a aplaudir e hizo como arenga para que los demás chicos aplaudieran. Eso es lo que cuentan los nenes porque no había padres porque misteriosamente este acto fue sin padres, lo que también genera un manto de sospecha alrededor de la versión de la directora, porque en general en casi todos los actos de la escuela te dicen que vayas e incluso si no está tu nene actuando uno refunfuña porque tiene que ir, pero este acto fue sin padres. Un papá fue porque su hijo iba a leer algo que habían hecho en clase y no lo dejaron pasar. Yo no quiero ser paranoica pero sigue habiendo cosas que todavía no me terminan de cerrar”.
Respecto a cómo se enteraron finalmente los padres de la proyección del video, Noailles detalló: “estaba presente todo el equipo docente, y nos empezamos a enterar porque alguien desde adentro llama a Ana, que era secretaria en la escuela y es mamá de chicos que van a la escuela y además delegada de UTE (Unión de Trabajadores de la Educación) en la Comuna, entonces hubo llamados desde adentro de la escuela de algún docente que le avisó lo que estaba pasando. Esa fue como la máxima reacción, dos o tres maestras que le avisaron, pero nadie fue a parar el video. A mí me sigue llamando un poco la atención esa parálisis, más allá de la sorpresa, no es que dura 30 segundos y cuando caíste no llegaste a apagarlo. Es un video de 4 minutos y que a los segundos te das cuenta por dónde viene, y todavía me genera como cierta curiosidad respecto a qué les pasó a los docentes que no frenaron, si fue miedo, qué pasó”.

¿Por qué ahora?

De todos modos, la jefa de redacción del periódico barrial Sur Capitalino señaló que existen dos elementos del contexto actual argentino que pueden permitir analizar el accionar de los maestros: “creo que existe esto del terror a nivel laburo, de que estamos en un contexto de despidos, pero también hay como un manto de impunidad. Son como las dos patas del contexto, porque esto no podría haber sido quizás en otro momento, no es casual que sea ahora y entonces creo que hay como esas dos vías, es decir la cosa del que piensa esto y dice que lo va a pasar total no va a pasar nada porque hay como cierta vía libre con lo que expresan funcionarios y todo un discurso negacionista que viene ocurriendo generan que esta mujer haya podido pasar esto. La mujer estuvo otros años en la escuela, no es el primero que está, y algo le pasó que decidió pasar este video ahora; y por otro lado, esto de qué le pasó al resto que se paralizó. Creo que como contraposición de esas dos cosas, el contexto también hizo que decenas de padres reaccionáramos enseguida y generáramos lo que se generó. Éramos un montón los que nos autoconvocamos a la tarde en la escuela y se generó esto de que rápidamente un Ministerio de Educación del que podemos dudar de lo que realmente piensa o de la línea que le está bajando a los docentes, pero que tuvo que reaccionar, no le quedó otra porque fue todo tan obsceno”.

Derechos vulnerados

Al ser consultada sobre cómo fueron las reacciones de los pibes y pibas tras ver el video, Noailles relató: “el grupo de la mañana que va a esa escuela es un grupo de muchos padres bastante progre, Catalinas es un barrio de clase media que está dentro de La Boca que es un barrio popular, hay muchos padres que llevan a sus hijos ahí que forman parte del grupo Catalinas, y esos pibes que estuvieron en la panza ya yendo a marchas dudaron cuando vieron el video, volvieron a la casa diciendo ‘me mentiste’ o no entendían cómo entraba esto en lo otro, ‘vos me venís contando, vivo en este contexto y de repente me aparece este otro discurso’. Ni hablar, me quiero imaginar, en quienes no tienen toda esa base familiar con una crianza en derechos humanos y que esto debe haber entrado muy fácilmente, por eso estamos haciendo tanto hincapié en hacer un acto claro con los organismos, donde el Estado deje entrar a la escuela y se escuche la verdad, y por otro lado un trabajo todo el año porque esto no se repara con un acto en iguales condiciones, me parece que es tan fuerte lo que pudo haber calado ese video que si no laburás mucho tiempo hay un montón de pibes que no van a poder revertir eso que vieron”.
En muchos casos para los chicos es muy significativo lo que se les dice en la escuela, por lo general las palabras de los maestros quedan grabadas y se recuerdan aún siendo ya adultos: “por eso apuntamos en los derechos vulnerados de los pibes –aseveró en ese mismo sentido Noailles–, ellos tienen que ser educados en un determinado contexto, no solo curricular, sino ético, moral, de valores y acá se violaron todos los derechos de los pibes, tiene mucho más que ver que con lo del 24, tiene que ver con un montón de otras cosas. Con esto también saltaron cosas que la maestra les estaba diciendo a los pibes adentro del aula, a pibes que después estaban ahí afuera reclamando con los padres que marcharon. Por ejemplo, a uno le decía ‘el peronista’ porque en una clase ella había dicho que Perón y Evita eran malos porque le sacaban la riqueza a los ricos y se la daban a los pobres y el chico saltó y dijo ‘como Robin Hood, me parece que está bien’, y ella lo apodó ‘el peronista’. Entonces cuando no iba al colegio decía ‘che, no vino el peronista’. Eso los padres no lo sabían, o sea, el nene lo tomó de alguna manera dentro de la escuela como algo naturalizado porque recién saltó ahora, o sea empezaron a saltar cosas que ella les decía dentro del aula días antes que esos chicos no se lo habían contado a los papás”.

En carne propia

Aunque Violeta, una de las hijas de Martina, va al turno tarde por lo que no vio el video en la escuela, sí se charló mucho el tema en casa: “finalmente se lo mostré porque no terminaba de entender qué pasaba, veía que yo estaba muy conmovida y que habíamos ido a reclamar a la puerta y no sabía bien de qué se trataba, le expliqué bien que habían pasado un video con equis características, pero finalmente lo vio. Creo que cuando uno ve eso en un contexto y hay alguien que lo pueda explicar, está clarísimo, ella entendió lo que estaba pasando y entiende quiénes son los que llevan este discurso. Juana (su otra hija) está en primer grado, es más chiquita, ya tuvo una clase sobre identidad en la escuela (después de lo sucedido con el video), o sea que hubo una reacción rápida de algunos maestros para contener a los pibes. (En casa) se habló mucho y yo hablo todo el tiempo del tema con ellas, entonces es más sencillo, hablamos mucho de los intereses de quienes defienden lo que fue la dictadura, una maestra le dijo que el Estado había actuado por venganza, y eso es una mezcla de desconocimiento, yo siento por momentos falta de capacitación de los docentes, de descuido y obviamente de otros que sí lo piensan. A veces es peor, uno no se da cuenta y eso es transversal, ayer mismo una maestra de inglés le dijo ‘porque hubo guerrilleros que mataron a militares entonces cuando después los militares tuvieron el poder se vengaron’. Y no, ¡no se vengaron!, el Estado no puede tomar venganza, si alguien cometió un delito se lo mete preso, no hay un Estado que comete venganzas, por eso hablamos de Terrorismo de Estado. Creo que lo van teniendo claro, pero también esto genera por suerte debate dentro de la familia, a mí me preocupa realmente los pibes que no tienen esas herramientas, que en el barrio de La Boca son la mayoría”.

Llamativa tarea para el hogar

En la escuela de La Boca la temática de la memoria se abordó a través de distintas actividades, además del video hubo otras consignas que también alertaron a los padres: “yo ya había ido el día anterior (al de la proyección) a hablar con la maestra de Violeta que es otra, y que les había mandado de tarea que busquen para el 24 qué era subversión y qué era comunismo, entonces me pregunté qué estaba pasando y fui a encarar a esa maestra y había una cuestión diría casi que de desconocimiento, me dijo ‘no sé, yo les leí un texto que me dieron en el Ministerio y como había palabras que no entendían y que yo no supe explicarles, les dije que las busquen en el diccionario’, pero cómo les das un texto que no entendés y cómo les hacés buscar en el diccionario dos palabras semejantes, que además si no tienen un contexto y según el diccionario en que las busques podrían decir veinte mil cosas diferentes. Mi hija vino a casa, lo laburamos y lo charlamos, pero qué le pasa a otros pibes que les mandan a buscar qué es subversión”.
Respecto a cómo se trabajó la consigna en su casa, Noailles manifestó: “Pablo (Waisberg, papá de las nenas) estaba muy enojado cuando vimos la tarea, yo traté de correrlo y dije ‘busquémoslo en el diccionario y expliquémosle con nuestras palabras lo que quiere decir’; después hablamos de que había que hablar con la maestra pero no enfrente de ella, porque me parece que hay que correrla porque si no ahora todo lo que le digan (en la escuela) nada va a ser importante, nadie le va a creer, o (la maestra) va a ser una persona en la que no va a confiar y tampoco me parece que sea la manera, sí hay que alertar… es un tema complicado”.
La maestra que impulsó la proyección del video fue apartada del cargo, se le inició un sumario y ahora su caso deberá pasar por la Procuración de la Ciudad de Buenos Aires que definirá su futuro: “está ella, pero también la otra maestra de sexto porque la organización del acto fue de la dos, y la directora”, explicó Noailles, quien agregó que todo lo sucedido “generó mucha reflexión” y reiteró la necesidad de continuar debatiendo y trabajando en la escuela estas temáticas a lo largo del año para poder revertir lo que la exhibición de un video que reivindica el Terrorismo de Estado pudo haber generado.

 DESCARGAR

1 comentarios:

  1. Este gobierno macrista da luz verde a todos los fachos para apoyar expresamente la dictadura militar, así estamos...

    ResponderEliminar