13 may. 2017


Gabriela Torres, esposa del líder wichí detenido en semana santa, ya estuvo presa unos días, pero ahora pidieron su captura junto a la de otros 15 integrantes de la comunidad wichí de Ingeniero Juárez. Torres le contó a La Retaguardia, sumamente angustiada, que está "muy preocupada porque estoy perseguida nuevamente. Mi hijo tiene fiebre y no lo puedo llevar al hospital porque hay policías ahí". (Por Fernando Tebele para La Retaguardia)

La joven permanece escondida y está citada a declarar el próximo jueves. Los wichí judicializados en esta causa, están acusados por "Robo a Mano Armada en Concurso Ideal con Robo en Poblado y en Banda, Daño, Atentado contra la Autoridad a mano Armada, Intimidación Pública, Instigación a Cometer Delitos y Lesiones". Como se ve en la imagen que acompaña esta nota, son convocados a prestar declaración indagatoria y ya tienen pedido de captura. La mayoría de ellos están asesorados por el abogado Daniel Cabrera. Sus honorarios están siendo abonados por el INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas), por una gestión de Félix Díaz, el presidente del Consejo Consultivo y Participativo Indígena, que estuvo visitando a Santillán unos días después de su detención.
Las ya masivas órdenes de detención dan cuenta, o bien de una persecución de carácter político-social, o que estamos ante la presencia de una de las bandas delictivas más numerosas y peligrosas de las que se tenga conocimiento en nuestra historia. Con los antecedentes de la provincia de Formosa durante la larga gestión de Insfrán, al menos es más sencillo creer que somos testigos de una persecución, previa estigmatización a través de los medios de prensa tradicionales locales. Seguramente que el poco espacio que le han dado a esta noticia los medios tradicionales de alcance nacional, y las pocas voces que se han levantado para defender y proteger a los wichí perseguidos, alientan a la justicia formoseña a continuar con la cacería legal.
En el audio se la escucha a Gabriela Torres, conmovida, apenas conoció la noticia de su orden de detención.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario