12 may. 2017


Es una ex sucursal del Banco Mayo que cayó en desuso con la quiebra fraudulenta, donde se realizan actividades culturales y funcionan la radio La Colectiva y el canal Antena Negra TV. Ahora fueron notificados de que el Banco Central quiere recuperar el lugar e inició acciones legales. Habló con La Retaguardia Graciela Gurvitz, que integra La Colectiva y explicó la situación a Fernando Tebele y María Eugenia Otero. (Por La Retaguardia)

Foto: El espacio del Cid hace algunos años (argentina.indymedia.org)

"Para medios como los nuestros, el lugar es un problema y a éste lo estábamos llenando de actividades. Este espacio va a cumplir en julio 15 años de estar recuperado por los vecinos. Nostros desarrollamos ahí la radio hace 11 años. Junto con nosotros está Antena Negra TV y también hay cuatro familias viviendo en este momento. Si bien pensamos que este momento alguna vez iba a llegar, también sabemos que vamos a dar la lucha por todo lo que hicimos en estos años. Hay alguien que piensa que se va a volver a recuperar este lugar como una propiedad privada y por otro lado levantarse todo lo que se hizo allí a lo largo de estos 15 años", lamentó Gurvitz. "Esta demanda es de parte del Estado a través del Banco Central de la República Argentina que manifiesta una reivindicación de esta propiedad de Ángel Gallardo 752, eso ya es un poco más avanzado que un juicio de desalojo. Ya hicieron un censo, creen o entienden que saben quiénes habitan ese espacio y nos hacen esta demanda que nosotros hemos contestado", advirtió.
Gurvitz recordó que "este espacio se recuperó el 28 de julio de 2002 y estaba en desuso desde 1998 por una quiebra fraudulenta del Banco Mayo. En 2003, la jueza que estaba a cargo del Juzgado en lo Correccional Nº8 de la Ciudad de Buenos Aires, cuando hubo un reclamo de un supuesto dueño, consideró que lo que ahí se realizaba no se encuadraba en ningún delito y por lo tanto otorgó a los vecinos de la Asamblea la posesión". En este sentido, aclaró: "Por eso a nosotros no nos consideran usurpadores, somos poseedores, pero según ellos hay un dueño. En ese momento lo reclamaba el banco COMAFI que había comprado parte de la quiebra. Al no tener nada para comprobar que era dueño. Hacemos algo comunitario y para eso nos cedieron el espacio. En ese marco entran los medios y la comunicación", consideró la integrante de La Colectiva.
"Lo que nos llegó como documentación es el pedido de reivindicación de la propiedad pero ya encontramos que hay varias cosas que no nos cierran. Nosotros iniciamos una demanda con la ayuda de los compañeros de la Liga por los Derechos del Hombre (LADH) donde pedimos que nos muestren esos originales porque hay diferencias de fechas, es raro que eso sea una escritura realizada en el Banco Central donde se presentan un montón de abogados, escribanos, un plantel muy amplio para cometer esos errores", señaló. "Queremos saber también el valor del espacio porque se muestra un valor del momento del traspaso en la escritura que es irrisorio. En este momento la causa está en el Juzgado Civil Nº71 a cargo del juez Julio Fernando Ríos Becker, contestamos y estamos un poco a la espera de ver qué nos dicen. Sacaremos un comunicado, haremos actividades, festejaremos los 15 años del espacio y seguiremos ahí haciendo comunicación como corresponde. Para los que hacemos comunicación y por el derecho a la libertad de prensa y a la vivienda", planteó.
Además, Gurvitz sostuvo que "no fue fácil la asamblea en que tratamos este tema porque ir contra esto es casi decir que vamos a perder. A simple vista es lo que todos nos dicen, primero pensamos que en este momento, con lo que significa y viendo que no somos los únicos que recibimos intimaciones aunque sean todas distintas. Hay varias asambleas, algunos por un viaducto, en Juan B. Justo y Corrientes, en Villa Urquiza, en Pompeya con el espacio de Pañuelos en Rebeldía, La Alameda. Hay algo que está sucediendo en este momento. Hay un hostigamiento a este tipo de espacios, también pasa con el B.A.U.E.N. Nosotros nos dimos cuenta que no vamos contra un privado sino contra el Estado, que nos reconoce por algún lado, en el caso de los medios comunitarios, alternativos, estamos presentados, hicimos todo lo que el Estado nos pidió y nos dio los FOMECA", dijo en referencia al fondo de fomento concursable que implicó de algún modo un reconocimiento de parte del Estado. "Es decir que no pueden dejarnos sin el aire, de la misma forma que a las familias sin vivienda. Al principio nos preocupamos muchísimo y hoy tratamos de bajar esos decibeles para poder reaccionar a todo esto. Tratamos de poder difundir todo lo que nos está pasando y encontrar las formas de luchar por conservar este espacio, o uno donde podamos seguir haciendo lo que hacemos que es comunicar", aseguró.
Para La Colectiva es un momento de incertidumbre, porque siempre es angustiante no saber si te tenés que ir de tu casa, pero a la vez, son éstas las instancias que, cuando el objetivo está claro, ayudan a reunir fuerzas para relanzarse con más fuerza. Y el fin, en este caso, justifica al medio.


DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario