19 may. 2017


Se cumplieron seis días de la huelga de hambre que lleva adelante Agustín Santillán. El referente de la comunidad Wichí de Ingeniero Juárez, Formosa, está preso hace 34 días. En Enredando Las Mañanas, el programa de la Red Nacional de Medios Alternativos, hablamos con Gabriela Torres, la esposa de Agustín quien también tiene orden de captura. (Por RNMA)


Gabriela, que hace unas semanas estuvo presa durante tres días, está escondida porque hay una orden de captura en su contra y debió huir de su casa:
“Estoy un poco mal porque acabo de llamar a mi familia y la policía está ahora en mi casa buscándome. Mi hermano me llamó desde mi casa y me están buscando, pero no estoy en Ingeniero Juárez” comenzó su relato, claramente angustiada.
“Lo que más me preocupa es la salud de Agustín. Hoy cumple cinco días de huelga de hambre. Hace ocho días que no lo veo y no sé cómo estará de salud. Tengo desesperación de no saber nada de su situación, de cómo va o si va a salir pronto. Acá el juez pone trabas, cambia de fecha las audiencias y no quiere atender al abogado. Le pide audiencias y el juez se esconde, no quiere hablar con el abogado” agregó acerca del estado de salud y la situación legal de su esposo.
Gabriela debía declarar en la causa que involucra a Santillán, pero su abogado le recomendó no asistir a las audiencias hasta que no se asegure que puede continuar libre:
“Hoy tenía que declarar, pero el abogado me dijo que no vaya porque tengo orden de captura. Por eso no fui. Me dijo que van a cambiar la fecha para que yo declare. Va a pedir la eximición de prisión” contó en conversación con Enredando Las Mañanas.
“Tengo un hijo de tres años que se quedó con mi mamá. No puedo llevarlo porque ando de un lugar a otro y escondiéndome” expresó detallando la gravedad de su situación.
Además, calificó a esta búsqueda y condena social que recae en ella, su esposo y su comunidad como una persecución política y explicó por qué: “Esto es una persecución política. La gente que está involucrada, con orden de detención, es mayor. No va a andar un anciano o una anciana de madrugada intentando robar a jóvenes criollos. Esto es una persecución. Los que están citados no son jóvenes, son gente mayor. Son los que siempre reclaman por los temas de salud, educación y agua. Por eso esta persecución” enfatizó.
Por último, Gabriela Torres, desde su lugar de escondite forzado, agradeció  por “su ayuda y difundir todo lo que está pasando”.

ESCUCHAR O DESCARGAR EL AUDIO

0 comentarios:

Publicar un comentario