6 jul. 2017


La semana pasada hubo una manifestación de estudiantes que marcharon al Ministerio de Educación de la Avenida Paseo Colón. Fueron aproximadamente 2000 chicos de más de veinticinco colegios de la Ciudad de Buenos Aires que realizaron un acto exigiendo mejoras edilicias en los colegios y repudiando el ingreso de la Policía a los establecimientos educativos. Durante el programa A Mi No Me Importa, de Radio La Retaguardia, realizaron entrevistas con algunos de los y las jóvenes que participaron de la asamblea. (Por La Retaguardia)

Foto: revistavenceremos.wordpress.com

“Estamos acá cortando la calle porque hay más de 100 colegios en la Ciudad de Buenos Aires sin gas, sin calefacción. Tenemos miedo cuando vamos por los colegios de que se nos caiga el techo en la cabeza. Queremos la implementación de la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) en los colegios. Pedimos becas y viandas en todos los colegios porque hay compañeros que dependen de eso para almorzar” comenzó relatando Gabriela del Comercial 30 (Escuela de Comercio Nº 30 Doctor E. Gascon), sintetizando el espíritu de la marcha.
Otro de los puntos que tocó Gabriela fue el preocupante ingreso de la Policía en algunos colegios tanto de la Ciudad como en todo el país. Las fuerzas de seguridad no pueden ingresar en ninguna institución educativa sin el consentimiento de las autoridades de la misma. Esto preocupa y asusta a los estudiantes que son testigos de la impunidad de esta fuerza armada: “En mi colegio estamos reclamando por lo mismo que en los demás. En los colegios entra la policía, nos reprime y nos golpea. A algunos chicos quisieron llevárselos. En un colegio cercano de la zona (entró la policía). Nos afectó. Si entran acá a dos cuadras, pueden entrar a nuestro colegio también. Ya son más de diez los colegios a los que han entrado. En algunos colegios, los docentes tuvieron una reunión interna con la Policía en la cual ellos mismos los dejaron entrar. En otros, los profesores estuvieron de acuerdo con los chicos. Entraron persiguiendo a dos estudiantes. La mayoría están en desacuerdo con que entre la Policía a los colegios. Es muy triste que la Policía crea que tiene vía libre dentro de un colegio, cuando no pueden entrar y menos con armas”, lamentó Gabriela en comunicación con A Mi No Me Importa, por Radio La Retaguardia.
Uno de los principales objetivos del acto fue marcar presencia y visibilidad para que sus reclamos sean escuchados ya que en otras ocasiones que fueron recibidos por el Gobierno y no les dieron soluciones: “En la asamblea se está hablando de cómo proceder a partir de ahora. Se está hablando de por qué hacemos todo esto, para que quede bien en claro. La idea es que nos escuchen, que sepan lo que estamos pasando. La mayoría de las veces que hemos tenido reuniones con el Ministerio y gente del Gobierno, la única respuesta que hemos tenido es que los colegios están bien, que estaba bien la infraestructura. Queremos que se nos escuche, que sepan que estamos acá y que empiecen a hacerse presentes los otros colegios que tienen problemas” pidió.
La relación con los docentes, salvo en algunos casos, es buena y fomentan a los estudiantes a realizar estos actos para manifestarse en busca de un bien común: “La mayoría de los docentes, yo diría un 75%, están de acuerdo con lo que nosotros hacemos; con que nos movilicemos, con que luchemos por nuestros derechos y por lo que nos merecemos. Hay algunos profesores que no están de acuerdo. Nos dicen que está mal y nos quieren sancionar” expresó.
Respecto a la implementación de la ley de Educación Sexual Integral (ESI), Gabriela opinó que el Gobierno es quien pone trabas para no poder lograr su aplicación en las escuelas: “Nosotros en el Comercial 30 lo hablamos con los profesores. Tengo entendido que el Ministerio, la gente del Gobierno, que se tiene que ocupar de eso, tiene que bajar y hacerlo o no hacerlo. A la mayoría de los docentes les dijeron que tenían prohibido sacar algunos temas”, relató.
Otra de las estudiantes que habló de la situación de su colegio fue Amanda, de la Escuela de Bellas Artes Rogelio Yrurtia. “Está costando mover la lucha dentro del Yrurtia por un problema interno que hubo con un compañero a principio de año. Afortunadamente esta semana el centro de estudiantes se unió un montón y pudimos traer el doble de gente que veníamos trayendo a las movilizaciones a la marcha estudiantil que se organizó para hoy. Estamos organizando movidas para antes de las vacaciones de invierno” anunció Amanda.
El principal reclamo de la alumna que participa del centro de estudiantes es por la construcción de un nuevo edificio que el Gobierno les prometió construir hace mucho tiempo: “Hace más de 10 años nos prometen un edificio que no se termina de construir. El edificio actual en el que estudiamos está en unas condiciones lamentables. Se nos caen los techos, no tenemos luz, no tenemos gas. Cuando hay luz, salta la térmica porque prendemos la calefacción para no morirnos de frío. Vivimos hacinados. No hay espacio para las 400 personas que estudian en nuestro colegio solo a nivel secundario. Venimos haciendo un reclamo histórico del colegio por un edificio nuevo que queda a cuatro cuadras del actual, que no se termina de construir. Está en medio de un quilombo legal. Las empresas roban dinero, el Gobierno no se hace cargo. El reclamo principal de nuestro colegio vendría a ser este”, cerró Amanda.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario