3 ago. 2017



Se realizó un nuevo paro docente convocado por el gremio en el que se ratificó el no inicio de clases. Mariana Scayola, integrante del sindicato, dialogó con Luis Angió en el programa Oíd Mortales que se emite en Radio La Retaguardia. Además del conflicto salarial, la docente habló de las reformas que planea hacer el Gobierno en educación. (Por La Retaguardia)

Foto: ademys.org.ar

Scayola comenzó contando cómo se desarrolló la medida de fuerza y trató de explicar por qué los demás gremios no acompañaron a Ademys en la convocatoria: “Nosotros ya habíamos votado antes del receso de invierno por un no inicio (de clases) que tenía que ver con la oferta salarial del gobierno de 21%, en tres cuotas y lo terminábamos de cobrar en noviembre. Hoy la jornada estuvo muy bien. Fue un acatamiento dispar, siendo que convocaba solo Ademys. Algunas escuelas pararon por completo, en otras el acatamiento fue más bajo. Fue una buena jornada, una movilización muy importante. Hicimos una nueva asamblea. Es difícil dar explicaciones de por qué otros no se suman. Es casi como el pedido que hacemos a la CGT de que en medio de esta ola de despidos convoque a un paro general y no lo está haciendo. Sin duda lo que hay atrás son intereses donde quizás se priorizan otras cuestiones en lugar de el reclamo puntal de los docentes de la Ciudad”, conjeturó la docente.
Para entender lo escaso que significa la oferta salarial del Gobierno, Scayola lo puso en números: “Para nosotros implica un salario, con el sueldo de septiembre recién, de $13800 y que llegaría en el mes de noviembre a $14000. Estamos hablando siempre de mantener el salario del docente por debajo de la línea de pobreza. Eso en números, en plata contante y sonante en el bolsillo. En porcentaje es, de la oferta que habían realizado en marzo, 1,75% más. A eso le suman un bono risible de $400 que nos dan en noviembre, diciembre y enero. Cualquiera que vaya al supermercado sabe que con $400 no le alcanza ni para la compra del día”, aseguró en charla con Luis Angió por Radio La Retaguardia.
Desde el Gobierno están impulsando una medida para traspasar áreas de la docencia por fuera del estatuto de los maestros, lo que generaría condiciones laborales más precarias y menos transparentes. Scayola advirtió esta tendencia que ya se hizo con los docentes de idiomas y pretende profundizarse. La docente lo comparó con la intención de eliminar los convenios colectivos de trabajo en el sector privado: “Además de ese problema, nosotros estamos con un tema muy importante con los docentes de idioma. Ya existe la resolución, firmada 15 días antes de las vacaciones, de traspasar a todos los docentes de idioma de donde están ahora, sus áreas respectivas dentro de los que es la escuela formal, a una gerencia operativa. Eso, básicamente, lo que afecta es que todos los docentes que pasan a depender de esta gerencia operativa quedan por fuera de lo que es el estatuto del docente. No solo con condiciones de trabajo más precarizadas sino también con el acceso a esos cargos mucho más discrecional. Nosotros tenemos un estatuto que garantiza cierta transparencia en el acceso a los cargos y a los cargos de conducción. Si se concreta este traspaso a la gerencia operativa, la GOLE le decimos nosotros (Gerencia Operativa de Lenguas en Educación), todos estos docentes quedarían por fuera del estatuto. Como está pasando en el ámbito privado que tienen una tendencia a terminar con los convenios colectivos de trabajo, en educación también tienen una tendencia a ir eliminando lo más posible los docentes que quedan dentro de lo que es el estatuto del docente. Por eso la alerta con idiomas. Hoy empiezan con idiomas y después es muy probable que avancen con otros. De hecho, ya tienen sectores de la docencia que los están manejando por fuera del estatuto. Están contratados. No tienen estabilidad laboral y tienen condiciones de contratación bastante precarias, año a año. Entendemos que el Gobierno tiende a ese modelo de contratación dentro de la docencia. Probablemente manteniendo, mientras tanto, algunos sectores dentro del estatuto, pero con una tendencia gradual a que sean cada vez menos”, expresó su sospecha la docente.
De todos modos, el estatuto del docente está por encima de la resolución que emitió el Gobierno y es por eso que Scayola habló de un régimen mixto, manteniendo bajo el estatuto a los docentes que ya lo estén, pero incorporando por fuera de él a los que ingresen a partir de ahora: “Una de las cosas que nosotros decimos es que es una resolución y que no puede ir por encima de lo que es un estatuto, que es ley. El Gobierno lo que argumenta ante eso es que los docentes que se han traspasado no van a quedar por fuera del estatuto. Por eso nosotros advertimos que es probable que ellos mantengan un régimen mixto. Algunos, los que ya están dentro del estatuto, mantenerlos así, pero todos los que sean ingresantes que ingresen con nuevas condiciones de contratación, mucho más precarizados, elegidos a dedo y sin concurso”, explicó.
Además de Ademys, otros gremios demostraron rechazo por esta medida, algunos con mayor fuerza que otros, y alertaron sobre la avanzada que puede producirse en las otras ramas de la educación: “En general hay un rechazo a esto. El tema es que hay gremios que están más dispuestos a sostener la lucha hasta el final y realmente sostener este rechazo en medida que se concrete y tengan que anular la resolución. Hay otros que tienen comprometidos otros intereses, incluso con el Gobierno, y quizás no van a ir a fondo. Hay un rechazo rotundo de los damnificados. Todavía hay sectores que se están enterando porque sin duda los más afectados fueron los primeros que se enteraron. La medida de hoy de paro sirvió para que esos compañeros también pudieran visibilizar hacia el resto de la docencia cuál era la situación que estaban pasando. Alertar de que esto no es algo exclusivo de los idiomas sino que después va a ser con otros docentes, con los de plástica, con los de música, con los de teatro...”, enumeró Scayola.

Sobre el inicio de clases

“La medida de fuerza fue hoy. Hicimos una asamblea. Lo que se decidió fue un corte la semana que viene, con clase pública en el caso de Corrientes y una nueva asamblea la semana que viene para definir cómo seguimos, probablemente con medidas de fuerza”, informó la docente, sin confirmaciones respecto al comienzo de las clases.

Las reformas que piensa el Gobierno

Además del traspaso de docentes por fuera del estatuto, el Gobierno planea implementar un régimen en la escuela secundaria donde los alumnos participarían de pasantías para empresas y se perderían el último año de grado, a cambio de un salario bajo o sin cobrar ni un peso. Los docentes se mostraron muy preocupados y rechazaron fuertemente esta idea: “Estamos en un año de conflicto donde lo salarial tiene un peso muy importante, pero lo excede completamente. Hay una avanzada del Gobierno de reforma en todo sentido. Esto del traspaso de los idiomas es parte de eso. Se viene una reforma en técnica y una reforma en media, que fue informada hace pocos días. Fue muy rechazada por los docentes. Prácticamente, en 5° año los chicos no tienen clase. Pasarían a hacer pasantías en empresas sin paga o con paga muy baja con un discurso muy atractivo hacia las familias de salir a laburar. En realidad no es tal porque los terminan contratando como operarios básicos, utilizando como mano de obra a los estudiantes y sacándoles el 5° año de formación. Hay un marco de reforma donde se está avanzando mucho de parte del Gobierno con mucho rechazo por parte de la docencia. Excede completamente lo salarial. No está cerrado qué puede pasar y cómo va a seguir el conflicto. La reforma de media merece quizás un tratamiento más exhaustivo de lo que yo te acabo de decir, pero va a ser muy fuerte” cerró Mariana Scayola.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario