28 sept. 2017


A tres meses del cierre de la planta en Vicente López y dos de la represión contra la ocupación pacífica de los despedidos, el grupo que lleva adelante la carpa frente al Congreso Nacional presentó un proyecto de expropiación de la planta a través de  la diputada nacional Nathalia González Seligra (PTS-FIT) . Proponen ponerla a producir alimentos para escuelas y hospitales y de esa forma restituir a sus puestos a los 500 empleados que quedaron en la calle. La Retaguardia visitó la carpa y dialogó sobre este tema con Elizabeth, una de las despedidas. (Por Paulo Giacobbe y Rosaura Barletta para La Retaguardia)

"Pertenezco a una de las 600 familias que quedamos en la calle. Ayer cumplimos tres meses de pelea por nuestros puestos de trabajo, nuestra fuente laboral. Desde un principio, cuando nos echaron, denunciamos que los despidos eran ilegales. La empresa presentó un preventivo de crisis, después la quiso dibujar con que contaminaba, un montón de excusas. Era un cierre trucho, ilegal, hasta el día de hoy no tenemos respuesta favorable en el sentido de que no responde por ejemplo a un fallo a favor de trabajadores de reincorporación. Fue hace dos meses, justo el día que nos reprimieron que salió el fallo para un grupo. Ayer, como no tenemos respuesta de ningún lado, de la empresa ni del ministerio, ni el apoyo ni la ayuda del sindicato, presentamos un proyecto de ley junto con el bloque de diputados del Frente de Izquierda. En este caso, la diputada Nathalia González Seligra hizo la presentación", detalló Elizabeth. "Es para la expropiación y que la empresa se declare de utilidad pública. Es una fábrica alimenticia, nosotros recuperaríamos el trabajo y fabricaríamos toneladas de alimentos para hospitales, colegios comedores, justamente hoy que hay mucha necesidad. Así se atacarían dos problemáticas. También, en un momento se habló de que la empresa donaría al Estado la planta. Justamente ayer hicimos un corte en el Obelisco para presionar de alguna forma, para llamar la atención y que se haga oír nuestro pedido de que esa empresa sea expropiada para los trabajadores y se declare de utilidad pública", agregó.
La trabajadora especificó que "no sabemos si están las máquinas ahí. En el caso de que los fallos sean para que los trabajadores sean reincorporados, de alguna forma, se tendría que hacer cumplir o solucionar nuestro tema. Es un problema de ellos, porque si decidieron vaciarla después de habernos desalojado con represión la militarizaron, estaba lleno de policías, era imposible saber lo que estaba pasando. Entramos a la fábrica para cuidarla, que nadie se lleve nada, que no se desarme nada. Hasta el día de hoy no pudimos constatar eso. Lo que hay es una planta de purificación y tratamiento de agua. Es algo muy moderno. Estos últimos años se hizo mantenimiento, cambios, porque hubo reclamos años anteriores de que el agua no salía del todo purificada, sino con algo de contaminación", relató Elizabeth. "Por eso se hizo todo lo requerido estos últimos años. Lo que faltaría, tal vez, serían algunas máquinas. Si se las llevaron a la sede de Mar del Plata, tendríamos que exigir que traigan algunas. Hay muchas posibilidades de que esa planta se use como depósito, o para fabricar algo. La experiencia que tenemos de manufactura, de producción, de proceso de alimentos, la tenemos. Trabajamos hace muchísimos años y tenemos la voluntad, por eso estamos frente al Congreso, firmes después de tres meses", destacó.

Trabajo de hormiga por la sanción

"Lo que veníamos haciendo antes de presentar este proyecto es tener reuniones con los bloques de oposición, tanto de Cristina, con la propia Cristina se reunió un grupo de compañeras para que el bloque lo vote, lo apoye, lo impulse. Lo mismo ocurrió con el Frente Renovador, nos reunimos con Caamaño y otros diputados más. También con Randazzo. La idea de las reuniones es con el fin de que apoyen y voten esta ley de expropiación. Con el bloque oficialista hubo una reunión. No nos dijeron que la van a votar, pero hay una posibilidad de que quizás se abstengan o no vayan. Triaca, bien gracias. Hace unos días nos informó nuestro abogado de que hay una citación en el juzgado por el grupo que tienen que reincorporar. Tendría que hacerse presente la empresa en esa audiencia. Eso va a ser el 6 de octubre", detalló sobre la situación judicial.

Las mentiras de Pepsico, sindicato y Ministerio

"La crisis de la que la empresa habla no pasó. Los productos de Pepsi están en todos lados, los están importando desde Chile. Imaginate que sí hay plata para el transporte en avión pero no para la mano de obra acá como lo veníamos hacíendo hacía muchísimos años. La solución está saliendo de nuestra parte y no desde el Ministerio, ni el sindicato, responsable de defender los puestos de trabajo. Rodolfo Daer nos traicionó descaradamente, dijo que no se podía hacer nada. Nosotros queremos trabajar, es lo que planteamos desde el principio. Queremos lograr volver a trabajar. No se nos ocurre, después de muchos años, hacer otra cosa. La solución que es favorable y que pudimos dar, la dimos", aclaró. "El gobierno podría tomar cartas en el asunto. Lo que pasó el año pasado cuando se vetó la ley antidespidos fue para favorecer lo que está pasando ahora. No somos los únicos. Hay cierres y suspensiones en todo el país, se viene una reforma laboral que implica peores condiciones y más explotación para todos los trabajadores. Estamos peleando por nuestra fuente laboral, para recuperarla. Opinamos que todos deberían pelear por sus puestos de trabajo y unir toda la fuerza que hay para defendernos y estar en mejores condiciones. Para recuperar algo, para frenar esta mano dura que venimos sufriendo", planteó Elizabeth.


0 comentarios:

Publicar un comentario