5 sept. 2017


Los medios tradicionales de comunicación apenas la recuerdan. Su familia y la comunidad educativa, exigen justicia una vez más. Por eso, el lunes la movilización fue desde el ENSAM de Banfield hasta los Tribunales de Lomas de Zamora. Anahí estuvo desaparecida durante cinco días, hasta que su cuerpo apareció en un descampado de la zona. Allí también había otros cadáveres, pero tampoco la prensa se preguntó qué pasó con ellos, quiénes son, por qué. El discurso de sus compañeros es claro: ni perejiles, ni impunidad. Al tiempo que se desarrollaba la marcha, las dos fiscales de la causa pidieron el procesamiento y la prisión preventiva para los dos detenidos, Marcos Bazán y Marcelo Villalba. Es información elocuente para demostrar que no hay otro camino que la movilización popular para obtener justicia. La Retaguardia estuvo en la convocatoria. A continuación, el registro fotográfico de Agustina Salinas. (Por La Retaguardia)





  











0 comentarios:

Publicar un comentario