24 sept. 2017


Luis es abogado, sobrino del líder el PRT-ERP Mario Roberto Santucho, y habló acerca del juicio recién culminado en Tucumán. Ademá contó cómo se desarrolla el de Santiago del Estero del que también participa, como buen Santucho. Se refirió a lo que implica el apellido en toda la zona y a las luces y sombras del fallo por el Operativo Independencia, con tantas absoluciones como perpetuas, pero que juzgó como parte del Terrorismo de Estado hechos ocurridos durante el gobierno de María Estela Martínez de Perón. Fue en diálogo con Fernando Tebele y con Víctor Basterra en el programa Oral y Público. (Por La Retaguardia)

Foto: diariodeljuiciotucuman.blogspot.com.ar/

La embestida

El primer tema que tocó Santucho fue acerca de las embestidas contra los testigos y sobrevivientes que participan de los juicios. Las defensas de los genocidas buscan reinstalar la teoría de los dos demonios y el abogado dejó en claro que es algo que incluyeron en el alegato de una de las querellas. En esta charla mantenida semanas atrás, antes de su alegato, Santucho indicó: “Nosotros lo hemos padecido bastante durante el juicio del Operativo Independencia. Hemos constatado que hubo una avanzada muy fuerte, especialmente a partir del 2016. Se notó mucho con los abogados de las defensas de los imputados. Un fuerte posicionamiento político en el tema de los juicios en relación a las defensas con la imposición nuevamente de la teoría de los dos demonios. Se ha notado muy especialmente en el juicio del Operativo Independencia. Seguramente va a formar parte en esta etapa de los alegatos. Vamos a plantear fuertemente la cuestión de que aquí no hubo una guerra. Es un planteo muy fuerte que hubo en el Operativo Independencia por parte de los abogados defensores como justificativo de todo el accionar y todos crímenes que se produjeron desde el Estado. En Tucumán he notado eso. En Santiago del Estero no tanto. Es evidente que en ese sentido tenemos una serie de debilidades en relación a estas situaciones que están padeciendo los testigos, que son bastantes revictimizados. Por suerte, en Santiago del Estero hemos podido, de un modo u otro, evitar eso. En Tucumán se ha notado durante casi las 70 audiencias que hubo. En las declaraciones testimoniales hemos estado bregando con las defensas de los imputados que han planteado fuertemente el intento de revictimizar y hacer atravesar a las víctimas situaciones bastante complicadas”, relató Santucho, comparando ambas causas en las que participa.
El abogado es consciente que atravesamos un momento donde “el contexto político facilita el accionar de estas defensas”. Y fue más lejos: “Inclusive el Ministerio Público de la Defensa, que si bien es cierto que en casi todas las instancias en que hemos participado nosotros en los juicios se han limitado a hacer una defensa técnica, en Tucumán han sobrepasado esa situación de superar lo técnico para ir hacia el desarrollo y el retorno de esta teoría de los dos demonios. La cuestión de la guerra y del justificativo del operativo, todo el consabido pretexto que ellos interpretaron como que el Operativo Independencia tenía como objeto justamente reprimir a las organizaciones guerrilleras, en especial a la Compañía de Monte. Ese es en cierta manera el argumento central de las defensas de los genocidas”, advirtió Santucho en Oral y Público, por Radio La Retaguardia.

La sentencia

El veredicto dejó sabores agridulces. Convivieron seis perpetuas (Roberto Heriberto Albornoz, Luis Armando de Cándido, Ricardo Oscar Sánchez, Miguel Ángel Moreno, Jorge Omar Lazarte y Enrique José del Pino), con siete absoluciones (Omar Edgardo Parada, Ramón César Jodar, Francisco Camilo Orce, José Roberto Abba, Alberto Alfredo Svendsen, José Luis del Valle Figueroa y José Ernesto Cuesta) y cuatro genocidas con otras condenas (Néstor Rubén Castelli a 18 años de prisión, Jorge Gerónimo Capitán a 16 años, Manuel Rubén Vila a 10 años y Pedro Adolfo López que recibió 4 años).
Después de la lectura del veredicto, Santucho volvió a tomar contacto con La Retaguadia. Allí, analizó el resultado: "Ha sido importante en el sentido de que, más allá de que hubo casi un empate entre absoluciones y condenas, el hecho político en sí es muy importante porque por primera vez fue cuestionado el Operativo Independencia en su esencia. El mismo nombre, en nuestros alegatos hicimos mención al 'mal llamado Operativo Independencia'. La pregunta que nos hacíamos en ese momento era independencia de quiénes. Todos sabemos que la historia de la Revolución de Mayo es una etapa inconclusa en nuestra historia política desde hace 200 años. Entonces, cuando hablamos de independencia, y de Operativo Independencia, ¿a qué nos referimos? El decreto establecido por Isabel Martínez de Perón en febrero de 1975 fue justamente para neutralizar a la Compañía de Monte Ramón Rosa Giménez que tenía un espíritu de liberación, de recuperar la esencia de la lucha por la independencia. Gozar de los encantos de la independencia, como decía Bernardo Monteagudo. Esa generación del '70 fue de un modo u otro tomando la posta de esa generación de mayo. Hemos planteado nuestro cuestionamiento esencial hacia la denominación 'Operativo Independencia' porque es otro de los logros de la dictadura militar cuando nos referimos al embate contra la conciencia del pueblo. No hubo sólo desaparecidos, también miles de torturados, miles de presos políticos, una batalla ideológica contra la conciencia de nuestro pueblo. Por eso la denominación que hemos cuestionado durante este juicio. Además de habernos maltratado y vulnerado como pueblo, nos quitaron nuestros símbolos patrios. Es necesario recuperarlos".
Santucho reconoció, de todos modos, que hubo disconformidad en algunos sectores tras escuchar el fallo: "Durante la lectura del veredicto hubo mucha disconformidad entre los compañeros. Después hicieron una marcha por la enorme cantidad de absoluciones pero vamos a aguardar a la lectura de los fundamentos que están previstos para el 6 de noviembre. Seguramente con los compañeros de la querella vamos a evaluar las apelaciones, hay una absolución que nos resulta muy increíble como la de un militar de apellido Parada que ha sido ostensiblemente mencionado durante el debate como jefe e interrogador, y que lamentablemente no ha tenido condena sino que ha sido absuelto. Desconocemos los motivos, los sabremos el 6 de noviembre. Más allá de eso está el convencimiento de que hemos conseguido una jornada histórica y una victoria, hemos puesto en crisis uno de los engranajes en que se asentó y fundamentó el Terrorismo de Estado, que fue apropiarse de nuestros símbolos patrios. Eso es lo más importante que podemos decir sobre la lectura del veredicto. El comisario Albornoz ha sido condenado por más de 100 homicidios. Los que le subsiguieron, los otros condenados, también. Eso es muy importante y ha sido un hecho histórico. Así lo vivimos todos los que asistimos a la lectura del veredicto".
El abogado querellante resaltó un hecho ocurrido antes de la lectura: "Dejo planteada una cuestión que apareció antes de la lectura, cuando una de las compañeras del público puso un cartel que decía Aparición con Vida de Santiago Maldonado: uno de los jefes de la custodia del juicio, un gendarme cuyo apellido aún estamos averiguando, intentó que eso no se mostrara. Ahí intervino un compañero abogado, David Leiva, que estaba entre el público y él mismo tomó el cartel y se lo mostró en la cara a todos los gendarmes. De todos los carteles que estaban a la vista de los más de 271 casos que se debatieron en este juicio, les molestaba enormemente que apareciera entre ellos el rostro de Santiago Maldonado. El rostro de Santiago se mantuvo durante toda la lectura del veredicto. Es quizás otro de los logros conquistados. Seguimos la lucha", expresó Santucho a La Retaguardia.

De Perón a Morales Solá

En el camino de buscar responsables y cómplices que posibilitaron llevar a cabo el Operativo Independencia, Santucho señaló a la ex presidenta María Estela de Perón y al periodista Joaquín Morales Solá para que sean imputados en la causa. Volvemos a la entrevista mientras preparaba su alegato: “Los hechos que están juzgando son hechos que comenzaron con el famoso decreto de la presidenta María Estela Martínez de Perón del mes de febrero del '75. A partir de ahí, son hechos que se están juzgando y que se han debatido inclusive hasta mediados del '76. Se juzgan hechos calificados como delitos de lesa humanidad. Hay situaciones donde no ha sido fácil para las querellas el tema de cómo plantear situaciones. A lo largo del debate hemos hecho pedidos concretos de imputación de la ex presidenta María Estela Martínez de Perón. Pedidos que han sido rechazados. Han aparecido situaciones muy complicadas para detener a personajes muy notorios del ámbito periodístico como es el caso de (Joaquín) Morales Solá. Él aparece implicado, muy mencionado por varios testigos por su accionar cómplice en relación a la defensa del Operativo Independencia desde su lugar en La Gaceta. Aparecen fotos en la Escuelita de Famaillá. Aparece brindando con (Antonio Domingo) Bussi y otros genocidas. Hay denuncias y testimonios muy relevantes que hablan y muestran la defensa que hace este personaje sobre el accionar del operativo, especialmente sus relaciones con Bussi. (Por María Estela de Perón) se hizo algún pedido. Inclusive han aparecido testimonios fotográficos de su presencia en el Ingenio de Santa Lucía con tropas militares. Eso no ha sido considerado por el Tribunal. Hemos hecho peticiones antes y durante el desarrollo de las audiencias. Seguramente vamos a alegar en el mismo sentido. Parece que hay un blindaje alrededor de esta señora que ha impedido hasta el momento la posibilidad que sea juzgada por su participación en el Operativo Independencia”, apuntó.

Ser Santucho

El abogado se refirió a lo que significa llevar el apellido Santucho en una causa como la del Operativo Independencia. Ha sido atacado y amedrentado “especialmente por los familiares de los genocidas” dentro de un “contexto nacional que ha ayudado a los familiares de los represores”: “Están sucediendo situaciones muy increíbles. En todas las audiencias hay una Virgen de las Mercedes, que es la que se pone ahí. Los genocidas llegan, la saludan, la besan y se sientan. Cuando me toca preguntar a mí o participar en algún momento, levantan la virgen como si estuviera hablando el anticristo. Es evidente que hay una animosidad hacia el apellido. Está muy presente. Está muy notorio. Eso se ha demostrado donde casi todas las audiencias que me ha tocado participar”.

Megacausa en Santiago del Estero

“(El juicio) se suspendió porque la Cámara de Casación en fallo y merito declaró que el Tribunal que estaba actuando había demostrado cierta parcialidad. Los apartó de la causa y tuvimos que retomar nuevamente esperada una integración. Recién esto se pudo realizar ahora, a principios de mayo. Empezaron las audiencias semanalmente. Prácticamente empezamos de vuelta. Estamos ahora transitando ese tema de la declaración de los testigos con el aparato represivo en la provincia. Con el agregado también que por primera vez tenemos dos funcionarios civiles. Uno un colaborador y el otro un ex magistrado. El anterior magistrado que estaba imputado murió en estos meses. Quedó solamente un funcionario judicial que en estos momentos está en juicio. Estamos atravesando esta etapa, el ofrecimiento de la prueba y especialmente la testimonial. En cierta manera estamos muy conformes con lo que hasta el momento se viene demostrando y ofreciendo por parte de los testigos de las querellas. Más allá de la suspensión, ahora se ha encaminado muy bien el juicio. Estamos en una etapa donde se han superado ya las instancias de nulidades y vamos avanzando en el mismo sentido que en Tucumán. Más allá de todos los intentos por parte de la defensa y por parte del contexto político de ningunear los juicios y evitar su desarrollo, tiene su ritmo y creemos que va encaminado hacia la demostración de lo que a lo largo del juicio hemos constatado. Seguramente va a ser objeto de condena importante”, se esperanzó el abogado, quien se mostró conforme con el desarrollo del juicio.
Durante la emisión de Oral Y Público, el programa de los juicios a los genocidas que se emite por Radio La Retaguardia, Víctor Basterra aprovechó la situación para felicitar al abogado por su labor en la defensa de los derechos humanos: “Quería saludarlo, mandarle un abrazo y que siga adelante. La verdad triunfará. Esa es la verdad”, dijo el sobreviviente. A la vez, Santucho le solicitó su presencia en la provincia para impulsar y fomentar la continuación de los juicios a los genocidas: “Esperemos que pronto podamos tenerte por acá, por Santiago del Estero, Víctor. Vamos a ver si conseguimos una visita tuya para poder seguir difundiendo y promoviendo la posibilidad de que los derechos humanos sigan siendo una bandera para el desarrollo de nuestra nación. Es un compromiso nuestro traerte a Santiago así puedas disfrutar de nuestra región y de nuestra cultura”, respondió el abogado.

Memoria y homenaje

Todos los 19 de julio se celebra en la región un homenaje a Mario Roberto Santucho, quien ese día fue secuestrado y desaparecido por un Grupo de Tareas del Ejército argentino. Su sobrino, Luis Horacio, remarcó la importancia de recordar y respetar la historia de Santucho y del ERP con alegría y memoria colectiva: “El año pasado se hizo un cálido homenaje al comandante por los 40 años de su asesinato. En Santiago del Estero, durante el mes de julio hay muchas actividades culturales y entre ellas está la conmemoración del recuerdo permanente de ese 19 de julio. Es una conmemoración muy presente en Santiago del Estero. Se sigue recordando con mucha fuerza la memoria del comandante y de todos sus compañeros que cayeron ese día. Cuando conmemoramos los 40 años, fue una reunión donde vinieron compañeros de todo el país. Tuvimos actividades culturales. Estuvimos casi todo el día. Terminamos cantando chacareras con los actores populares y Peteco (Carbajal) hizo la famosa chacarera del ‘Guerrillero Santiagueño’. Duende Garnica y otros artistas también se acercaron para hacer su homenaje a este momento. Fue muy conmovedor, especialmente estos 40 años. El apellido Santucho, aquí en Santiago y en todo el país, fue muy demonizado. Costó y sigue costando en algunos sectores el hecho de llevar puesto este apellido. Para nosotros siempre ha sido un honor. Ahora estamos viendo que esto sigue siendo cada vez más un abrazo y reconocimiento del pueblo a aquella figura. Gramilla es un lugar histórico del origen de nuestra familia, camino a Tucumán, una posta sanmartiniana donde circuló mucha historia. Queremos que ese lugar sea general para manifestaciones culturales que tengan que ver con Santucho, pero también con el paso de San Martín, el ejército, la historia y de los guerrilleros santiagueños que fueron a poner el pecho a la revolución en el Alto Perú. Queremos rescatar también eso. Esa historia que nos sigue acompañando”, cerró Santucho.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario