9 oct. 2017




En este contexto político y económico que nos obliga a resistir, desde La Retaguardia sentimos la necesidad de hacer una jornada con nuestras compañeras y compañeros y con quienes nos muestran el camino. Además de resistir queríamos abrazarnos amorosamente. Por eso, el sábado se desarrolló la Jornada Cultural de Amor y Resistencia en el espacio de nuestro medio comunitario, alternativo y popular, en el barrio de Mataderos. Vinieron, entre otras personas que amamos y admiramos, Nora Cortiñas, Mónica Alegre, Nora López Tomé (de AEDD), Gabriela Conder (Gremial de Abogados), Eduardo Lucita (Economistas de Izquierda), Dori Faigenbaum (madre de la artista trans Effy Beth), referentes de asambleas barriales e integrantes de medios de nuestro sector. Aquí una crónica y fotos  (Por La Retaguardia)

No faltó a la reunión la gran Nora Cortiñas, que escuchó atentamente a los músicos en vivo e hizo un breve saludo en el micrófono a todos los presentes. Recordó a Susana "la negra" Caride, ex detenida desaparecida del circuito ABO (Atlético, Banco y Olimpo), y la homenajeó con una frase para toda la militancia presente: "No fumen. El cigarrillo mata y se lleva a gente joven". La cara de Nora está reflejada en varias de las fotos expuestas en la muestra de La Retaguardia, que armaron los más jóvenes. Las fotografías fueron tomadas por Agustina Salinas (como las que son parte de esta nota), María Eugenia Otero, Luis Angió, Natalia Bernades, Valentina Maccarone y Fernando Tebele. También se exhibieron dibujos de Agostina Santoliquido y Lautaro Podestá, todo con la resistencia como eje.







En la sala Cachito Fukman se presentaron los músicos. Abrió Julián Bouvier, del programa radial A Mí No Me Importa, seguido del infaltable Abelardo Martín y Hernán Bolleta. También María Eva Domínguez hizo una coreo de tango en la que bailó sola y sorprendió a todos los presentes con la innovación. Por el nombre de la sala y por la presencia permanente de Cachito en nuestros corazones, fue recordado en el cierre de la jornada, después del que siguió, de todas formas, el encuentro hasta cuando cada persona quiso.



A pesar del frío, los que no le hacen caso a Nora Cortiñas y fuman, pasaron largas horas de la noche en el patio, sin que les importara el viento. En una de las esquinas del patio, un carrito atendido por un niño que quiso colaborar, ofrecía limonada con jengibre a precio popular. Al lado de la parrilla se sorteaba el fresco, y salían patys y choris sin descanso en el horario de la cena. También disfrutaron del aire fresco y las plantas los y las niñas que jugaron a las escondidas con el mismo ímpetu del primero al último minuto. Los más chiquitos corrían, siguiendo a los grandes de aquí para allá para lograr, cada tanto, alguna que otra mirada de complacencia.





Con los números de la entrada, que venían acompañados de un bono contribución que incluía unos atractivos llaveros de La Retaguardia, las personas presentes participaron de sorteos para llevarse una foto de la muestra, un libro (Filosofía y Megaminería, de Mercedes Centena) o discos de Abelardo Martín y Alejandro Correa (de los programas Jazz en la Lectora de Vinilo y Rock & Arrabal).



La actividad respondía también a la necesidad de conseguir recursos para sostener el medio sin ningún tipo de condicionamiento político. Desde siempre proponemos pensar la comunicación comunitaria sostenida con el compromiso de todas las personas que quieran aportar sin pedir nada a cambio, como suele suceder en las empresas periodísticas, donde muchas veces la agenda queda supeditada a las negociaciones políticas o los intereses publicitarios de sus dueños.





Quienes integramos La Retaguardia recorrimos los más variados lugares y tareas, pasando por la cocina, la parrilla, la muestra de fotos, la operación técnica, la conducción, las diligencias de todo tipo, la atención de los invitados, el encuentro y el reencuentro con muchos de ellos, las charlas y los abrazos. Integrantes de los programas radiales Oíd Mortales, Tengo Una Idea, La Retaguardia, Oral Y Público, A mí no me importa, Otras Voces Otras Propuestas, América Resiste, Desde Afuera, Mis Hijos Están con el Padre, Trazos y Rostros, Sueños Posibles y Hora Libre, corrían de aquí para allá cubriendo cada espacio y a la vez disfrutando de la movida.




El micrófono abierto durante todo el encuentro dio lugar para quienes quisieran tomarlo, bajo las consignas "¿Qué amamos?" y "¿A qué resistimos?".
Pasaron entre otras personalidades destacadas en nuestras noticias habituales, además de Norita, Dori Faigenbaum, la mamá de la artista trans Effy Beth, que a pesar de su ausencia física, siempre es parte de La Retaguardia a través de su obra; Eduardo Lucita dejó una breve mirada sobre el panorama económico.







Una sonriente Mónica Alegre aseguró que "podrán quitarnos muchas cosas, pero no van a poder quitarnos la alegría". La mamá de Luciano Arruga se ganó los aplausos y más de un piropo por su nuevo look.



Participaron colegas de otros medios comunitarios, alternativos y populares, integrantes de Radio Sur, Radio Presente, FM La Patriada, Sur Capitalino, Espantarrejas (FM Riachuelo) y El Zumbido de Neuquén, entre otros proyectos comunicacionales.
En plena madrugada, no sin antes cortar la noche con mate o café para entrar en calor, los últimos comenzaron a retirarse de este encuentro indispensable de amor y resistencia con la mente puesta en una pregunta: ¿cuándo es la próxima?



 

0 comentarios:

Publicar un comentario