19 nov. 2017


Hoy se realizan elecciones presidenciales para suceder a Michelle Bachelet. Ocho son los candidato/as que se presentarán. El sistema electoral presenta algunas curiosidades. El voto no es obligatorio... pero. (Por Luis Angió desde Chile para La Retaguardia)

Foto: las 8 personas que pueden ser presidente de Chile
En primer lugar debemos decir que el voto no es obligatorio. Aunque tiene una excepción y es que si una persona nunca fue a votar a partir de la edad admitida, que es de 18 años, puede no votar nunca. Pero si alguna vez hizo uso de ese derecho, a partir de ese momento el voto se convierte en obligatorio. Extraño mecanismo que se asemeja al “juego de la mancha”, donde juegan varias personas y hay otra que tiene que evitar que alguno de ellos lo toque. Si lo toca perdió. Acá sería algo así como que si nunca un candidato lo encandiló, sigue invicto para la elección siguiente; pero si hubo algún candidato pícaro que lo supo subyugar, ahí ya perdió el invicto y deberá seguir votando cada vez que se convoque a elecciones, sean presidenciales o de cualquier otra categoría. Por eso están tan preocupados todos los candidatos para que se acuda la mayor cantidad de gente a las urnas a “cumplir el deber cívico”.
Algunos analistas políticos estimaban en los días previos que la concurrencia estará cercana a la última elección presidencial, que fue del 49% . En las últimas elecciones municipales, el año pasado, la participación ciudadana fue la más baja, con un 65% de abstención. O sea, de 14 millones habilitados para votar solo lo hicieron 4,9 millones. Se entiende entonces porque el gobierno de Michel Bachelet destinó 500 millones de pesos chilenos (aprox. 700 mil dólares) a una campaña cuyo lema es “No te restes, súmate”.
Guillermo Holzmann, magister en Ciencias Políticas, manifestó que “los niveles de abstención han ido aumentando por una apatía en contra de la clase política general”, agregando por último que  si “en Argentina, por ejemplo, que se ve un país más politizado, si las votaciones fueran voluntarias, el escenario sería similar”.
Otro tema a tener en cuenta en estas elecciones son las diversas disposiciones, normativas y prohibiciones que impone la ley electoral. Entre ellas, la prohibición de divulgar resultados de encuestas de opinión pública sobre preferencias de voto desde 15 días antes a la elección inclusive; no se puede hacer propaganda electoral en medios de prensa y radioemisoras o en espacios públicos o privados desde tres días antes; veda la transmisión de la franja electoral en la televisión desde la misma fecha que la anterior; están prohibidas las manifestaciones públicas de carácter electoral o reuniones públicas de tipo electoral entre la 0:00 del día de la elección hasta cuatro horas después de haberse cerrado el comicio; el día de la elección no podrán realizarse espectáculos o eventos deportivos, culturales y/o artísticos de carácter masivo, excepto que la autoridad del comicio las autorice expresamente. Por último, como en Argentina y otros países, reina la “ley seca”, que prohíbe que entre las 05:00 de la mañana del día de la elección y dos horas después del cierre de la votación, no se pueden vender bebidas alcohólicas para su consumo en el local o fuera de él. Todo esto bajo la supervisión y control de las fuerzas armadas y de Carabineros.
Hernán Corral, columnista del diario El Mercurio analiza ambas cuestiones: el voto voluntario y las restricciones mencionadas anteriormente y sostiene que "en un escenario de voto voluntario y con una cultura individualista, atenta a los derechos y alérgica a los deberes, esta especie de cuarentena electoral contribuye a que no haya un ambiente social favorable para que las personas concurran a las urnas y den sus preferencias por los candidatos”. Concluye diciendo que “un ambiente de mayores libertades y menos prohibiciones podría contribuir a que los actos electorales en Chile fueran más democráticos y participativos”.
Desde mi llegada hace unos días a Viña del Mar, si no fuera por los diarios y algún afiche colgado en alguna esquina o en el paseo costero en la playa, nadie diría que hoy se va a elegir un nuevo presidente. Si alguno de ellos y ellas superan la mitad más de los votos emitidos, la proclamación será esta misma noche. De lo contrario, este panorama se repetirá para una segunda vuelta.


0 comentarios:

Publicar un comentario