20 dic. 2017


Alfonso Fernández, vecino del Barrio Obrero, en el que también hubo hostigamiento de efectivos a los jóvenes indígenas, explicó cómo se produjo la represión en el Barrio 50 Viviendas de Ingeniero Juárez, y en qué condiciones se encuentran los baleados, que aún no recibieron atención médica porque las ambulancias del hospital no se acercan al lugar y ellos no quieren ir al hospital porque temen ser detenidos. Los heridos son dos, Denis Agüero fue baleado con plomo en la rodilla y Oscar Agüero, en la espalda. (Por La Retaguardia)

Foto: La herida de Oscar Agüero

Fernández explicó cómo comenzaron los hechos: "En el Barrio Obrero, aproximadamente a las 3:00 de la madrugada hubo un enfrentamiento de los chicos con la Policía. Después, a las 7:00 hubo otra vez un enfrentamiento en el barrio 50 Viviendas. Los policías hacen guardia en las esquinas. Cuando los chicos pasan al lado de ellos les largan palabras discriminatorias, les hablan a nuestros chicos insultándolos", denunció sobre el trato que reciben cotidianamente de la policía. La Retaguardia, que viajó a Formosa hace algunos meses, pudo observar el hostigamiento policial que viven los wichí y también la constante vigilancia policial en todas las esquinas del barrio, un complejo de viviendas sociales que los wichí tomaron hace 10 años cuando se enteraron de que serían entregadas a personas que vivían en la capital provincial.
En ese barrio, habíamos podido ver a Santiago Torres, también en una situación de abandono, sin atención médica, después de que la policía le quitara un ojo con una bala de goma. La misma situación había vivido también su papá. Ambos tuvieron que venir a Buenos Aires para ser atendidos, luego de la publicación de esa nota.
El problema se repite ahora: los wichí no van al hospital, porque los maltratan o los detienen, entonces quedan en sus casas, abandonados a su suerte.

La herida de Denis
Agüero.
Durante una transmisión especial que Radio La Retaguardia realizó para la Red Nacional de Medios  Alternativos, Alfonso Fernández además sostuvo que los cruces entre los jóvenes wichí y la policía son reiterados, y que cuando la policía los hostiga, algunas veces responden: "Los adolescentes les responden ya a ellos no les gusta. Después, fueron al 50 Viviendas, tenemos dos chicos que tienen las rodillas lastimadas. Uno está tirado con un balazo de plomo en la rodilla y no hay atención médica. El otro recibió una bala también de plomo en la espalda, tampoco tiene atención médica. No vienen las ambulancias del hospital a nuestro barrio. Necesitan atención médica urgente", insistió Fernández.
Al cierre de esta nota, de las 4 personas detenidas, 2 fueron liberadas porque eran menores. Los 2 mayores fueron llevados a la Alcaidía de Las Lomitas. Los 2 heridos permanecían en sus casas sin atención médica.
El referente wichí de esa localidad, Agustín Santillán, regresó a su casa hace unos días luego de haber estado un mes en Buenos Aires. Sin embargo hoy no se acercó al lugar también ante la posibilidad de quedar detenido por la policía.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario