3 dic. 2017



Durante el último programa de Trazos y Rostros  tuvimos la oportunidad de conversar con el periodista y escritor Adrián Moyano, residente de Bariloche y autor de varios libros en la temática Mapuche, entre ellos  “Crónicas de la resistencia Mapuche”, “Komütuam descolonizar la historia Mapuche en Patagonia” y su último trabajo “A ruego de mi superior cacique Antonio  Modesto INACAYAL”.  (Por Néstor Elías para La Retaguardia)


Moyano nos dejó varios conceptos que nos ayudan a pensar la situación actual desde nuevas  perspectivas para poder encontrar una nueva instancia superadora en los conflictos  territoriales  que atraviesa el Estado Argentino con dicho pueblo.
-TyR: ¿Cómo ve la situación actual en la región y la creciente violencia que viene ejerciendo contra las Comunidades del Pueblo Mapuche?
-AM: La situación actual digamos que se detona a partir de enero de este año tiene algunas novedades pero también continuidad con un proceso de largo plazo que siempre se caracterizó por el ejercicio de la violencia por parte del Estado y en forma simultánea con la llegada del capitalismo, del permanente y sistemático despojo que sufrieron las familias y las comunidades Mapuche que pudieron sobrevivir a la Campaña del Desierto. La novedad de este período histórico reciente tiene que ver con que hay una ofensiva sostenida mediáticamente y en connivencia con el Estado,  con el gobierno actual desde hace ya,  creería yo,  casi un año ¿no?  Y si bien hubo víctimas fatales Mapuche hasta en tiempos muy recientes como la década del sesenta o la década del setenta, que obviamente no ganaron tanta consideración pública, lo novedoso justamente es que en dos operativos de las fuerzas de seguridad federales en el intervalo de cuatro meses ya tenemos dos víctimas fatales. Evidentemente están operando con mucha inteligencia los adversarios del Pueblo Mapuche, porque creo yo que han tenido éxito en esta tarea de crear en el conjunto de la población una justificación de la represión y una suerte de naturalización de episodios como el que tuvo lugar el sábado último y que se cobró la vida de un joven peñi.
Me da la impresión que esta ofensiva se vincula directamente con la lluvia de inversiones que aguarda el gobierno interesando a Estados Unidos y bueno, recién leía que a fin de año se prevé firmar una tratado de libre comercio con la Unión Europea y uno puede dejar de vincular esta virulenta ofensiva con esas intenciones económicas.
-TyR: Llegan en algunos días representantes del G-20 a Bariloche y están esas especulaciones económicas que usted menciona con EEUU y con la UE ¿Tiene esto relación con la necesidad de “limpiar” el territorio y aleccionar a otras comunidades frente a posibles protestas durante el encuentro del G-20?  ¿Cómo se percibe en la región?
-AM: Bueno, yo creo que hay una vinculación  directa. Obviamente ésta es una perspectiva del activismo y la militancia Mapuche más comprometida y  con chances de seguir este tipo de acontecimientos. No perdamos de vista que cuando asumió el actual presidente, no recuerdo con precisión pero yo creo que fue en la misma  semana o a la semana siguiente, voló aquí a Villa La Angostura y se entrevistó con Joe Lewis, unos de los señores feudales que, proceso de extranjerización de la tierra mediante, se hizo de vastas extensiones de tierra y de nacientes de agua aquí en la región. Son evidentes y no los consiguió, ni consigue  disimular, los vínculos económicos y hasta políticos que debe tener el actual presidente con este pretendido eco-magnate. Después por otro lado también es evidente que el gobierno actual llegó al poder con el respaldo  del sector que se benefició directamente de la Campaña del Desierto, con solo repasar los apellidos de algunos de los Ministros queda clarísimo y si alguien tenía alguna duda, la designación de hace diez o quince días  del nuevo Ministro de (la ahora cartera de) Agroindustria hecha más luz sobre el asunto; de manera que hay encarnado actualmente en el poder en Argentina gente que esta históricamente enfrentada con el Pueblo Mapuche, porque es la que se benefició directamente, materialmente me refiero, de la servidumbre, de la mano de obra esclava, además del latrocinio de sus espacios territoriales.  Y también, creo yo que desde la perspectiva de una lectura nacional, se ha advertido que a diferencia de otros pueblos originarios, entre otras experiencias, recordemos que son 36 pueblos los que están concentrados bajo la jurisdicción estatal argentina, digamos que el Pueblo Mapuche ha sido capaz de generar no solamente en tiempos históricos una resistencia que se prolongó durante trescientos y pico de años, sino que también en el presente es uno de los que más aceitadas tiene sus organizaciones y su capacidad de resistir. No me parece casual esta ofensiva a título de aleccionamiento ante otros espacios de resistencia teniendo en cuenta, me parece a mí y en verdad no solamente es una opinión mía sino lo que hablamos entre compañeros y compañeras que por lo que mencionabas vos recién, se viene o ya está en curso una  profundización del extractivismo y buena parte de los proyectos que desarrollarían en Patagonia, están en espacios de comunidades Mapuche.
-TyR: ¿Cómo se da allá este fenómeno de estigmatización de todo aquello que tiene que ver con lo Mapuche vinculándolo a la construcción que se hizo de la R.A.M.? ¿Cómo se vive en la zona esto que se “gatilla” desde los medios concentrados nacionales y se multiplica en la grandes urbes del país?
-AM: En primera instancia con gran estupor. No solamente por la ecuación Mapuche = Terrorista que pretende instalar el coro de medios adeptos al gobierno nacional, sino también por lo sostenido en el tiempo, porque lleva unos once meses desde que arrancó esta campaña y lejos de cejar se profundiza. Yo la verdad que no les presto atención a los medios de Buenos Aires, por cuestiones te diría,  de salud mental, pero recién me contaban que es habitual en algunos medios vincular al Pueblo Mapuche o a las organizaciones Mapuche o directamente a la comunidad que fue agredida el último sábado, con ISIS  ¿no? Es realmente un dislate. Es una cuestión que no tiene ningún asidero, como tampoco tiene ningún asidero la descripción de lo que sucedió el último sábado en cercanías de Villa Mascardi cuando el Ministerio de Seguridad  hizo suyo el informe de Prefectura, que habla de formaciones adiestradas, de armas de grueso calibre…Los que estamos cerca del asunto encontramos mucho paralelismo con lo que viene sucediendo en Chile desde 1997 aproximadamente, cuando empezó la aplicación de la Ley Anti-terrorista para reprimir las legítimas demandas Mapuche y evidentemente hay un modelo que se está copiando y mejor,  y se está profundizando porque previamente hubo una campaña mediática que hay que admitir está siendo exitosa porque vastos sectores de la población argentina tienden a naturalizar la represión inclusive a justificar la muerte de este joven, donde a uno le llama la atención la ausencia de humanidad ¿no?...Bueno justamente la vieja treta del conquistador colonial a lo largo de siglos de historia ha sido deshumanizar al adversario y estamos viendo como una vez más se insiste con ese plan. Se deshumaniza a los integrantes de un pueblo que justamente, como pueblo, tiene múltiples expresiones. Rápidamente te puedo contar que hay mil setecientas y pico de comunidades del lado chileno, alrededor de trescientas del lado argentino, más las organizaciones urbanas, alrededor de tres o cuatro por ciudad según la importancia de la misma; en ese espectro si le diéramos entidad a la R.A.M. sería una sola visión del asunto
-TyR: Sabemos que Bariloche y otras ciudades de la región también tienen un fuerte componente racista en sus cuadros medios ciudadanos, por historia de inmigración y por diferenciación con lo indígena en general. ¿Cómo se vive en la zona esta militarización y este momento del conflicto?
-AM: Bueno, la novedad es la dimensión nacional del asunto y la ofensiva sostenida desde los medios que irradian desde Buenos Aires. A nivel regional no es tan novedoso porque los medios de alcance local o de distribución regional siempre han cumplido la función de estigmatizadores, de replicar la historia que se ha construido para justificar la agresión colonial y la perpetuación de la postergación Mapuche. Lo que si se nota es que estos sectores se sienten habilitados por la marea que viene desde Buenos Aires y desde la casa rosada.
Este racismo que apuntas no es una novedad para nosotros. Obviamente nos incomoda. Obviamente está presente, caminamos con precaución por las calles, vamos con algún temor a nuestros puestos de trabajo, pero no es novedoso. Lo que sí es novedoso y evidentemente están aprovechando el viento de cola que llega desde Buenos Aires como dicen los economistas. Te doy un ejemplo, el jueves pasado la cámara de comercio de Bariloche felicitó a las fuerzas de seguridad por el desalojo que habían  perpetrado en horas de la mañana en Villa Mascardi.
Cerrada la nota Adrián Moyano se despidió de su interlocutor y de la audiencia con el deseo de cruzarnos nuevamente a la brevedad y ojalá en circunstancias más gratas.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario