29 dic. 2017


El comunicador popular Óscar Delgado - militante de DDHH, integrante de Radio Capoma y la RNMA - , el joven Molina - hijo de uno de los trabajadores del ingenio La Esperanza-, Sergio Juárez y Néstor Bautista, secretario general y secretario gremial del SOEA, respectivamente, acaban de recuperar su libertad. (Por RNMA)

Foto: los sindicalistas (con camisa y chomba), Delgado (de negro) y el hijo de un obrero (camiseta de fútbol), tras ser liberados.

Tras más de una semana de estar detenidos -la mayoría de ese tiempo sin conocer sus causas, finalmente excarcelables-; tras pasar una navidad "demorados" (eufemismo para negar que estaban irregularmente detenidos y encerrados) en un penal, al que fueron traslados de madrugada; tras las dilaciones asombrosas para la firma de un cese de detención casi innegable, los 4 detenidos que quedaban luego de la represión del pasado 20 de diciembre a los obreros del ingenio La Esperanza fueron liberados.
Cerca del mediodía de este viernes llegaron desde el penal de Alto Comedero a la Comisaría 9 de San Pedro de Jujuy, esposados -sin que hayan dado siquiera un eufemismo para ello-, para recuperar su libertad, aunque el proceso sigue.
La represión, la rápida caracterización gubernamental de "delincuentes", las dilaciones, las incongruencias legales que asombrarían a un novato y hasta a un lego demuestran qué tan lejos estaba esta liberación de los designios estatales.
Fue la presión popular la que los liberó. Fueron las familias acampándole en la puerta a la Justicia,. Quienes se movilizaron al penal. Quienes hicieron llegar desde distintos puntos del país como un grito su apoyo a la justa lucha y repudio a este accionar estatal, grito que escaló desde aquella ruta 34 hasta las redes, e incluso hasta algunos organismos internacionales. Fue la difusión permanente de los medios comunitarios, alternativos y populares, que mostraron la verdadera cara de la Justicia y del gobierno jujeño.
Todas estas voces lograron la libertad de los últimos detenidos pero de carambola lograron también defender al tan mencionado como vapuleado por el oficialismo nacional y provincial: el llamado estado de derecho.
Se logró mucho, pero a la vez es sólo un paso, sigue la lucha por los despedidos del Ingenio La Esperanza, sigue la lucha por un salario digno, justo y a tiempo.
Bienvenidos los 4, y a seguir la lucha.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario