23 feb. 2018



El pasado sábado 10 de febrero del corriente, en la Plaza de Lomas de Moreno (Moreno norte), alrededor de las 15:30 horas de la tardecita, comenzaba el Festival Antirrepresivo, organizado y convocado por la Comisión Contra Las Causas Armadas, por madres de muchos pibes y pibas que hoy, están en la cárcel injustamente, por ser pobres. (Texto de Julian Bouvier y fotos de Juan Cicale para La Retaguardia)

Las policías locales muchas veces, otras la Federal y ahora también la Gendarmerìa Nacional, se encargan de inventar o atribuirles delitos a pibes y pibas que no los han cometido, que muchas veces ni han estado cerca del lugar de los hechos, fraguando y manipulando pruebas en su contra. Como explica Claudio Castro, quien fue victima de un armado de causa por la cual estuvo 30 días preso: "Muchas veces son ajustes de cuentas entre policías, narcos, y como necesitan un perejil, te agarran a vos, sabiendo que no sos nadie, que sos pobre".

 
Justamente, el primer testimonio fue el de Claudio Castro, quien en 2014 fue acusado de matar a un capitán de Policía, junto a su hermano y a otro joven. A Claudio le siguió Fabiola Aguirre, la madre de Diego Chavez, un pibe de Moreno acusado por el asesinato del policía Local Josè Manuel Fernàndez, y detenido desde noviembre de 2015. En consonancia con el relato de Claudio, y mostrando un precedente que pareciera ya ser un modus operandi, Fabiola relató lo que le decía uno de los policías de la DDI (Dirección Distrital de Investigación) de Rodriguez: "Necesitaban un perejil para resolver este caso, porque estaban cerca de las elecciones". Aquí de las mismas palabras de un policía se puede ver la lavada de cara del Estado, en forma tanto de Policía, como también de jueces y fiscales, quienes hacen caso omiso, sabiendo aún que estxs pibxs están siendo acusados injustamente, haciendo de su juego electoral el calvario de las personas más pobres.

 
Además estuvo Emilia Vassallo, madre de Pablo "Paly" Alcorta, pibe de 17 años asesinado por Diego Tolaba, de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, quien actualmente sigue en actividad, prestando servicio en la Policía Metropolitana en la CABA. Desde ya que la jornada por la libertad de los pibes presos, se suma a una búsqueda de justicia ante tanta impunidad policial y estatal, por lo tanto se organizan y acompañan la lucha también de madres de pibes victimas de gatillo fácil, y de diferentes causas en las que las personas perjudicadas siempre son las de abajo. Decìa Emilia, interpelando al sentido común que prima en nuestra sociedad: "la gente que pide mas mano dura no sabe lo que es la represión, no saben lo que es que te maten a un pibe, los pibes necesitan oportunidades, necesitan trabajo,educación."
Se sumaron las palabras de Mayra, hermana de Yanina Farías, quien quebrada porque su hermana está detenida desde agosto de 2017 acusada de asesinar a su hija de dos años, tuvo que dejar el micrófono para que Carina Leguizamón, compañera de la Red de Mujeres de Moreno, relatara tal injusticia. Mayra Humerez afirma que su hermana es inocente y víctima de Alfredo Leguizamón, quien efectivamente asesinó a la niña.

 
Siguió Sandra Gomez, madre de Omar Cigarán, un pibe de La Plata, victima también de gatillo fácil, asesinado por el custodio de calle, Diego Flores quien el mismo día del festival, estaba siendo absuelto de la causa del asesinato de Omar. Desde ya, que el acompañamiento de las familias se hizo notar a cada momento, no solo a Sandra, sino además a cada madre o familiar que daba su testimonio, que difícilmente no se quebrara en llanto al recordar las injusticias que están viviendo. Luego, siguió el testimonio de Marìa Viera, madre de Fabián Gorosito, quien fuera encontrado muerto en 2010, en una zanja en Mariano Acosta, Provincia de Buenos Aires.

Se iba adentrando la tarde, algunas familias iban llegando desde diferentes puntos de la Provincia, concentrando en la Plaza y haciendo oír sus reclamos a toda persona que estuviera dispuesta a escuchar. La próxima fue Marta Montenegro, madre de Rodrigo Montenegro, acusado de un homicidio por el cual está preso hace casi 6 años. La abogada que tomó el caso en su momento, cuando salió del juicio en el que a Rodrigo le dieron 20 años, le pidió perdón a la madre porque "en sus 20 años de carrera como abogada era la primera vez que condenaban a alguien sin pruebas". 
Hacia el final escuchamos el testimonio de la madre de Jose Luis Orellana, a quien le habían armado una causa por el supuesto homicidio a un custodio de supermercado. Fue golpeado, apuñalado y sufrió todo tipo de violencia, pero luego de que la familia se moviera por cielo y tierra, lograron la libertad de su hijo.
Por ultimo se acercó el padre de Elias Wolfsteiner, quien con el acompañamiento de Fabiola, nos contó que Elias fue detenido en el pasado Mayo por Gendarmería, falsamente acusado del robo de una moto.
Además de los testimonios de las familias, acompañaron la jornada artistas plásticos que recordaron cada nombre de cada pibe o piba presa o asesinada por la policía, y algunas canciones de músicos, que sumamos nuestra adhesión y nuestra voz a los reclamos: ¡Basta de Causas Armadas! ¡Basta de Gatillo Fácil! ¡Basta de criminalizar a la juventud! ¡Ni un pibe o piba menos, ni una bala más! Primero escuchamos al Mono (Anarkumbia Tirapiedras), luego a ¡Pica para Todxs mis compas! y por último, al cantor popular Abelardo Martín, quien con sus canciones y su energía luchadora nos sigue invitando a no quedarnos inmóviles, ni en silencio.

 
Se remarcó la importancia y necesidad de contar con mayor difusión de estos casos, de generar en los barrios más acciones, màs actividades, interpelando a las familias a que cuenten sus testimonios, y a que acompañen las luchas, teniendo en cuenta que el estado va a tener que seguir llenando las cárceles, para continuar con su negocio criminal, con su corrupción policial, con su complicidad judicial, para alimentar las bocas de quienes nos están apresando y recortando la libertad. Y que para eso, van a seguir encontrando "perejiles", que no casualidad, van a ser esos pibes, de aquellos barrios, que son blanco fácil por usar gorrita o simplemente, por ser pobres. 
Estos casos, que no son ningún invento del macrismo, teniendo en cuenta que muchos vienen arrastrados de gobiernos anteriores, sí vienen en escalada de la mano de la represión policial, y el Estado de excepción al que nos está embarcando este gobierno.
Pero como afirma Claudio Castro, "el Estado en los barrios solo existe en forma de represión, de policías, por lo tanto, la única forma que tenemos nosotros los pobres, de sortear estas situaciones es organizándonos y saliendo a las calles a pelear por lo que es nuestro".





1 comentarios:

  1. Fuerza en esta y todas las luchas tan importantes que hay que transitar para poder al menos visibilizar semejantes barbaridades que ocurren diariamente. La única manera de hacerle frente es luchando, mostrando y perdiendo el miedo que se nos impone, de eso viven y por eso nos manejan, generando miedo, haciéndonos a lxs pobres más pobres, a lxs ricxs más ricxs y poniendo la palabra pobreza como sinónimo de *delincuencia *miedo, etc. Lxs banco y admiro profundamente. Gracias!

    ResponderEliminar