2 feb. 2018


Dentro de la gran cantidad de trabajadores y trabajadoras despedidas en todo el país, tal vez el conflicto de Río Turbio (Santa Cruz), o del Turbio, como les gusta decir a los pobladores santacruceños, no está ocupando el lugar que debiera en los medios de comunicación tradicionales, y en los alternativos tampoco. Lo que está sucediendo en Río Turbio no solo significa una ola de despidos más, sino también un gran pérdida para las economías regionales. Estos lugares de la argentina, viven pura y exclusivamente del yacimiento. La presencia del yacimiento multiplica la ocupación para trabajadores y trabajadoras de la educación, de la salud, etc. Hoy son 500 los despidos en YCRT (Yacimientos Carboníferos de Río Turbio). En el programa Tengo una Idea de La Retaguardia, Graciela Carballo y Nicolás Rosales, entrevistaron a Javier Also, trabajador de la mina, integrante del gremio ATE, y encargado de prensa. (Por La Retaguardia)

Foto: Infonews.tv

Despidos, mina tomada

Javier Also, trabajador del yacimiento minero repasó la situación: “215 telegramas teníamos aproximadamente hasta la semana pasada. Les comento que hoy (por el martes), hemos recibido 500 más o menos de telegramas a los compañeros de acá de la empresa YCRT. Río Turbio y 28 de Noviembre viven exclusivamente de la minería. Su historia está basada en la minería. Se imaginarán lo que son 500 despidos, es algo trágico para el pueblo. Aparte en esta zona sur, no tenemos nada cerca. Tenemos lo más cerca, que es Río Gallegos, que está a 300 km. aproximadamente. Acá, si esto se llega a cerrar, o se llega a privatizar, o se llega a disminuir la cantidad de trabajadores, esto quedaría como un pueblo fantasma, porque lamentablemente estos pueblos se deben a la mina”.

Como en los '90 y el orgullo de ser minero

“Esto ya se vivió en los '90, bueno aproximadamente 1000 trabajadores (debieron irse de la empresa). Fue un retiro voluntario que lanzó el gobierno. El interventor de la empresa es un nacido y criado como quien les habla. Es quien está persiguiendo a los compañeros, está despidiendo a los compañeros sin causa alguna. Porque acá a todos los que despidieron, no hay ningún ñoqui, todos compañeros que nos encontramos dentro de mina, bajo un cerro, o los que trabajan afuera de mina. Son todos que le ponen el lomo día a día. Y el trabajo minero no es una joda, el trabajo minero es uno de los más peligrosos de acá de la argentina, y te podría decir del mundo. Uno no sabe, si bien entra a mina, no sabe si va a salir vivo, porque es la realidad. Es un trabajo muy crudo, es trabajo de un cerro, hay muchísimo accidentes, y muchas veces se lleva la vida el trabajo en este cerro. Entonces, qué decirte... bronca, impotencia, todo junto tenemos acá", contó Also. También rescató la solidaridad que están recibiendo: "Lo lindo de ser pueblo chico, es que están todos unidos. En estos momentos se realizó una caravana (en el audio pueden oirse las bocinas de autos que pasaban) desde 28 de Noviembre hasta Río Turbio, pasando por la empresa. Hay más de 7 u 8 km de autos, para que te des una idea. Tranquilamente hay 700 u 800 autos recorriendo en este momento en caravana, en apoyo a los compañeros mineros”, dijo Also en el diálogo con Rosales y Carballo.

Mina tomada y resistencia

El afiliado de ATE detalló las medidas que tomarán: “Vamos a seguir con distintas actividades. La boca de la mina está tomada, están los compañeros, siguen esperando, como esperamos todos, una respuesta favorable, que reincorporen a los compañeros. Acá, si a uno lo echan, ¿que va hacer en esta zona? Uno acá ya tiene su vida, su familia. Han hecho un desastre, es una carnicería lo que está haciendo el gobierno de Macri.  El ejecutor local que es Zeidán (Omar, interventor de YCRT), y de ahí para abajo. Entonces, esto es una masacre, es algo muy doloroso. Porque el pueblo es unido, acá uno va al shopping, o va a comprar a la carnicería, la verdulería, y todos de conocen. Y hoy que nos estén tocando a un compañero es como que nos estén tocando a la familia", compartió.

Gendarmería en el lugar del conflicto

Also se refirió a la posibilidad de represión ante el reclamo por los despidos: "(Sergio) Lumachi, que es el coordinador general, que es uno de los dirigidos por Zeidán, mandó a llamar aproximadamente a 200 gendarmes. Teóricamente, en su relato acá en los medios locales, es para cuidar el bien del Estado. Cuando al bien del Estado ellos se lo están llevando, ellos están despidiendo a los compañeros, esa es la cruda realidad. Acá seguramente se habrá encontrado con la sorpresa de que el pueblo se unió, y que si quieren venir a reprimirnos, ¡que sepa muy bien que con 200 gendarmes no va a hacer nada eh!, porque acá somos un pueblo que está unido y se ve en este momento que se los estoy comentando yo que sigue la caravana de autos", indicó.

Vivir de las minas

“Yo soy de la zona, nacido y criado, tuve a mi abuelo que se jubiló en mina, tuve a mi viejo que se jubiló en mina, de generación en generación, y sigo yo laburando. Yo también fui uno de los que recibió el telegrama de despido. Acá también hay gente del norte, nacidos y criados como yo acá en el sur. Imagínate en el caso mío, ¿que voy a hacer si me despiden? Yo tengo la casa, tengo todo acá, ¿qué, me voy a ir a otro lado?", se preguntó.
"También están mintiendo. Dicen ahí 'vos pedís el retiro voluntario y nosotros te vamos a ofrecer trabajo en la represa de Santa Cruz'. Es totalmente una falacia. Hay gente que ya está instalada, que tiene su familia, ¿cómo se van a ir? Aparte que no hay nada firmado, no hay un memorándum, nada que vos digas que tengas la posibilidad de trabajar si pidieras el retiro voluntario. Acá siguen intimidando a los compañeros. Esto es un caos, el pueblo es un caos, quiero que se sepa a nivel nacional. Estamos haciendo lo posible, y agradezco a ustedes. los medios, estoy hablando con muchos medios por día, y quiero que vean la realidad que está sufriendo la mina de Río Turbio”, aseveró.

No les cierran los números

Por último, dio cuenta de los cambios desde el inicio de la intervención: “Acá todos somos un número, y si no cierra... bueno... van despidiendo, van achicando. Esta intervención fue hace dos años, y no pudieron poner un módulo en marcha (parte de la estructura productiva) para producir energía y entonces estuvieron dos años para hacer algo y no hicieron nada. Se les acabó el tiempo, y lo único que hacen es despedir a nuestros trabajadores. Esta intervención no ha hecho nada desde que asumió. Primero reducen a la mitad la planta de los trabajadores, después privatizan, y manejan ellos lo que es el tema de energía. Estos inoperantes que tenemos de intervención no lograron hacer nada en dos años, y  tuvieron todas las posibilidades. Lo que más duele que el interventor, Omar Zeidán, es un hijo del pueblo, es nacido y criado como yo. Y él mismo es el ejecutor de los despidos de los compañeros. El está en Buenos Aires, acá no se aparece, él dá las ordenes y larga comunicados desde allá. Acá nosotros queremos verle la cara, y que él de las explicaciones pertinentes de por qué está haciendo esto. Desde Buenos Aires cualquiera maneja, y él también lo sabe, y como yo dije, cada uno cosecha lo que siembra, él está desangrando al pueblo. Y tampoco sé si le dá la cara para venir a hablar acá con todos los mineros, que los está dejando sin trabajo y sin pan para sus hijos”, terminó con dureza.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario