6 feb. 2018


El sábado pasado, La Retaguardia acompañó a los trabajadores y trabajadoras de la TV pública, tras la avanzada sobre el canal por parte del área de programación dirigida por Lombardi. En esta censura y apagón informativo, no se emiten los noticieros del fin de semana. Por esa razón, se llevó a cabo un noticiero online que se viralizó por las redes sociales. El montaje fue sobre la entrada de Tagle, en la vereda del canal, con el acompañamiento de organizaciones sociales y el público que se acercó hasta allí. La movida estuvo organizada por los propios trabajadores del canal, con la colaboración del SIPREBA (Sindicato de Prensa de Buenos Aires), y la Izquierda Diario, quien aportó el soporte tecnológico para la correcta transmisión. Aquí una crónica de la jornada. (Texto y fotos de Nicolás Rosales para La Retaguardia)


El noticiero comenzó con exactitud a la hora prevista, justo a las 18 hs, con la puntualidad que exige un programa informativo, cualquiera sea su formato. Lo que quizás llame más la atención es lo que pudimos observar del detrás de escena. Productoras/es corriendo de aquí para allá, coordinadores de aire, técnicos, camarógrafos, sonidistas, periodistas. Gran cantidad de puestos de trabajo involucrados y entrelazados para llevar a cabo un noticiero televisivo. Con tiempos cortos al aire, los periodistas anunciaban informes y en algunos bloques realizaron entrevistas.
Pero esta vez con un condimento más que especial: estar saliendo al aire de una manera autogestionada por los propios trabajadores y trabajadoras del canal.
En el noticiero se visibilizaron los diferentes conflictos que recrudecieron durante el verano. Cabe recordar que el recorte en horas de transmisión incluyó que ya no salgan los noticieros del fin de semana durante todo el mes de enero. Entre las noticias más destacadas, se puso foco esencialmente al cierre de la fábrica Fanazul, los conflictos de prensa como el del Canal de la Ciudad, el intento de cierre del Ballet Nacional, y también informes deportivos, culturales y musicales.
En las tomas aéreas durante la emisión, se pudo leer claramente un cartel que decía “No al vaciamiento en la TV pública, en defensa de los medios públicos, trabajadores de la televisión pública argentina".


Entendemos que este es un hecho inédito, en la historia de la televisión pública argentina. El noticiero estuvo al aire por casi dos horas en la puerta del canal. Al finalizar, pudimos conversar con algunos protagonistas de la emotiva jornada.
Entre ellos Hugo “Cachorro” Godoy, Secretario General de ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) Nacional quien nos aportó su reflexión sobre esta iniciativa: “la verdad que esto es maravilloso, una iniciativa de los trabajadores de la televisión pública y del Sindicato de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires muy importante. Porque demuestra el amor que los trabajadores tiene por su laburo. Y la defensa que hacen por el organismo. Su trabajo no es solamente su salario, es el servicio de la información al servicio del pueblo frente a la barbarie del gobierno que es querer vaciar y cerrar la televisión pública. O vaciar  y cerrar Radio Nacional, que es la red más importante de radio que hay en toda Latinoamérica, con 49 radios desparramadas en todo el país con la posibilidad de que se comuniquen los argentinos en los lugares más recónditos”.
Godoy hizo un repaso sobre la ola de despidos a nivel nacional en el ámbito estatal y también en el sector privado empresarial.  En este sentido aseguró: “nosotros desde ATE estamos en cada una de las luchas; desde nuestro sector y siendo solidarios como lo estamos siendo con los compañeros de Sipreba en todas las luchas, porque entendemos que la única manera de ponerle límite a esto es en las calles, en el debate democrático entre los trabajadores. Construyendo un nuevo modelo sindical que integre y fortalezca una dinámica diferente, de un sindicalismo diferente”.
Y agregó: “no tenemos que unirnos solo por el espanto, hay que unirse en torno de una propuesta, y los trabajadores demostramos acá que tenemos propuestas, de los que se puede hacer con el Estado poniéndolo al servicio de las mayorías populares. Para que a la propuesta del neoliberalismo no sea volver al pasado, sino una perspectiva nueva que generemos los trabajadores”.
Por último el dirigente sindical anunció que “el día martes nos vamos a reunir la conducción nacional de ATE, la conducción nacional de la CTA, y también con un conjunto de gremios entre los que está Sipreba, Aceiteros, las distintas organizaciones de la CTA, el Sindicato del Neumático, y vamos a proponer realizar un paro con movilización el 15 de febrero próximo. Y alentar a que se sumen otras organizaciones y en esa fecha o en otra poder concretar un paro nacional”.


La voz de los trabajadores/as de la TV pública

La Retaguardia dialogó también con los y las trabajadoras del canal. Eduardo Bernal, editor del noticiero, nos manifestó: “estamos muy contentos, porque como idea (trasmitir el noticiero en la vereda) nos pareció muy interesante y ahora que lo concretamos lo vemos como algo muy bueno. Nos sentimos bien, y es una forma más de lucha. Lo que estamos haciendo es mostrar lo que hacemos y lo queremos seguir haciendo. El gobierno está haciendo un esfuerzo por vaciar este canal. Y nosotros estamos luchando para impedirlo, como muchos otros sectores del país. Es un ajuste en el Estado, es un ajuste a lo público, es un ajuste a los valores de un pueblo.
Además reflexionó: “creemos que la información es una cosa central, que la censura es algo muy grave, que levantar noticieros genera censura directamente. Lo que ha hecho el gobierno es eso, dejar a la televisión pública sin contar lo que pasa. Y nosotros somos el único canal público, somos el único canal que llegamos a todo el país. Hay mucha gente que no tiene plata para pagar un cable, o para tener acceso que tiene mucha gente que está mejor económicamente. Para esa gente laburamos nosotros, que creemos que es más importante que la gente que tiene recursos.
La información no es una mercancía, tiene que haber garantías para los espacios minoritarios, para las partes débiles de nuestra población que solo son respetadas desde lo público, lo demás va al negocio, y la información no debe ser una mercancía, es un derecho humano. Es algo que sabemos todos, pero bueno, está bueno que esté en práctica. Nosotros estamos tratando de luchar por eso”, expresó, retomando el concepto que utilizamos como consigna esencial en nuestros medios: la comunicación no es una mercancía.

Achicamiento

En cuanto al achicamiento agregó: “en la semana, nuestra manera de cubrir la noticia es muy difícil, es desastrosa, no estamos trabajando como nos gusta a nosotros. Hay muchas notas que no podemos llegar a cubrir. Hay notas que no tenemos camarógrafos porque hay compañeros que terminan su horario y, como cortaron las horas extras, no hay manera de hacer una cobertura distinta. Y la noticia no te pide permiso, van varios equipos que trabajan de noche, desde temprano, se quedan varias horas. Y es una forma de desinformar. Esto está afectando a la programación artística, que incluye a otros compañeros de otros gremios. Estamos haciendo un canal repitiendo películas”, diagnosticó.

¿Diálogo?

En relación al diálogo con los directivos del canal dijo: “hay diálogo, pero es un diálogo que está trabado por una lectura de planilla de Excel, donde lo económico es todo, y donde si los números no cierran, rompen todo, hacen desaparecer lo que sea. Hacen desaparecer las horas extra de un día para el otro. Junto a eso decidieron paralizar al canal, atrofiar las noticias, atrofiar la programación y a nadie le importó nada. Y la cuestión pública que va con esto, para ellos es un daño colateral.
“Yo entiendo, y es un opinión personal, que representan a un sector de la sociedad que no tiene las necesidades básicas insatisfechas, es una parte de la población que no le interesa lo que pasa en el resto del país. Y para eso está lo público”.



La lucha continúa

“Estamos con todo los sectores del Estado que están sufriendo despidos; por eso decía que el ajuste es a nivel nacional y que tiene que ver con muchas cosas, no solo con la televisión pública, y siguiendo planteando esto en la calle, públicamente, a través de las redes, de las nuevas tecnologías. Que a veces dejan a la  gente sin trabajo, pero también sirven como vía alternativa de comunicación. Vos podrás ver que
acá no vas a ver los canales de aire, no vas a ver a los grandes monopolios de noticias. Esto es lo que se llama el cerco informativo para alejar determinados temas de la cabeza de la gente. Pero bueno, en lo público eso no pasa, nosotros no hacemos eso. Entonces me parece todavía mucho más importante cuando vemos que esto nos sucede, saber que tiene que haber información de carácter público y plural”, aseveró.
Mientras conversábamos con Eduardo, a nuestras espaldas, el noticiero había llegado a su fin, y sus trabajadores y trabajadoras se unían en un gran abrazo y un único canto: “Unidad de los trabajadores, y al que no le gusta, se jode, se jode”. Luego vendría la foto grupal de todo el equipo de trabajo y de los compañeros y compañeras que acompañaron la jornada, con una sensación de tarea cumplida llena de emociones.



0 comentarios:

Publicar un comentario