8 mar. 2018

El postítulo Especialización docente de nivel superior en Educación Sexual Integral que se dicta en el Joaquín cumple 10 años de trabajo y crecimiento. Cientos de docentes comprometidos con los derechos de niñas, niños y adolescentes se están inscribiendo, pero la Dirección de Formación Docente de esta ciudad todavía no cumplió con las formalidades que garantizan la cursada.
(Por Claudia Bani, Viviana Mazur, María Eugenia Otero y Mariela Sarlinga para La Retaguardia)

En la Ciudad de Buenos Aires existe, desde hace diez años, una Especialización Docente de Nivel Superior en Educación Sexual Integral que se dicta en el Profesorado Joaquín V. González. Es pública, gratuita y abierta a docentes y profesionales de todas las disciplinas.  
La ley 26150, que creó el Programa Nacional de Educación Sexual, y la Ley 2110 de la Ciudad de Buenos Aires, señalan que la educación sexual debe ser obligatoria en todos los establecimientos educativos públicos y privados en todos los niveles.
Desde hace 10 años, en el mes de marzo se acercan a inscribirse al “Joaquín” cientos de docentes preocupados por garantizar el derecho a la ESI a niñas, niños y adolescentes. La demanda crece considerablemente: desde la primera cursada en el año 2009 las inscripciones se triplicaron. En 2017 fueron 250 y este año, a solo cuatro días de iniciada la inscripción, cientos de personas se acercaron al “Joaquín” porque quieren ser parte. Estos números dan cuenta de la necesidad de formación en la temática y de la adquisición de herramientas para que ese derecho se materialice.
¿Por qué el Postítulo Especialización en Educación Sexual Integral crece de esta manera? No solo porque es un derecho que el Estado debe garantizar, sino porque en la escuela las y los docentes se enfrentan cotidianamente a situaciones ligadas a la sexualidad ante las que se sienten sin instrumentos.
Algunas de estas situaciones están relacionadas con alumnas que piden ayuda por embarazos no intencionales, niñas y niños que llegan a clase lastimados porque son víctimas de violencia en sus hogares, instituciones que vulneran los derechos de las personas trans, situaciones de discriminación por orientación sexual, relatos de abuso sexual, chicas y chicos que necesitan que sus docentes acompañen procesos de crecimiento y de descubrimiento del propio cuerpo y del placer ligado al encuentro con otros, de aprendizaje en el respeto y el cuidado de los cuerpos propios y ajenos,  preguntas que generan incomodidad por no saber qué responder.
El Postítulo tiene como objetivo la formación en educación sexual integral con perspectiva de género, que trasciende el plano de lo puramente biológico y excede ampliamente la mirada preventiva sobre embarazos no planificados o infecciones de transmisión sexual. Se trata de promover salud, de propiciar una lectura crítica de la realidad y de garantizar derechos, entre los que se encuentra el de vivir una sexualidad plena, liberadora, placentera y feliz.
Hoy, este y muchos otros espacios de formación están en riesgo. Con la engañosa excusa de dar más prestigio a la carrera docente, el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y la Ministra de Educación, Soledad Acuña, impulsan la creación de una Universidad Docente en la ciudad. Pero tras este proyecto se esconde la destrucción de los 29 Institutos de Formación Docente de la ciudad y sus carreras de Postítulos y Especializaciones. Uno de ellos es es el Postítulo de Especialización Docente de Nivel Superior en Educación Sexual Integral, dictado en el Instituto Superior del Profesorado Dr. Joaquín V. González, pionero en esta disciplina y en la formación docente de calidad, pública y gratuita.
Mientras se pretende empobrecer y deteriorar a la Educación Pública, nuestro Postítulo cumple diez años de trabajo y de constante crecimiento en “el Joaquín”, una institución con más de cien años de reconocida trayectoria que le dio lugar y lo impulsó. No es casual que esto sea así ya que este Instituto Superior del profesorado siempre ha acompañado estas iniciativas que implican la formación de docentes críticos y comprometidos con los tiempos que nos toca vivir, un instituto vanguardista que da sello a este Postítulo y los demás espacios de formación.
Frente a este intento caprichoso, interesadamente conveniente para los espacios privados de formación, destructivo y de avasallamiento de derechos, oponemos el poder de la Educación Sexual Integral, el entusiasmo y el compromiso de quienes transitan este espacio y quienes han egresado, porque entendemos que la ESI es una estrategia eficaz para el cambio social.
Los familiares de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa, México, repiten: “quisieron enterrarnos pero no sabían que éramos semillas”. La lucha por los IFD ha tomado esta consigna, con la que nos sentimos identificadas, porque creemos que la Educación Sexual Integral es una semilla que continuará creciendo en niñas, niños y adolescentes y será defendida y sostenida por miles de docentes.


El Postítulo de Educación Sexual tiene una duración de 2 años, y se cursa los sábados de 8.30 a 13.00hs. La inscripción se realiza entre el 5 y el 28 de marzo en el Profesorado Joaquín V. González, Ayacucho 632, CABA. Consultas: [email protected]

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario