10 abr. 2018




El DNU 70/2017 es discriminatorio en cualquier lugar del planeta; pero en Argentina, que se jacta de ser un país levantado por inmigrantes, parece una provocación. La Campaña Nacional Migrar no es delito se mostró ayer en Congreso con todo su colorido y diversidad, exigiendo la anulación definitiva del decreto. Mañana 11 de abril se cumple el plazo que tiene el gobierno para apelar el fallo que declaró la inconstitucional de la norma el 23 de marzo. Migrar no es delito, dicen desde la campaña, aunque claramente lo es para el gobierno, aun cuando deje caer el DNU. Aquí un fotoinforme de Natalia Bernades. (Por La Retaguardia)














0 comentarios:

Publicar un comentario