24 may. 2018



La Corte de Casación de París resolvió extraditar al genocida Mario Alfredo “Churrasco” Sandoval  por su participación en crímenes de lesa humanidad durante el terrorismo de Estado en Argentina. El ex policía de la Coordinación Federal durante la última dictadura será enviado a nuestro país para ser juzgado y condenado por la desaparición de Hernán Abriata. (Por La Retaguardia)

Foto: Beatriz Cantarini de Abriata, madre de Hernán Abriata, en una foto tomada el 9 de abril de 2014 frente a la embajada francesa en Buenos Aires (Foto: laimposible.org.ar)

El pedido de extradición del genocida fue solicitado por el juzgado federal del juez Sergio Torres a cargo del proceso de Instrucción en la megacausa ESMA en el año 2012. La Justicia francesa y el poder político de ese país mantuvieron durante más de 6 años la impunidad de Sandoval con maniobras dilatorias en las distintas etapas que duró el juicio. La Corte de Instrucción de Versalles, en octubre del año pasado, y la Corte de Instrucción de París, en 2014, ya se habían pronunciado a favor de la extradición del genocida. Finalmente, esta mañana, a las 9:00 horas en Francia, se realizó la audiencia donde la Corte Suprema de Justicia rechazó el recurso de apelación de la defensa y la Corte de Casación de París resolvió la extradición, que deberá ser firmada por el Primer Ministro francés.
El requerimiento había sido por más de 600 crímenes de lesa humanidad en los que estuvo implicado el represor. Sin embargo, por el único caso que la extradición prosperó fue por el secuestro  y desaparición de Hernán Abriata, el 30 de octubre de 1976. Durante el operativo, primero en la casa familiar de Abriata y luego en el domicilio donde fue secuestrado, Sandoval presentó su carnet que lo identificaba como subinspector de la Policía Federal.
La familia Abriata, su mujer Mónica Dittmar y la lucha de los organismos de derechos humanos, en especial de Carlos Loza de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, quien compartió cautiverio con Hernán en la ESMA, fueron determinantes a la hora de sostener el pedido de extradición en Francia y visibilizar cada uno de los pasos de la Justicia a lo largo de estos 6 años. Tanta lucha surtió efecto y, por fin, Bety, la madre de Hernán, podrá ver a Sandoval sentado en el banquillo de los acusados por el crimen contra su hijo.

0 comentarios:

Publicar un comentario