7 jun. 2018


Lo dijo Javier Andrade, legislador porteño de Unidad Ciudadana e integrante de la comisión de Salud. Dialogó con Cristina Varela y Luis Angió en Oíd, Mortales. El gobierno porteño dio a conocer informalmente a través de un PDF un nuevo proyecto en materia de salud: la fusión de cinco hospitales en los terrenos del Muñiz para conformar una única entidad. Se trata del IREP, el Marie Curie, el Ferrer, el Udaondo y el propio Muñiz, pero la oposición denuncia, por un lado, el carácter inconsulto de la propuesta y los posibles negocios inmobiliarios que la motivan. (Por La Retaguardia)

Foto: pagina12.com.ar

"Parece una metodología instalada. No hay mucha información, por ejemplo. En febrero, marzo, se filtró un power point como pasó con la Escuela del Futuro. Se mostraba la idea de crear el Centro Hospitalario Sur. Entre otras cosas, en el marco del plan de salud 2030 de la Ciudad de Buenos Aires. Se trata de un plan ambicioso que plantea a la atención primaria como pilar fuerte pero no deja de ser una idea. Cuento lo de la filtración porque lo primero que sucedió fue que los trabajadores, los profesionales del sistema de salud y los pacientes empezaron a manifestar una gran incertidumbre", explicó el legislador. "Son cinco hospitales: el IREP, el Marie Curie, el Ferrer y el Udaondo y se propone trasladarlos a los terrenos del Muñiz. A todos nos parece bien y nadie está en desacuerdo con que haya un nuevo hospital de alta complejidad, incluso podría tomarse como modelo el de El Cruce de Varela, que se creó de cero para esos fines. El power point que circuló especificaba que en 2019 se iniciarían las obras y los traslados y eso generó una gran incertidumbre en toda la comunidad de la salud pública. Lo que no está claro y lo digo con conocimiento de causa porque fuimos convocados por la Ministra para una reunión y nos terminaron de confesar que, no sé si por la coyuntura política del país, era sólo una idea. Algo parecido pasó con UniCABA: inconsultamente, con 29 terciarios y todos sus alumnos, se tiran estás 'ideas' sin dialogar con los principales actores", comparó Andrade. "Si es una mejora para la salud y no hay nada oculto detrás que tenga que ver con un negocio inmobiliario pensando, por ejemplo, en los predios donde están ubicados estos hospitales. El IREP está en Echeverría y Figueroa Alcorta, en una zona inmobiliaria bastante relevante. El valor simbólico también es relevante, ahí funcionó el hogar de niños Evita hace muchos años, también hay un complejo deportivo. Además, hay gente que se atiende hace muchos años y se van a atender toda la vida. Es el único lugar de esa envergadura en Latinoamérica", destacó el diputado. "Los profesionales se forman allí en rehabilitación psicofísica. Es muy específica la patología y el involucramiento profesional. Hay muchos que son dependientes en todo sentido para poder movilizarse. Después, está el Madame Curie, ubicado en pleno Parque Centenario, que tiene un valor importante. Cabe señalar que los dos tienen alguna pretensión patrimonial, que esa es otra cosa que estamos revisando. Está el Udaondo, también, que es de una envergadura importantísima, tiene cuatro pabellones, es enorme, y lo que nos encontramos cuando lo visitamos es la realidad de la salud pública de hoy. Ya no te hablo de insumos como algodón, vendas o gasas, no tienen papel higiénico. Nos estamos presentando un proyecto faraónico que llevaría la civilización al sur de la Ciudad para decirlo brutalmente y por otro lado los hospitales no tienen papel higiénico en los baños", denunció el integrante de la comisión de Salud. Además, Andrade informó: "Hoy tenemos casi 250 casos de tuberculosis, el índice de sífilis aumentó ostensiblemente y tenemos dengue autóctono. Para que te des una idea, el materia de tuberculosis vienen Salta, Jujuy y después la Ciudad de Buenos Aires. Estamos viendo situaciones de informalidad en estructuras funcionales que tienen que ver con el hospital, cargos no nombrados o puestos no cubiertos, como es el caso de la directora del IREP", ejemplificó.

Pesada herencia... del Pro

"Lo que visualizamos es que el Pro asumió en el 2007 y gobierna en la Ciudad hace doce años. No podemos dejar de tener en cuenta que cuando asumieron, el presupuesto de salud representaba el 34 % del presupuesto y hoy representa el 16 %. Viene bajando ostensiblemente y fomentando de alguna manera la salud privada. Hoy hablé con una especialista en gastroenterología que cobra 25 mil pesos, es una persona multipremiada con publicaciones internacionales, y le ofrecen de un laboratorio 150 mil pesos por mes con auto y chofer. Pensemos en la vocación que hay que tener para continuar en la salud pública, si no fuera por los profesionales estaríamos en una situación dramática", aseguró. "Pero también uno entiende el desarrollo personal, la familia y las generales de la ley que le caben a cualquiera. Estamos dispuestos a discutir cualquier proyecto que tenga que ver con una mejora de las condiciones de trabajo y de prestaciones de la salud para la ciudadanía. Ahora, convoquen a los actores principales de la salud pública para presentarles el proyecto y que puedan hacer aportes sustanciales para que sea el mejor de los proyectos. No generar incertidumbre de este tipo, que uno en la coyuntura actual tenga que estar pensando si va a sostener o no su situación laboral", planteó Andrade.

En los papeles, nada

"En términos legislativos, por el momento, lo único que hay es un proyecto nuestro y de otras fuerzas políticas que es un pedido de informe para que nos den certeza sobre la situación. Pedimos detalles para tener la mayor información posible. Digo que no hay que hablar de un proyecto sino de una idea, simplemente. Se entiende que un proyecto establece plazos, costos, cómo va a ser la situación de traslado de los trabajadores y las estructuras administrativas que tienen que ver con cada hospital. Creo que la coyuntura económica no los ayuda por la envergadura del proyecto", analizó el legislador. "La última novedad que tengo es del director del Udaondo, que nos contó que se reunieron con la Ministra y ella les dijo que lo tendrán en evaluación hasta fin de año y ahí resolverán que respuesta dan. Por lo menos, deberían empezar a juntarse con los directivos y los sindicatos de cada uno de los hospitales para poder informarles bien la situación de cada uno de ellos. Entre otras cosas, en la idea que plantean, algunos lugares compartirían especialidades como rayos o laboratorio y hay algunas particularidades de enfermades que no pueden exponerse a contraer otra enfermedad. Todos conocemos lo dificultoso que es el control de los virus hospitalarios. Imaginemos a un chiquito en rehabilitación en el IREP con la posibilidad de estar en contacto con enfermedades que complejizarían muchísimo su situación", advirtió Andrade. "No digo que sea así efectivamente, pero el riesgo se entiende que puede existir. Si piensan poner 170 millones de dólares, por qué no mejoran con 40 todos los hospitales que tenemos. Después vemos un proyecto sin permitir que dejen de existir los otros centros de salud. Podemos construir un Complejo Hospitalario Sur que bien necesario es en la zona sur, por ejemplo en Lugano, en la comuna 8 que es una de las más postergadas de la Ciudad y no tiene hospital público. Sólo tienen los CeSAC (Centro de Salud y Acción Comunitaria) que pueden hacer una atención primaria pero nunca algún problema más estructural", aclaró.
"Cuando estuve en el IREP entrevistándome con la directora y los trabajadores, me contaron que articulan con el Pirovano y el Fernández. El sistema de salud está colapsado en la Ciudad, entendiendo siempre la buena voluntad de los profesionales y los enfermeros. Hay que hacer cosas, hace doce años que gobiernan la Ciudad. Deberían estar más atentos a esta situación y poner la escucha ya que hacen ostentación del diálogo durante las campañas electorales, empezar a escuchar a los trabajadores, a los pacientes, a los enfermeros, a los médicos, que son los que más conocen de toda esta situación", concluyó.


0 comentarios:

Publicar un comentario