28 jun. 2018



Lo denunció Mariano Suárez, uno de los delegados de la Agencia Estatal de Noticias y Publicidad, en diálogo con Luis Angió y Rosaura Barletta en el programa Otras Voces, Otras Propuestas por Radio La Retaguardia. La gestión de Hernán Lombardi anunció a través de los medios de comunicación que habrá 354 despidos en nombre del sobredimensionamiento que endilga al gobierno anterior, lo que representa un recorte del 40% del personal de Télam. (Por La Retaguardia)

Foto y cobertura audiovisual: Luis Angió




"El ministro Lombardi anunció 354 despidos en los medios de comunicación. Las autoridades del directorio de Télam no tuvieron ninguna comunicación con los trabajadores. Abandonaron el edificio de la Agencia de Noticias y Publicidad del Estado, nos estamos enterando a medida que llegan minuto a minuto las cartas documento. Corroboramos alrededor de 120 telegramas. Télam tiene una estructura nacional, así que probablemente la gran mayoría llegue mañana. No sabemos ningún caso todavía de delegados despedidos pero tampoco tenemos certeza de que estén excentos. El recorte significa casi el 40 % de la planta de la Agencia y es en el marco de una política de vaciamiento de los otros medios públicos como Radio Nacional y Canal 7, aunque a nosotros nos tocó la cara más dramática", lamentó Suárez. "Apenas supimos de los primos despidos, nos juntamos en una asamblea, decidimos un paro por tiempo indeterminado, estamos haciendo una ocupación de los dos edificios de la Agencia en la Ciudad. Decimos ocupación y no toma porque no hay ninguna autoridad en las redacciones ni parece que la vaya a haber. Abandonaron el territorio de la Agencia y no se atreven a acercarse y dar la cara ante los propios trabajadores que sostienen la Agencia día a día. El gobierno eligió para desatar este conflicto un día muy particular, cuando se jugó la definición de la situación argentina en el mundial de fútbol, lo cual hace más compleja la instalación del tema", explicó sobre el contexto en que se suscita la medida.
"Contamos con la misma información que las personas que no trabajan en Télam. El número total de despedidos es el que anunció Lombardi en una radio, luego nos vamos anoticiando de cada compañero que recibe una carta documento, también hay un grupo pequeño de trabajadores que recibió correos de un párrafo en un tono bastante cínico en los que nos felicitaban por formar parte de la nueva Agencia Télam. Desprovista, claro, de propagandistas y militantes de la gestión anterior según este gobierno. La mayoría de los trabajadores no recibió aún ni el telegrama ni ese mail de confirmación así que se viven horas de angustia", aseguró. "No hay manera de comunicar de forma prolija el despido de la mitad de una empresa, estamos ante funcionarios que deliberadamente eligieron la forma más cínica y perversa de comunicar. La totalidad de los trabajadores estamos en planta permanente. Hay 27 corresponsalías en las provincias y seis en el exterior. El paro es total. Están los dos edificios ocupados, en uno está el personal administrativo y en otro el periodísticos. Por cuestiones tecnológicas sí pueden ingresar contenidos desde otros lugares, sabemos que hay montada una redacción paralela a la cual llevarán supongo al personal jerárquico de la empresa", explicó. "Con esta gestión entraron alrededor de cincuenta personas a Télam, la gran mayoría con el máximo cargo del escalafón. Llama la atención para un gobierno cuyo argumento es el sobredimensionamiento, la austeridad, que en dos años y medio hayan hecho todo lo contrario", denunció Suárez.
Para el delegado, "se busca la eliminación del trabajo de control administrativo que hacía Télam de la pauta publicitaria, tarea que está hoy concentrada en la Jefatura de Gabinete o en agencias de publicidad privadas, lo que se permitió a través de un decreto. En la planta periodística, no lo sabemos pero el proyecto es de una agencia muy pequeña". "Para los intereses de este gobierno no sirve un medio público que le dé voz al conflicto social, gremial, que tenga una estructura federal. Evidentemente, resuelven de otra manera sus necesidades de comunicación, con otros actores, y los medios públicos debemos ser una molestia", consideró.
Sobre la situación emocional de los trabajadores, explicó: "Se confunden los sentimientos y temperamentos. Hay un estado de movilización muy importante, de vocación de dar la pelea. Ya nos han pasado situaciones parecidas en otros momentos de la historia de la Agencia pero sin ni siquiera saber quiénes están despedidos genera angustia. Tenemos por los pisos de la redacción compañeros y compañeras llorando, situaciones muy dramáticas, se enteran por los familiares que están en las casas que llegó la carta documento. La situación de deliberación, reflexión, la toma de posición política se mezclan con las emociones personales que son inevitables y parte de estas situaciones. Son momentos de mucha angustia y tenemos que tratar que esto no nos inmovilice".

0 comentarios:

Publicar un comentario