1 jun. 2018


El psicólogo, que suele abordar la temática de abuso sexual infantil recorrió el caso de la red de pedofilia del club Independiente. Analizó a los actores intervinientes y a los delitos cometidos como una constante -encubierta- en el mundo del fútbol en nuestro país. Fue durante el programa radial La Retaguardia, en diálogo con Fernando Tebele. (Por La Retaguardia)

"Lo que quedó en evidencia en estas semanas es que en el fútbol, como en un montón de otras instituciones, el abuso sexual contra niños y adolescentes es prácticamente una norma. Es algo instalado. Más allá de que uno lo pueda pensar como un engranaje más de una cadena, lo cierto es que tiene sus características específicas. Esto que se puso en evidencia en el club Independiente no se pudo tapar. Primero porque, extrañamente, el club tuvo una actitud de ponerse al frente de las denuncias y fue el que vehiculizó todo este movimiento. Al revés pasó con River, que hace tres o cuatro semanas apareció un tema similar y no se habló más. Hasta se intentó culpabilizar a la persona que hizo la denuncia", resaltó Garaventa.
Para el psicólogo, "lo de Independiente pone en evidencia una cuestión, que es que los semilleros de fútbol juvenil suelen ser una cadena más de las redes de trata. Cuando se habla de las redes se deja de lado esta cuestión. Hay entrenadores recorriendo todo el país en busca de niños, preadolescentes, adolescentes, con calidad futbolística. Los traen a los clubes de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires. En general, estos entrenadores no tienen mucho que ver con las redes de trata, pero hay todo un mecanismo integrado que se pone ahora en evidencia. Las redes de trata en conexión con estos semilleros empiezan a implementar a estos niños que se involucran en estas cadenas de trata y prostitución masculina y son corrompidos a partir de la presión económica y de la fama", aseguró. "Una cosa que hay que tener en cuenta es que casi todos los involucrados tienen una relación directa con el mundo del fútbol. En todo caso, algo de la clientela puede llegar a ser ajena al fútbol, pero en general es el mismo mundo el que queda involucrado. El manual de la AFA (sobre cómo tratar a las mujeres rusas) fue diseñado por uno de los imputados en la causa de Independiente. Estamos hablando más o menos de las mismas cosas. Como cuando se habla de que ya se sabía. Claro que siempre se supo que en el fútbol ocurrían estas cosas", aclaró.

Historias viejas y cinismo social

En este sentido, Garaventa reflexionó: "Vengo insistiendo mucho en la cuestión de la sociedad mirando para otro lado. En el cinismo social que se asombra cuando pasan estas cosas y en realidad lo venían viendo desde antes, sólo que cuando aparece público se arma el show mediático, la sorpresa, la caza de monstruos. Pero la sociedad tiene mucho que ver con lo que está ocurriendo. Hay una cultura patriarcal que propicia estas cosas, hay una cultura de la violación y una cultura machista que no hay una decisión política y social de combatirla seriamente".
Para ejemplificar recordó el caso de Bambino Veira: "La hinchada de San Lorenzo hostigó durante meses al joven y a la familia que denunció a Veira. Se convocaba en la puerta de la casa del chico para escracharlo. Recuerdo la defensa feroz que Víctor Hugo Morales hizo del Bambino Veira, de lo que tuvo que pasar. Cuando se trata de estas cosas parece que hasta el menos machista termina poniéndose en ese lado. Podemos pensar en el Burrito Ortega, que tenía una restricción perimetral porque había golpeado y lastimado a su mujer en dos oportunidades y cuando entraba a la cancha los domingos era ovacionado y las cosas que se gritaban sobre quien había sido su mujer eran horrorosas. La otra cuestión que tenemos a la vista en este momento es el caso de Sampaoli diciendo 'lo hemos convocado a Centurión porque en este año hizo las cosas muy bien y merece reconocimiento y un premio e ir a Rusia'. Pero resulta que este muchacho le destrozó la cara y la boca a trompadas a su pareja hace apenas un año. Hay una dignificación de la violencia y del abuso. Claro que la cultura violadora es inherente al fútbol", aseguró Garaventa y reforzó: "De esto no tengo dudas. Se repudia a los violadores cuando se da una situación demasiado evidente, demasiado contundente, pero después hay todo el tiempo una tolerancia social a todo tipo de conductas que estén alrededor de lo que tiene que ver con una violación. El foco rara vez se pone en el violador, más bien se pone en la conducta 'de riesgo' que llevó adelante la víctima".

Fútbol para machirulos

"El mundo del fútbol es machista por excelencia. Está asociado históricamente con el mundo de la trata y de las mujeres en situación de prostitución. Detrás de todo esto hay una cuestión que tiene que ver con el dinero y la ideología. Estas redes de adolescentes proveen dinero a mucha gente. Proveen de jóvenes vigorosos a señores que pueden pagarlo y de dinero a los intermediarios. Así como venden jugadores, trafican pibes y es más o menos la misma estructura del negocio. Vendo la habilidad de un jugador o la sexualidad de un pibe", comparó. "La estructura es muy similar. No siempre se piensa en esta cuestión corrupta que tiene que ver con la compra y venta de jugadores y lo que pasa con todos los intermediarios metidos ahí. Ahora de pronto descubrimos con esta red que además los promotores futbolísticos y artísticos están asociados y trabajan más o menos en la misma dirección. Hay una notita que escribí para La Tecla Eñe que se llama, justamente, 'Abuso de Cinismo'. En ese artículo insistía mucho en la cuestión de que hablamos mucho de redes de abusadores pero en realidad me parece que se dice por un lado y por otro, o no hay credibilidad o hay tolerancia", denunció Garaventa. "En la mayoría de los juicios en que participé por abuso sexual a niños o niñas y que tienen como protagonistas a personajes de la Iglesia o las escuelas, los niños y niñas relatan que mientras son abusados son filmados o fotografiados por otras personas. Ningún juez lo ha tomado hasta ahora. Esto se cae de maduro: detrás del abuso sexual infantil, detrás de las redes, están las redes de prostitución y pornografía infantil".

Caso de abuso sexual en el colegio Gianelli de Mar del Plata: un fallo de segunda instancia ordenó anular la absolución de la docente Analía Shwatz

Durante la charla con Garaventa, cambiamos de tema pero no demasiado. Hace poco tiempo, un fallo de Cámara decidió anular el fallo que absolvió a la docente Shwartz. El psicólogo fue perito de parte durante el juicio. "Es un fallo ejemplar, asombroso, que ordena hacer el juicio de nuevo. Salvo tres personas cuya absolución se confirmó, del resto y sobre todo de la principal acusada, se indica hacer todo el juicio de nuevo. Dice, además, que los jueces actuaron con parcialidad e insólitamente se le recomienda a la Corte Suprema de la provincia de Buenos Aires que designe un tribunal absolutamente imparcial. Esto habla de lo que significó ese juicio vergonzoso, aberrante. A punto tal que en el fallo, sobre el perito que presentó la supuesta abusadora, dice 'tuvimos el honor de recibir en nuestra sede...'. Mayor parcialidad que esa, imposible", consideró Garaventa.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario