5 jun. 2018


Lo dijo Charlie Di Palma. La joven denunciante definió así -parafraseando a Felicitas, amiga y denunciante también- a los dos años que lleva su caso desde que salió a la luz pública por 7 chicas, entre las que está ella, que se animaron a decir basta. Todas acusan a Cristian Aldana, cantante de la banda El Otro Yo, de abuso sexual cuando tenían entre 13 y 16 años, en un período que va desde 1999 hasta 2010. Ya hubo tres audiencias del juicio en el que puede ser condenado a 20 años de cárcel. El diálogo con Di Palma fue en el programa de Radio La Retaguardia, Otras Voces Otras Propuestas, que conducen Luis Angió y Rosaura Barletta. (Por La Retaguardia)

"Tuvimos semanas muy intensas. Por suerte estuvimos recontra acompañadas por nuestras amigas, amigos, compañeros, compañeras, familia en el mejor de lo casos. También por la Dirección de Orientación, Acompañamiento y Protección a Víctimas (DOVIC), estuvieron asesorándonos, acompañándonos con asistencia psicológica, social y de distintas índoles que es necesaria para este tipo de enfrentamientos. El juicio es un enfrentamiento de por sí. Nosotras estamos muy acompañadas entre nosotras también. Nos fuimos conectando, había pasado mucho tiempo y nos costaba tomar contacto por una cuestión de cotidianidad", explicó. "Todas vivimos en distintos lugares, laburamos, estudiamos, hacemos actividades y se nos complicaba un poco. El último tiempo pudimos conectarnos de vuelta vía Whatsapp, en grupo, en persona, con distintos acercamientos que nos permitieron darnos fuerza y mantenernos firmes y unidas. Eso fue muy importante", destacó.

El juicio

"Esperamos que dure un par de meses. Se va extendiendo bastante porque los relatos son muy extensos, son muchos años en la vida de, al menos, lo que concierne a mí, a Ariell (Luján) y a Felicitas (Marafioti). Para el resto de la chicas quizás es más acotado. Nuestros relatos son más largos y tenemos bastante testigos presentados, muchas chicas que son víctimas que no hicieron la denuncia penal pero van a declarar. También tienen sus relatos, sus pruebas. No sabemos cuánto va a durar pero estimamos que un par de meses. La idea sería que para mitad de año ya esté la sentencia", estimó Di Palma.
"La primera declaración fue la de A. Fue el primer día. Empezó bastante tarde el juicio porque el móvil del Servicio Penitenciario tardó bastante en venir de Marcos Paz y se atrasó unas cuatro horas todo. Después se leyeron todos los testimonios, hicieron el inicio del debate y entró A.; tarde, como a las 15. Ese día se cerró a eso de las 19", contó. "El abogado de Aldana no quiso hacer preguntas así que la declaración se retomó el jueves siguiente. Por una situación personal de una parte del debate no se pudo seguir ese día, aunque estaba estipulado que declaráramos ese día Felicitas y yo. Nosotras no podemos presenciar estas audiencias por una cuestión de cuidado y porque de alguna manera se contaminaría el relato de las siguientes", señaló.

Testigos del horror

"De nuestra parte, los testigos son mucha gente que conocíamos y se fue acercando, que se ofreció a dar su testimonio. Personas que nos vieron, que vieron situaciones, que vivieron situaciones con él y con nosotras. Bastante graves. Nos mandaron mensajes, nos empezamos a encontrar y nos dijeron que estaban dispuestos a ayudarnos. Esto les concierne, fueron testigos de una época, de todo lo que pasó respecto a El Otro Yo, cómo se movía, éramos todos chicos, mucha gente con la que compartíamos recitales. Viene por ese lado. Del lado de él hay gente que trabajó con él, muchos fans también. Pero la gente que nos acompaña a nosotras, que es también gente que sufrió de algún modo las consecuencias de esto, es gente que se solidarizó", contó Di Palma sobre quienes respaldan su denuncia y declararán.

Dar el salto

"Cuando nosotras nos animamos a denunciar fue porque vimos que había un montón de gente que daba cuenta de cómo era la situación en ese entonces. Todo el repudio que sufrió él en esa publicación contra Miguel Del Pópolo fue de personas del ambiente de ese momento. Gente que ahora es grande, tenemos entre 25 y 30 años, que vieron cómo se manejaba. Que dejaba pasar a las pibas a los camarines, las llamaba para ir a Besótico y todas esas cuestiones", planteó. La denuncia contra Cristian Aldana tomó estado público y relevancia judicial a partir de la denuncia que hizo Mailén Frías contra Miguel Del Pópolo, con la que se solidarizó la banda El Otro Yo. Eso provocó una catarata de respuestas en redes sociales acusándolos de hipócritas, de manejarse de la misma forma, de abusar de menores de edad.
"Me enteré de lo que había pasado con Mailén y Aldana me llamó porque se había viralizado un blog que había escrito una de las chicas que, aunque no daba nombres, describía situaciones en las que yo había estado. Él se dio cuenta que podía ser yo o alguna de las chicas que habíamos ido en su momento y me llamó en un tono desesperado para que bajáramos ese blog diciendo que era una difamación. Corté con él, me comuniqué con Feli después de seis años sin haber tenido contacto y entré a la página y vi todo lo que ponían y ellos borraban. Fue un día entero de mirar eso. Todo el mundo me llamaba, me preguntaba si me acordaba lo que había pasado, que yo la había pasado mal", recordó la denunciante. "Hacía diez años que no lo veía en persona. Fue muy fuerte. Fue revivir el pasado totalmente. Ya venía trabajando el tema en terapia, hablándolo, muy por lo bajo pero haciéndolo. En ese momento sentí que era una oportunidad para enfrentar la situación a pesar de que estaba muerta de miedo. Me había llamado a mí y también a Feli, había sido una situación muy estresante. De todos modos, en esa conversación logré decirle que se hiciera cargo de lo que hizo, después me temblaron las piernas dos días enteros", contó.
"Sin apoyo, sin encontrarme con Feli, sin haber conocido a Ariell después de denunciar, sin todo el apoyo que vino después, hubiera sido muy difícil. No me arrepiento. Por momentos tuve mucho miedo, pensé que por qué me había metido en esta, podría haber dejado que las chicas denunciaran y yo no. Pero pienso que era necesario tomar la voz y poder expresar lo vivido. Fue una decisión acertada porque las consecuencias se están viendo ahora. Todo el desenvolvimiento que tuvimos fue bastante beneficioso en el sentido de que nuestros relatos fueron escuchados en la Justicia", destacó. "También en lo social, en lo concerniente a los movimientos sociales, se escuchó y se entendió. Se hizo mucho espejo. Esto tenía que pasar, tenía que haber un momento de bisagra en el que se cambie el paradigma. Es uno de esos momentos", aseguró.

"Nunca es una grata experiencia denunciar" 

"Siempre digo que tuvimos suerte porque sabemos cómo opera la justicia en este país y el mundo también. Nos encontramos con personas que estaban capacitadas para escuchar, volcar nuestro relato y buscar la acción necesaria y cortar con la impunidad. Entendieron que ese era nuestro punto y que el delirio que él declara no tiene sentido alguno, no se puede defender. Hay tanta verdad en todo lo que contamos, nuestros relatos son sentidos y reales. Son casos que están abriendo camino porque este tema no estaba en agenda ni social ni judicial. Ojalá todos los casos fueran tratados como este. Hay inoperancias en todas partes pero hay una presión que va más allá. El juez que dictó el procesamiento en una argumentación de treinta hojas es impecable", destacó Di Palma. "Yo no podía creerlo viniendo de un varón, cómo entendió la situación, cómo la reelaboró con sus propias palabras, cómo la fundamentó jurídica y técnicamente. Fue aliviador. No es grato hacer una pericia, pero creo que fue bastante positivo para todas. La Defensoría trabajó muy bien y nos acompañó mucho, el fiscal que nos tocó ahora me cayó bastante bien, me parece empático. DOVIC está todo el tiempo con nosotras acompañándonos a todas. Es importante tener un apoyo en el que sostenerse. Todas tuvimos nuestros mambos durante estas dos semanas, sube y baja de emociones, sensaciones, no dormimos bien. Mucha adrenalina y ansiedad. Ahora estamos, hablando por todas, un poco más tranquilas", consideró.
"En relación al abogado de Aldana, sabíamos que iba a ser así. No estuve cuando le hizo las preguntas a A. pero me contaron y apunta a eso: a buscar nuestro lado más vulnerable y pegarnos por ahí. No tienen de donde agarrarse. En teoría, Aldana tenía que declarar el primer día y no quiso, supuestamente por recomendación de su abogado. En algún momento lo tiene que hacer, desconozco cuándo. Se leyó su declaración de diciembre de 2016, por la cual después lo detuvieron y quedó con prisión preventiva. No sé qué argumentos tendrá ahora pero no me sorprendería nada, conociéndolo y sabiendo cómo opera, probablemente intente manipular la situación", planteó Di Palma.

Una parte ya está

"Creo que una parte del resultado del juicio ya está. Nos liberamos de alguna forma de la mayor parte. Liberamos nuestra historia, nuestros fantasmas, nuestros miedos y, como dijo Feli, una oscuridad que no era nuestra. No era nuestra pero la guardábamos nosotras y nos ocultábamos también. Lo más importante ya está. Sí buscamos justicia, simplemente para que este hombre no siga cometiendo los delitos que cometió estos veinte años. Lo que buscamos es un resarcimiento en ese sentido: emocional, cultural para que no se sigan reproduciendo estos esquemas en este ambiente ni en ninguno. Ni laboral, familiar, del rock, en ningún lado", advirtió. "Que se piense lo que se plantea hacer desde un lugar de poder, de ego, de no ser empático, no pensar en el otro o la otra. Pensar bastante a partir de ahora. Las consecuencias pueden ser estas", concluyó.

AUDIO

1 comentarios:

  1. Buenos Dias.
    Por algun lado se empieza a expresar una idea una reflexion,,no estoy en Argentina desde hace ya muchos anios(sin Enie)conoci a Cristian cuando eramos adolescentes,,,condividimos algun escenarios en algun barcito de Lomas,,temperley,,hace ya tanto tiempo.depues lo encontre en algun viaje por algunos minutos, son de esos amiguitos que te quedan para siempre en el corazon,,he admirado desde lejos toda su trayectoria,,,personalmente siento que fue y es una persona muy generosa llena de energia, de vida un cadenero una persona especial..que ha dado tanto a la cultura al arte y a la sociedad en buenos aires y quizas no se en toda argentina,,ahora bien ,me entere ayer de esta gran mal momento en el que se encuentra y no puedo negar sentir preocupacion y un cierto dolor Por el,,como con un Hermanito,,y aclaro no estoy defendiendo lo que pudo haber hecho en esos anios,,en los cuales se le imputan estos delitos ahora,,solo quiero decir que es muy facil disfamar a una persona cuando se quiere encontrar un culpable a los males del mundo,,le seniorita que habla se la siente morbosamente satisfecha de mandar al patibulo una persona que por anios alimento quierase o no,,su vida,,si todo fue una porqueria lo que vivio con el porque lo hacia,?,porque lo repetia? y no me vengan con que eran manipuleadas,,en esa Locura no hay un solo responsable,,todas las partes tienen su
    responsabilidad,,sea el y las personas que participaban voluntariamente a los hechos ,,a ese momento de la vida..se que Cristian en este momento tiene un hijo o dos,,una familia..MUy Lindo arruinarle la vida a todos ,,gocen..o es que vieron una posibilidad de ganar dinero facil !chicas,,visto que por sus propios medios no lo pueden hacer,,,si es asi agradezcan que cristian participo en sus vidas,,y lleven respeto a un artista que se rompio los huesos Laburando,,y dando su alma al mundo con Lo bueno y lo malo.pero fue mas real y menos turbio que tanto de esa sociedad hipocrita y mafiosa,,LIBERTAD PARA CRISTIAN ALDANA:

    ResponderEliminar