7 jun. 2018


Mariela Rodríguez Ruiz, la gran maestra de la Gran Logia Femenina de Argentina, dialogó con Cristina Varela y Luis Angió en Oíd, Mortales acerca de la masonería como escuela de conocimiento y de la reciente incorporación de la participación femenina en esta comunidad. Además, convocó a un encuentro informativo abierto para el 7 de julio a las 17.30 en la calle Perón 1242. (Por La Retaguardia)

Foto: instalación de la Gran Logia Femenina de Argentina (masonerialibertaria.com)

"Es una agrupación de mujeres masonas. Mucha gente no sabe lo que es la masonería y mucho menos sabe que habemos mujeres que somos masonas. La masonería es una escuela de pensamiento, es una escuela iniciática, filosófica, filantrópica. Una escuela para la que cada persona que entra tiene el afán de mejorar intelectual y espiritualmente y lo hace traspasando las puertas y acercándose a la masonería para vivir lo que hace más de tres siglos se enseña y aprende. El origen fue en 1717 en Inglaterra, se fundó de manera fáctica porque existía antes de este momento y comenzó en los siglos XIV/XV con los gremios de constructores y los diferentes oficiales: carpinteros, ebanistas que construían las catedrales, los templos, los castillos y los edificios medievales", contó Rodríguez Ruiz. "Se transmitía el saber en forma oral, por supuesto, y el arte de la construcción de unos a otros. Se fueron influyendo algunos nobles en Inglaterra y dejó de ser operativa para ser lo que nosotros decimos especulativa, con personas que no formaban parte de estos gremios. Fueron los cimientos de la Revolución Francesa, sin lugar a dudas, Igualdad, Libertad y Fraternidad. Esa masonería no era tan armada, tan estructurada como la conocemos hoy sino más rudimentaria. Tenía que ver con los oficios. Esto fue cambiando y se le agregaron algunas cuestiones. Todo lo que aprendimos en estos 300 años se utiliza y son las herramientas que usamos para incrementar nuestro conocimiento, para templar nuestro carácter", explicó.
"Por ese origen se dice que la masonería es una escuela progresista y ecléctica que toma de las diferentes corrientes filosóficas y de pensamiento las mejores cuestiones o lo que creen que puede ser lo mejor y que a lo largo de los años ha evolucionado claramente. Mencionaban la revolución francesa, las gestas libertarias de toda América, de Estados Unidos, hasta las de Sudamérica toda, tuvieron que ver directamente con la actuación de los masones", destacó sobre el rol de la logia en los grandes sucesos de la historia.
"En la Argentina hace 16 años que existe la gran logia femenina. En Francia, las mujeres masonas son más de 14 mil. Ahí la masonería es algo que está muy diseminado, distribuido y es muy expresado, no se lleva en secreto. En este país nos llenan de orgullo estos 16 años porque los varones llevan más de 160 años. Cuánto trabajo nos ha costado, cuánto nos queda por hacer. Todo esto es la oportunidad de construir realmente una sociedad libre, equitativa y algo más fraterna que es lo que estamos necesitando", consideró.
Para Rodríguez Ruiz, "esto tiene una parte secreta y oscura y nosotros elegimos que sea demostrada. Lo vamos a hacer el sábado 7 de julio a las 17.30 para que nos vengan a visitar familiares, amigos, en una actividad libre y gratuita. Es en la calle Perón 1242".


0 comentarios:

Publicar un comentario