9 jun. 2018



El genocida Adolfo Scilingo sigue accediendo a las salidas temporarias de la prisión que cumple en el ayuntamiento de Soto del Real, en las afueras de Madrid. Convocamos a Andrea Benites-Dumont, integrante de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD), que vive en España pero es Argentina. Ella nos puso al tanto del comienzo de una campaña de firmas para que en Soto del Real lo declaren persona no grata. (Por RNMA)

Foto: carptura de pantalla del sitio vozpopuli, que descubrió al genocida argentino en la calle.

“Scilingo, como se sabe, es el primer condenado por delitos de genocidio, tortura y terrorismo, que hubo en la Audiencia Nacional de Madrid, que se comenzaron a desarrollar en el año 1996. Se instruyó en el juzgado nro. 5 de Baltasar Garzón, impulsado por el fiscal Carlos Castresana, que posteriormente, en una convocatoria a distintos abogados, en donde efectivamente Carlos Slepoy, fue quién aunó ese llamado o convocatoria, donde establecimos distintas querellas, en especial contra Scilingo, teniendo en cuenta que en el ´96 estaban las Leyes de Impunidad, la de Obediencia de Vida y Punto Final”, dijo Benites-Dumont acerca del proceso que tuvo como un emblema esencial de justicia al abogado y ex preso político argentino Carlos Slepoy, que murió hace poco más de un año.
“Fue muy importante. Hubo muchas críticas que afirmaban: ‘¿cómo van a hacer en Madrid un juicio por genocidio en Argentina?’, que venían no sólo de quienes gobernaban en aquel entonces, sino también de fuerzas políticas y de abogados. Parecía que se violaba la soberanía criminal de las Juntas Militares y de las Fuerzas Armadas porque se aislaba los casos afuera. Paralelamente a esto, poco antes, se inicia el juicio a Pinochet, en función del principio de Justicia Universal, que es un derecho internacional que está contemplado prácticamente por la infinidad de los países que componen el mapamundi político. Lo de Pinochet incitó a que caigan estos prejuicios que mencioné anteriormente, que se tradujo en un juicio contra Scilingo”, indicó. Aquel juicio movió el avispero en la Argentina, generando un consenso social de que era necesario terminar con la impunidad aquí y comenzar con el proceso de juicios que hoy tenemos tan naturalizados, pero que costó tanto conseguir.
Acerca de las razones por las que el genocida declaró y se autoinculpó, Benítes-Dumont aseveró: “A Scilingo, cuando vino a España, una fuerza española le prometió que iba a ser testigo protegido, que iba a percibir un salario. Cuando llega Scilingo, le hicimos escraches donde estaba hospedado, y por supuesto, participamos de todas y cada una de las audiencias de instrucción. Más tarde, se instruye el juicio, la demanda pasa a la Sala Nacional e la Audiencia Penal y finalmente en el año 2004, fue condenado a 640 años de prisión. En las distintas apelaciones que hizo Scilingo, llegó al Tribunal Supremo, y se le aumenta la condena a 1024 años”.
“Scilingo fue condenado por 30 muertes, (en) dos vuelos de la muerte, y por 256 casos de secuestro, seguidos de detención ilegal y tortura. No era nominal su participación en la ESMA. Participó en el Plan de Exterminio”, explicitó.

A juntar firmas

“Hace unas semanas salió en un periódico, que Scilingo estaba paseando por un pueblo de las sierras. Intentamos comunicarnos con ese periódico, pero no nos dijeron que pueblo era. Comenzamos a indagar de un pueblo a otro. El periódico indicaba algunas mínimas precisiones: una casa arriba de un supermercado, entre otras. Lo encontramos. Justo un compañero estaba viviendo en el pueblo donde estaba viviendo Scilingo. Hablamos con él y se comenzó a convocar gente de un pueblo muy pequeño en las sierras de Madrid, que está a 5km de la cárcel de Soto del Real donde Scilingo tiene que cumplir condena. Es un pueblo de derechas y con mucha población del Servicio Penitenciario. Barajamos distintas acciones, como hacer un escrache, pero fundamentalmente difundir y poner sobre la mesa quién es Scilingo, y qué hace compartiendo el aire libre con gente”.
“Casualmente en ese pueblo vive una hija de desaparecidos de Argentina. Ella no sabía que estaba Scilingo allí. Fue una gran conmoción para ella. El pueblo es Soto del Real, y ahí mismo, en un acto convocado por gente de la izquierda del pueblo, agrupados en Cambiemos Soto, gente de Podemos y anticapitalistas, los vecinos fueron informados. Se habló de Scilingo y la bronca que existe en España de no poder enjuiciar al franquismo. Se pasó un breve video con las declaraciones de Scilingo, y le solicitamos a un edil/concejal del ayuntamiento de Soto delRreal, que envíe una solicitud de persona no grata. Nosotros haríamos una declaración Non Grata Popular, juntando firmas, no solamente de Soto, sino del mundo entero, por todos los que están implicados en las causas y en la justicia por los 30000 desaparecidos y lograr la condena de los genocidas”, contó.
“Fuimos muy bien recibidos y el concejal se comprometió a hacer esa formulación legal en el ayuntamiento, cuando le adjuntemos la cantidad interesante de firmas, y en eso estamos, juntando firmas, sacando la Campaña en todas partes (llamada ‘Genocida Scilingo, persona non grata en el ayuntamiento del Soto del Reeal’)”, dijo la sobreviviente del Terrorismo de Estado en Argentina.
Hoy Scilingo tiene salidas transitorias, a pesar de los años a los que está condenado. “Hay dos argumentos: una dice que es un buen preso, otra que dice que ya cumplió 70 años. Pero hay un detalle en la Justicia Penal Española. Hay una revisión de causas: el condenado por equis delito, pide perdón. Está muy incrustado el perdón católico, y pide perdón y queda relevado del castigo. Bueno, Scilingo nunca pidió perdón. Lo aclaro porque este es un condicionante para la rebaja de años. Si bien él no pidió perdón, cumple con la edad (70 años), preso modelo e inserción familiar, ya que su familia vive en Soto del Real”
La declaración a la que hace referencia Andrea Benites-Dumont está publicada en al página der la AAED. Quienes quieran sumarse para declarar persona no grata al genocida Scilingo en el ayuntamiento de Soto del Real, donde hace sus salidas temporarias de prisión, pueden escribir a [email protected]

ESCUCHAR O DESCARGAR EL AUDIO

0 comentarios:

Publicar un comentario