25 jun. 2018


El Postítulo de Educación Sexual Integral del “Joaquín” es público y gratuito y se dedica a la formación de especialistas en ESI desde hace diez años. El gobierno de Rodríguez Larreta, que debe garantizar la capacitación docente para la plena implementación de la ESI en el ámbito de la ciudad, no les paga desde hace cuatro meses. (Por La Retaguardia)

En el mes de marzo, el plantel de docentes del Postítulo Especialización Docente de Educación Sexual Integral en el Instituto Superior del Profesorado Joaquín V. González comenzó, como todos los años, sus actividades para el nuevo ciclo lectivo. Tomaron exámenes, hicieron reuniones de equipo, debatieron, planificaron actividades, armaron cronogramas, revisaron bibliografía y ajustaron detalles. El gobierno de CABA quiso obstaculizar la persistente y amorosa tarea e impedir el comienzo de clases con la excusa de que la Resolución que autorizaba la nueva cohorte aún no estaba firmada: no se podía abrir la inscripción y sólo podía comenzar la cursada el segundo año.

El equipo docente, junto al rectorado, decidió inscribir y comenzar las clases en primero y segundo año, asumiendo que los docentes de primer año no iban a cobrar sus salarios hasta la firma de la nueva Resolución. La firma apareció luego de la visibilización del conflicto, pero aunque ya está por finalizar el cuatrimestre, el GCBA no solo no comenzó todavía a pagar los salarios a quienes dictan materias de primer año, sino que también adeuda su paga a los docentes de segundo año y a la coordinación, situación para la que ni siquiera tienen la excusa berreta de la demora en la Resolución.

Este espacio tiene diez años de trayectoria y de crecimiento sostenido. Cientos de docentes se acercan cada año buscando herramientas para garantizar el derecho a la Educación Sexual Integral en sus aulas, y para dar respuesta a situaciones relacionadas con la sexualidad en la escuela: embarazos no intencionales en la adolescencia, abuso sexual contra niñas y niños, discriminación por cuestiones de género u orientación sexual y vulneraciones de derechos de personas trans, entre otras. A pesar del esfuerzo del plantel docente, este año más de la mitad de las personas que se inscribieron para formarse en este postítulo se quedaron sin vacantes, ya que hubo 546 inscriptos y solo 250 tuvieron la posibilidad de comenzar la cursada.Todo esto ocurre en el marco del impulso del proyecto de la UniCABA, que en realidad encubre la destrucción de los 29 terciarios de la ciudad. “El Joaquín”, a pesar de sus más de cien años de historia y prestigio, es uno de ellos.

Mientras se discute la legalización del aborto y tanto quienes están a favor como quienes están en contra coinciden en valorar la importancia de la ESI, el Ministerio de Educación porteño se burla de ese derecho consagrado en nuestro marco legal y  en los derechos de las y los trabajadores. Los profesionales que forman especialistas en ESI en el Postítulo del Joaquín no pertenecen a su planta, y sus contratos son precarios e inestables. Llevan cuatro meses sin cobrar. Aún así, las actividades continúan, el equipo docente sigue dando clase, planificando talleres, corrigiendo parciales, escuchando y acompañando situaciones complejas; y cientos de personas concurren cada sábado para convertirse en especialistas, por el compromiso con los derechos de los pibes, con la alegría de formarse para trabajar por un mundo mejor y con orgullo de pertenecer al Postítulo. A pesar del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

0 comentarios:

Publicar un comentario