18 jul. 2018




Las calles paralelas a la Plaza de Mayo estaban cerradas, la flamante reja en su extensión estrenaba candado apretado. Y banderas argentinas que los familiares del ARA San Juan colocaron a lo largo de la reja junto a otras banderas y carteles con las caras de los submarinistas. Exigen al Estado una respuesta. Un camión pasa lento, de contramano, por al lado del Cabildo, pero pegado a la Plaza, en su acoplado lleva cajas de sonido y se va a convertir, en unas horas, en escenario de una protesta sindical, se acomoda perezoso a la altura de Avenida de Mayo. Son las tres y media de la tarde. “Como todos los jueves”, dice alguien y comienza la ronda de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, dando el presente por cada compañero detenido desaparecidos. Desde Misiones, viajaron varios guaraníes que hasta hace un rato se estaban sacando fotos grupales con Mirta Baravalle.  Al finalizar la ronda, de a turnos, van a contar los problemas que tienen en sus comunidades. (Por La Retaguardia)



Integrantes de dieciocho comunidades guaraníes y de cuatro comunidades agrarias de la provincia de Misiones estuvieron en la ronda de Madres de Plaza de Mayo, vinieron a reclamar por su territorio, por escuelas, por educación bilingüe e intercultural y atención médica para sus comunidades. Una abuela de una de las comunidades dio sus bendiciones para todos. “Que la lucha siga adelante para todos, no son solo los pueblos originarios los que necesitan, sino también hermanos como ustedes de Buenos Aires, de la Capital. Estamos con los 44 tripulantes también apoyando a que se los escuche”, dijo uno de los integrantes de la comitiva.



Nora Cortiñas declaró que “cada vez vamos peor, el gobierno está destruyendo todo día por día, en la salud, en la educación, en la vivienda, la vida digna de los habitantes de este país”, además repudió los despidos y rechazó la llegada del Fondo Monetario Internacional, al Banco Mundial y al G20 y dijo que el gobierno “nos quiere entregar totalmente para que haya allá más pobreza día por día, porque la pobreza de Argentina tiene que ver con una política económica de entrega de nuestros bienes, de todo lo que se trabajó por años para poder avanzar en el mundo”.
Se leyó la semblanza de Cristina Silvia Navajas de Santucho, militante del PRT-ERP, secuestrada el 13 de julio de 1976, cuando estaba embarazada de dos meses. Estuvo detenida en los Centros Clandestino de Tortura y Exterminio Automotores Orletti, Proto Banco y en el Pozo de Banfield. También se recordó a Enrique Cachito Fukman, que falleció hace dos años. Luego, el presente por los 30 mil.


Terminada la ronda y cerca del horario en que comenzará la otra marcha, por Irigoyen avanzan una docena de carros de la Policía Metropolitana. Lógicamente, llegan hasta la reja. Quieren estacionarse del otro lado pero no pueden pasar. Candados infranqueables y una mujer policía que está del otro lado les explica por señas que deben dar la vuelta e ingresar por la calle lateral.  Se organizan marcha atrás y hacen caso. 














0 comentarios:

Publicar un comentario