26 jul. 2018


Miles de manifestantes se reunieron hoy en la Plaza de Mayo para repudiar el decreto que firmó el presidente Mauricio Macri que permite a las Fuerzas Armadas intervenir de la represión interna. Paulo Giacobbe estuvo en la ronda de las Madres Línea Fundadora y recopiló para el programa Oral y Público que emite Radio La Retaguardia los testimonios de Luis Zamora, Vicente Zito Lema y de Nora Cortiñas.(Por La Retaguardia)

Imagen: Nora Cortiñas en la Ronda (Natalia Bernades para La Retaguardia)

La Ronda de las Madres de cada jueves es sin duda un espacio político donde se tratan las diversas problemáticas que atraviesa el país. Es por eso que fue el espacio elegido por el Encuentro Memoria Verdad y Justicia y las propias Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora para convocar a todas las organizaciones políticas, sociales y de derechos humanos que se opusieran al decreto que firmó Macri a manifestarse para expresar el repudio a este intento de volver a poner a los militares en las calles. El panorama político que propone el actual gobierno, con un brutal ajuste económico, despidos de trabajadores y trabajadoras, cierre de fábricas y empresas, el endeudamiento que generará el acuerdo con el FMI, entre otras cosas, no cierran sin represión y violencia estatal. Es por eso que el objetivo de Macri es liberar a las Fuerzas Armadas para “ocuparse” de las distintas movilizaciones y reclamos en los que se expresará el pueblo argentino.
Luego de dar la habitual ronda a la Pirámide de Mayo, Nora Cortiñas tomó la palabra y rechazó enérgicamente el decreto de Macri: “Estamos acá para repudiar terminantemente el decreto del presidente Macri que quiere meternos a las Fuerzas Armadas en este pueblo que quiere defender las democracia. Le decimos que no aceptamos las órdenes del Fondo Monetario Internacional que día a día le va dando a este gobierno. La deuda externa no la vamos a poder pagar jamás. No queremos al FMI para regir la economía de nuestro país. No queremos más ajuste ni represión. Estamos acá, todos de acuerdo, para repudiar el decreto y para rechazar que se esté violando la Constitución Nacional para imponer las políticas que trae el FMI y el G20. No queremos que nos dominen. No queremos que nos corten la posibilidad de tener una democracia para vivir con dignidad. Vamos a estar todas las veces que sea necesario y vamos a salir a las calles todas las veces que nos provoquen con esas leyes y decretos que no hacen más que traer hambre y desocupación. No a la Fuerzas Armadas en las calles de nuestro país. No al ajuste. No a la represión”, exclamó Norita frente a quienes estuvieron presentes.
Consultado por Paulo Giacobbe para La Retaguardia, Luis Zamora remarcó la importancia de las movilizaciones y marchas para repudiar este decreto: “Es una tarea fundamental rechazarlo y hacerlo retroceder. Fue una tarea histórica en la lucha de derechos humanos y del pueblo haber arrinconado a la dirigencia política para que sacara la ley en el '88 de que las Fuerzas Armadas no podían intervenir en represión interna. Esto sería un retroceso enorme. Para compensar la gran estafa de (Raúl) Alfonsín a todo el pueblo argentino con las leyes de Obediencia Debida y Punto final, dijo que las Fuerzas Armadas nunca más iban a estar en tareas de represión interno. El PJ y los radicales lo firmaron por ley. Ha sido constante impedir que se intente usar a los militares contra el pueblo. Es muy importante derrotar este proyecto macrista y unir todas las fuerzas posibles para que este proyecto no se pueda mantener vigente”, señaló.

Luis Zamora en la Ronda (Por Agustina Salinas para La Retaguardia)
Zamora mencionó los motivos que impulsaron a Macri a sacar este decreto frente a la necesidad de contener las luchas populares: “El ataque violento de Macri a las condiciones de vida del pueblo, el ajuste que hemos vivido estos dos años, el descontento popular creciente, el acuerdo con el Fondo y la decisión del gobierno de ir más a fondo todavía en el ajuste al pueblo... Aparecer con militares es una forma de mostrar más autoridad. Además, claramente va a utilizar a las Fuerzas Armadas, por ahora, en tareas de frontera para mandar más gendarmes y más prefectura a pegar a puebladas, acciones populares, conflictos, marchas y luchas, destinado a esa tarea represiva”, expresó.
Si bien el abogado opinó que la sanción de este decreto puede considerarse un signo de debilidad política del gobierno macrista, enfatizó en la peligrosidad de que se lleve adelante lo que en él se expresa: “Se podría decir que el decreto es un síntoma de debilidad. Los analistas políticos dicen que están cayendo las expectativas del pueblo en el gobierno -medio país no las tuvo nunca- y está perdiendo la confianza de los empresarios del poder económico. Es un signo de debilidad rodearse de militares, quiere decir que no tiene liderazgo ni él ni nadie del amontonamiento que es Cambiemos. Vidal se ha desprestigiado por hechos de corrupción. No es solo un signo de debilidad. Históricamente es una amenaza muy grande. A partir de la lucha por la independencia, las Fuerzas Armadas fueron fuerzas contra el pueblo. El último genocidio fue una expresión brutal. El poder económico no puede funcionar sin tener Fuerzas Armadas detrás. Necesitan mostrar que si se debilitan las herramientas políticas tienen poder de fuego contra el pueblo. En Argentina, desde la dictadura, no han podido porque tienen un desprestigio absoluto. Las Abuelas y las Madres son símbolo de esa lucha. Arrancó con ellas. Es una tarea muy importante y hay que hacer el máximo de unidad para hacer retroceder el decreto macrista y lograr que no se pueda aplicar”, pidió Zamora.
Además, se refirió a las reacciones de la oposición frente a la firma del decreto 683 y opinó que su aplicación ni siquiera debe tratarse en el Congreso: “Todos los organismos de derechos humanos y los sectores políticos más ligados a las corrientes kichneristas se han pronunciado (en contra). Hay otras fuerzas que se han pronunciado. En el Congreso no tengo ninguna confianza. Si seguimos el ejemplo de las mujeres podemos cambiar el mundo. Yo no diría que vaya al Congreso, es luchar porque se anule ese decreto. También hay que ir a la justicia, que tampoco le tengo confianza. El camino es este: marchas hoy acá (en Plaza de Mayo), después en Azopardo (Ministerio de Defensa). Es malo decir que tiene que pasar por el Congreso”, reiteró Zamora y explicó por qué: “(Sergio) Massa fue el campeón de proponer la utilización de las Fuerzas Armadas en estas tareas. Algunos caraduras, como (Felipe) Solá, han salido con declaraciones, pero yo de esa gente no tengo ninguna expectativa. Necesitamos el máximo de unidad para luchar y movilizarse. Es una tarea fundamental para la lucha democrática que no se aplique el decreto de Macri”, manifestó.
Otro representante de los derechos humanos que estuvo en la Ronda fue Vicente Zito Lema, quien aprovechó sus conocimientos en Derecho (además de poeta y escritor es abogado) para explicar la ilegalidad del decreto: “Desde el punto de vista jurídico, el decreto es absolutamente ilegal. Un decreto tiene una naturaleza jurídica inferior al de las leyes. En este caso, se trata de un decreto que altera no solo una sino tres leyes. Desde el punto de vista de la legalidad es absolutamente nulo”, afirmó el escritor y amplió su caracterización: “De todas formas, como es un gobierno que no respeta la legalidad obviamente que va a seguir actuando sin tenerlo en cuenta. Es un gobierno dictatorial. La legalidad que en el principio fue violando en forma encubierta ahora la viola de una manera potente y al desnudo. Es lo que podríamos llamar la continuación de la dictadura militar que tuvo nuestro país en la década del '70. Esa dictadura solo pudo existir a partir de que una parte de la sociedad lo consintió. Lo avaló de forma explícita o tácita y generó intereses económicos muy potentes que se nutrieron. Todo eso vuelve a suceder. A pesar de su ilegalidad, este gobierno cuenta con el apoyo de una parte de la sociedad y comparte una parte con el aparato judicial. Las formas en las que se está manejando este gobierno son ilegales”, reafirmó.
Zito Lema pidió continuar con la lucha para ir en contra de este decreto, tanto en las calles, como en la Justicia y en el Congreso para así ganar la batalla comunicacional: “Ante tanta ilegalidad, lo que nos queda es no bajar los brazos y sostener con denuncias judiciales esperando que algún juez cumpla con su obligación y decrete la ilegalidad de ese decreto. Por otra parte, la oposición tendrá que sacar una ley declarando la nulidad de ese decreto. En estos tiempos de confusa comunicación es bueno que se reitere lo que es obvio. Una nueva ley que pudiera mostrar la voluntad del parlamento demostrando que este decreto es inconstitucional sería benéfico para la lucha comunicacional que hay que dar con el conjunto de la sociedad”, exclamó.
Por último, Zito Lema analizó al gobierno macrista y sus políticas neoliberales: “Este gobierno es ilegal y autoritario. Para imponer su política de entrega del país y de hambre a la mayor parte de la sociedad es capaz de hacer cualquier cosa. Si tienen que reprimir y necesitan no solo de la policía y de la gendarmería sino también del Ejército, lo van a hacer. Están decididos a todo para cumplir con sus objetivos. Cada vez el raid del mal anda más desnudo por las calles. Quién no lo quiera ver se convierte lisa y llanamente en un cómplice”, cerró.
El decreto que firmó Macri hace algunos días ya entró en vigencia y la única forma para que se de vuelta atrás parece ser la lucha en las calles. Habrá que ver cómo se implementa este intento de sacar nuevamente a los militares a las calles frente a movilizaciones masivas, como por ejemplo la que se espera para el próximo 1 de agosto cuando se cumpla un año de la desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado.

0 comentarios:

Publicar un comentario