31 ago. 2018



El Grupo de Teatro Catalinas Sur presenta la obra adaptación de ‘El retablillo de Don Cristóbal’escenificada durante el sitio a Madrid en la Guerra Civil Española. La directora, Ximena Bianchi, habló con Fernando Tebele y María Eugenia Otero en el programa radial La Retaguardia y contó los detalles del espectáculo que homenajea a Federico García Lorca a 120 años de su nacimiento. Cómo es presentar una obra dentro de otra obra. (Por La Retaguardia)

“Lorca en las trincheras de Madrid es nuestro homenaje a los luchadores y a los idealistas que existieron y existen, en este caso representados en la República española. Rescatamos de Lorca su parte más combativa, su parte más ideológica. La obra es teatro dentro del teatro. Es una obra donde existe la parte de El Retablillo, la obra de Lorca, pero está representada en el frente de batalla de Madrid. Los milicianos que estaban en la batalla representan para los campesinos del lugar la obra 'el retablillo de Don Cristóbal'. Dentro de esta farsa, empiezan a aparecer las noticias de la Guerra Civil Española. Estas intervenciones son hechas por los milicianos que desatan canciones y situaciones en donde están representando esta obra, que va continuando en el frente de la batalla. Tratamos de representar cómo estas personas representaban esta obra dentro del contexto histórico. Realmente esta obra se presentó en el frente de batalla. Se hacía solo con títeres. Nosotros la hemos variado: Es con títeres, actores y música”, comenzó relatando Bianchi.
La directora se refirió al momento político elegido para montar a Lorca y habló acerca de la conformación del Grupo de Teatro Catalinas Sur: “No es casualidad que uno decida representar este tipo de historias, con todo lo que está pasando y el tema de las divisiones ideológicas que nos están presentando ahora. El Grupo de Teatro Catalinas Sur es un grupo de vecinos que nació hace 35 años. Nosotros decimos que somos realizadores de utopías. Es una utopía que un grupo de vecinos tenga un teatro como el que tenemos y haga funciones viernes, sábados y domingos de diferentes obras. Creemos en el arte como comunicación. Somos amateur en el buen sentido de la palabra. Amamos lo que hacemos. El arte es comunicarse con otros vecinos. Desde ese lugar es que nosotros representamos Lorca en las trincheras de Madrid o las obras que representamos; desde el lugar donde tengamos algo para decir y para contar. Eso es para nosotros el arte. Es comunicarse, no exhibirse. Catalinas tiene la particularidad de que la gente que nos viene a ver siente que podría estar en el escenario. Hay personas de todas las edades. Nosotros trabajamos con la comunidad expresándose artísticamente, por supuesto en un trabajo de excelencia. Tenemos el rigor artístico necesario para representar las obras bien hechas. Todas las personas pueden participar. La gente necesita encontrarse con otros. El afuera se pone tan hostil que la gente necesita encontrarse con los otros y hacer juntos. Estamos en un momento en el que está pasando esto... Encontrarse con personas más amigables, por decirlo de alguna manera. Hay tanta hostilidad, tanta cosa que está pasando.En estas épocas de tanta complicación desde lo económico, desde lo social y desde lo ideológico, nosotros creemos en lo colectivo. Acá el artista es un vecino y más que un vecino es un compañero. Desde ese lugar nos convocamos. Las personas que juntas conquistan un ideal. Lorca en las trincheras de Madrid es un homenaje a estos idealistas que lucharon en la República porque creemos en los ideales y creemos que juntos se pueden conseguir las utopías”, concluyó Bianchi en conversación con Radio La Retaguardia.
La obra Lorca en las trincheras de Madrid está conformada por aproximadamente 30 personas. Se presenta los viernes a las 22 horas en El Galpón de las Catalinas, Benito Perez Galdós 93, La Boca.

0 comentarios:

Publicar un comentario