23 ago. 2018

El martes 21 de agosto comenzó el juicio a los once policías que asesinaron al joven en el año 2008, en Mariano Acosta, partido de Merlo. Otro caso más de gatillo fácil. En 2013 este juicio ya se había llevado a cabo y habían absuelto a los once policías. "Yo pienso que esta vez, tenemos mucha fuerza, la que no tuvimos en el juicio anterior”, comentó María Viera, su madre, durante la marcha realizada la semana pasada en el juzgado de Morón. (Por Colectivo de Medios Populares*)

El juicio iba a comenzar a las 09:00 hs, en la Sala de Juicios Orales (la más grande, ya que se había avisado que vendría mucha gente). Eran las 10:00 y el juicio aún no comenzaba. En la puerta del Tribunal habría unas 40 personas entre familiares (no solo de Fabián, sino también de otros chicos asesinados por la policía: Familiares de Nehuen Rodriguez, de la China Cuellar, Kiki Lezcano, Luciano Arruga, Pablo Alcorta, Nazareno Vargas, entre otros), amistades, organizaciones sociales y medios alternativos de comunicación. Cuando estamos entrando, dos policías nos interceptan y dicen que esperemos, que vamos a entrar en orden. Entramos en orden, en silencio, respetuosamente y cuando llegamos a la puerta de la sala, nos dicen otros tres oficiales que el juicio ya empezó. Que no podremos ingresar hasta que se vaya a un cuarto intermedio. Ni siquiera el padre de Fabián, ni su tía, ni su abuela, pudieron pasar. Los familiares comenzaron a protestar, exigiendo la urgencia de que ingrese, al menos, el padre, ya que sólo había ingresado la madre de Fabián.
Nos mienten, nos inventan información, nos cambian el discurso de un minuto a otro.
Cuando llega uno de los testigos fundamentales, José Mancini (torturado por la misma policía el día que es asesinado Fabián), que llegaba con retraso y tampoco lo dejan entrar. ¿Saben por qué llega con retraso? Porque lo habían citado al juicio para el próximo jueves, y ese mismo día, a la mañana, se entera de que tiene que ir a declarar. A él tampoco lo dejan entrar. Personas allegadas al abogado de la familia de Fabián, le escriben pidiéndole que se vaya a cuarto intermedio para que puedan ingresar las personas, sobre todo, su padre y el testigo. El abogado lo pide, pero no le dan a lugar.
Luego de un buen rato, y un buen ruido, llaman a cuarto intermedio y logramos ingresar.
Comienzan los testimonios. Los abogados de los policías piden leer los nombres de todas las personas que ingresamos, para ver si no había testigos entre los acompañantes, ya que quienes dan testimonio no pueden presenciar el debate hasta su declaración. Comienzan a leer los nombres y los policías toman nota en sus celulares. Dato no menor en un contexto de amenazas a María, la madre de Fabián, y a uno de los abogados, a quien la noche anterior al juicio le golpearon la persiana al grito “Vos sos boleta”. Siguen jugando con su impunidad.
 La primera en declarar fue María Viera, quien comentó que aquel último día de vida de Fabián, habían cenado juntos, que él después se fue a lo de los primos, para después salir a bailar. Dijo que Fabián era un chico trabajador, familiero, que le gustaba estar en su casa y compartir con ellos. Al finalizar su exposición, los abogados de los policías comenzaron con una serie de preguntas, algunas sin sentido. Una revictimización total.
Luego expuso el padre de Fabián. La misma historia. Contó de aquel día, de cómo lo veía a Fabián y cómo era su relación con él. La defensa nuevamente a la carga: “¿usted diría que si había barro fue por el rocío de la noche?”. Ese tipo de preguntas.
No hubo tiempo para que José Mancini declare. El juicio continuará este jueves, también a las 9.00 hs., en el Departamento de Justicia de Morón.

La marcha por justicia para los pibes

El 15 de agosto se cumplieron 8 años del asesinato de Fabián Gorosito. Esa mañana se realizó una marcha desde la Plaza Rocha hasta el Departamento Judicial de Morón, donde se desarrolla el juicio. Además de María Viera, su madre, concurrieron familiares de otros chicos que sufrieron gatillo fácil, o a quienes les armaron una causa y siguen presos víctimas de un sistema penitenciario que se encarga de matarlos en vida. En la puerta del departamento, alzaron sus voces en una radio abierta familiares de Pablo Alcorta, Lucas Decima, Nazareno Vargas, Ismael Sosa, Germán Gómez, Nehuen Rodríguez, entre otras. Recordaron a sus hijos, algunos fusilados por las balas del Estado, otros golpeados hasta morir o atropellados por patrullas.
Comenzó María leyendo el comunicado: "que la justicia no vuelva a matar a nuestros pibas y a nuestras pibas. Basta de gatillo fácil. Condenas efectivas para los policías  asesinos. Basta de causas armadas".
A ella le siguió la madre de Germán Gómez, asesinado el 30 de abril de 2016 por el gendarme Felipe Villalba en el barrio Parque del Sol. Convocó al juicio que se realizará el 21 y 22 de noviembre también en Tribunales de Morón. La madre de Germán contó que el asesino abrió una cuenta de Facebook en la que sube historias contando cómo lo mató a Germán y subiendo fotos del hecho.
Continuó la madre de Lucas Decima, chico asesinado en 23 de febrero de 2017  por Mario Alberto Ballarino, policía bonaerense en el partido de Merlo. Su juicio será el 26, 27 y 28 de setiembre, también en Tribunales de Morón. Por último, saludó a los jóvenes y pidió que “sigan en la lucha por conseguir justicia para nuestro pueblo”. Remarcó que "no busca venganza, sino justicia", algo que solemos oír de muchas madres.
 Escuchamos luego la voz de la madre de Federico Bazan, otro chico preso por una causa armada, con una sentencia de 15 años a cumplir. Luego expusieron Ana, la madre de Pablo Borja y Adriana la tía de Ángel Romero, dos chicos que fueron fusilados el 18 de marzo de 2015 por el policía Matias Hector Castagno, en Ramos Mejía. "Solo sabemos que con lucha y organización podemos hacer justicia", cerró Adriana.
Tomó el micrófono Gonzalo Hormaechea, hermano de Nahuel Hormaechea, el joven asesinado por el oficial Cristian Carrizo, en Hurlingham. "El camino es seguir la lucha para evitar que a más pibes y pibas les siga sucediendo lo mismo. Es la lucha por encontrar un poco de justicia social donde no se encuentra la justicia del estado y sus instituciones", dijo Gonzalo.
Sumó su voz Karina Abregú de Furia Feminista, quien es sobreviviente de un intento de femicidio de quien fuera su marido, en el año 2014. Acompaña la lucha de las familias de Merlo, ya que conoce cómo trabajan las instituciones de esta localidad.
También se sumaron las voces de las familias que perdieron a sus niños atropellados por patrullas policiales. Primero, María Gómez, abuela de Diego Aljanati, chico de 13 años atropellado al salir de un boliche matine. Después, Roxana, madre de Nehuen Rodríguez, quien dijo: "No solo con balas mata la policía, también con patrulleros. Daniel Castagnasso (quien manejaba, condenado hace pocos meses) y Jorge Soria Barba (acompañante, que fue testigo en la causa) son los asesinos. A Castagnasso le dieron 3 años y Soria Barba hace poco cayó por robar nueve panes de marihuana en Chacarita". Festejó la unión de las madres: "nos hace bien estar juntas para mimarnos un poco el alma".
Más adelante, tomó la palabra Dica, padre de Cristian Marcelo, un joven asesinado en el año 2004 en Villa Tesei, Hurlingham, quien agradeció la solidaridad de  los trabajadores ocupados y desocupados en la lucha de clases.
Hacia el final, tomó la voz Nancy Sosa, mamá de Ismael Sosa, asesinado el 24 de enero de 2015 por unos 20 policías, en el recital de La Renga en Villa Rumipal, Córdoba. Aseguró que de ese recital, hay más muertos pero que las familias de Córdoba no han querido salir a pelear, por el miedo que impone el estado allí.
Cerró Emilia Vasallo, madre de Pablo "Paly" Alcorta. Recordó a las pibas y los pibes muertos en contexto de encierro, asegurando que estos pibes son asesinados por los policías pero que además el contexto los hace matarse entre ellos. Por el hambre, por la miseria que se vive allí. Convocó al juicio de Fabián Gorosito. "La justicia si no se la arrancamos acá, la hacemos en las calles. Seguiremos luchando, nos seguiremos acompañando". Convocó a la Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil, que recorrerá el centro porteño, desde Congreso a Plaza de Mayo, este lunes 27 de agosto a las 16.00 hs., además de las diferentes convocatorias en todo el país.

*Radio Gráfica, FM Riachuelo, La Retaguardia, Sur Capitalino, FM La Caterva, Agencia Paco Urondo, ANCAP

0 comentarios:

Publicar un comentario