2 ago. 2018



La declaración fue hecha en una ronda de prensa posterior al acto de un año sin Santiago de la que La Retaguardia formó parte. Así explicó Sergio Maldonado el pedido de la familia al juez Lleral: que se amplíe la autopsia y que los expertos respondan una serie de preguntas. También solicitan la inclusión de un equipo de peritos independientes que puedan desmenuzar la información de que se dispone y hacer los análisis necesarios para alcanzar mayor precisión. (Por La Retaguardia)

"La sociedad sigue acompañando esta lucha adversa contra el Estado que es el que tiene el poder. Es muy difícil a veces poder avanzar en una causa cuando el Estado investiga al propio Estado. Queremos que nos dejen ingresar un grupo de expertos independientes, lo que garantiza la imparcialidad en una investigación como lo dejaron hacer con los 43 normalistas de México. Hay complicidad y encubrimiento porque la misma Fuerza de Seguridad que investiga en un lugar es la que actúa en otro y viceversa. No podemos confiar en un Estado cuando el médico forense Werther Augusto Aguiar filtró la foto del cadáver de Santiago. Un médico de la Policía Federal que hoy sigue en funciones trabajando en el hospital zonal de Esquel. Seguimos exigiendo verdad y justicia, presentando, recorriendo desde Bariloche a Esquel que está la fiscal, el juez está en Rawson, la Cámara de Apelaciones en Comodoro Rivadavia, la Corte Suprema en Buenos Aires y seguimos transitando todos esos kilómetros presentando cosas y recibiendo rechazos por parte del juzgado", denunció Maldonado.

Pinchaduras

Para Sergio, "es preocupante que se le intervenga el teléfono al hermano de la víctima y no a los gendarmes que intervinieron en el hecho. Además, que sea en forma ilegal, y no sólo eso, sino que tengan acceso algunos medios de comunicación mientras nosotros no estamos enterados de nada. Algo que el juez ya dio como nulo e ilegal sigue siendo reproducido en los medios. El Estado investigó a la familia, me refiero a la propia ministra de Seguridad, al principio dijo que nuestra familia se negaba a cooperar, que no se presentaba a dar muestras de ADN. Después, mintiendo, escuchándonos, siguiéndonos", planteó.
"Respaldaron a las Fuerzas de Seguridad, les dieron arresto domiciliario a genocidas. A principio de año ascendieron a cinco o seis gendarmes. Los premian en lugar de castigarlos. Bullrich nunca nos llamó. Un año después no hay necesidad de que se acerque cuando no hizo nada y hace once meses le pedimos la renuncia. Ni siquiera el presidente la investigó o apartó, evidentemente ella está capacitada para lo que necesitan las Fuerzas de Seguridad. Protegió a la gente que tenía que apartar", insistió en la denuncia contra la Ministra.
"Hace tres semanas presentamos ante la Corte Suprema todo lo que fue rechazado desde el 1 de noviembre hasta la fecha. Seguimos igual que el día uno, hasta ahora no avanzó nada, la investigación todavía no empezó y pasó un año. Va a pasar otro año más y vamos a seguir igual, con la diferencia de que cada vez que nos alejamos en el tiempo, nos alejamos de saber la verdad porque se van borrando pruebas que son irrecuperables", advirtió.
"Nosotros le pedimos al juez que amplíe los puntos de peritaje. Los 55 peritos no pueden decir cuándo, cómo y dónde murió Santiago. No pudieron responder eso cuando fuimos a buscar la autopsia. Entonces pedimos una ampliación para que se desmenuce toda la autopsia y fue rechazada. Se hicieron rastrillajes con más de cuatrocientos efectivos, drones, helicópteros y el propio Estado estuvo en el lugar donde apareció el cuerpo de Santiago el 17 de octubre y no encontró absolutamente nada. Quien dijo que es desaparición forzada es el Estado, quien quiso cambiar la carátula en diciembre también es el Estado. Pero el juez sigue sosteniendo que no hay nada que indique que no es desaparición forzada", aseveró sobre la carátula de la causa. "No se sabe cuándo murió Santiago, se sabe que Gendarmería ingresó ilegalmente en un lugar, reprimió, Santiago estuvo desaparecido 78 días y apareció en un lugar 80 metros río arriba desde que marcaron el rastrillaje los perros. Yo iba en un gomón de esos y el perro no ladró. El cuerpo de Santiago arriba tenía una tira y estaba suelta. Eso está documentado. Si un cuerpo estuvo 78 días en el agua, el propio Estado no lo vio en los siete rastrillajes que hizo, dos en ese lugar, es muy sospechoso", consideró.
Además, en un análisis más general sobre el gobierno, Maldonado señaló: "Lo que veo en la calle es que hay gente que el Estado tendría que proteger y lo que hace es atacar, reprimir. Hay trabajadores que se están quedando sin su fuerza de trabajo. Todo ese ajuste viene con una represión que implica más Fuerzas de Seguridad en la calle". Por último, explicó por qué consideran que Santiago es de todos y de todas: "Nosotros no podemos decirle a la sociedad la forma en que tiene que reclamar. Sería muy egoísta de nuestra parte decir que Santiago nos pertenece cuando en realidad todas y todos generaron una lucha en cada lugar como lo sienten. Como un hermano, un primo, un amigo, un hijo. Este acto es un respaldo, un abrazo a nosotros, un fortalecimiento, una demostración de que el pueblo sigue rechazando este tipo de cosas y no va a permitir que algo quede impune. Eso no es sólo por Santiago, nosotros convocamos diciendo que Santiago es solidaridad. Es por todos aquellos que no tienen voz y no pueden salir a pelearla, no tienen una cámara, una forma de hacer una lucha porque no pueden, no les sale o lo llevan de otra manera".

La sentencia por Daniel Solano

Consultado por La Retaguardia acerca de la sentencia en el caso Solano, Sergio expresó: "Sé que por Daniel Solano condenaron a siete policías. Ahí la justicia es a medias. Como el caso de Miguel Bru, que hace 25 años que lo siguen buscando y el policía preso va a salir libre el año que viene. Todo se cierra cuando aparece el cuerpo a mi entender. Es una justicia a medias. Quedan siete detenidos pero seguimos buscando el cuerpo de Daniel".

El acto

Luego de la lectura de las adhesiones de los distintos organismos de derechos humanos y agrupaciones, se emitió un video elaborado por la familia y amigos de Santiago.
Sergio Maldonado tomó la palabra y le costó arrancar, "es un día muy cargado", dijo. Enseguida recibió el apoyo de toda la gente presente y comenzó su discurso definiendo a su hermano: "Santiago, anarquista, artista, dibujante, tatuador, defensor de la tierra, un alma libre con un gran compromiso social, que vivía como sentía, con firmes ideales, pero ante todo un ser humano. Ese que con su mirada interpela a una parte de la sociedad", nos dijo.
Sergio relató la cronología de los hechos que terminaron con la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago, señaló a los responsables y exigió verdad y justicia:"El 1 de agosto de 2017 Gendarmería Nacional ingresó a la comunidad de Cushamen en el marco de un operativo ilegal y llevó a cabo una cacería humana con disparos con bala de goma y de plomo. Ese día Santiago desapareció. Allí comenzó nuestro camino de lucha. Debimos salir a la calle a buscarlo. A denunciar. A gritar hasta encontrarlo. Fueron 78 días interminables, uno tras otro, esperando ese momento para poder volverlo a abrazar. Sin embargo, no pudimos. El 17 de octubre del año pasado, apareció su cuerpo en el Río Chubut 80 metros río arriba, en un tramo que ya había sido revisado y recorrido por el Estado en 7 oportunidades. El 5 de agosto y el 18 de septiembre más de 400 efectivos, perros, drones y helicópteros pertenecientes a las fuerzas de seguridad que responden al Ministerio de Patricia Bullrich, dijeron que no había nada en ese mismo lugar donde apareció el cuerpo", expresó Sergio.
Toda esa impunidad forma parte de las mentiras a las que la familia dijo estar acostumbrada: "Desde el gobierno y algunos medios de comunicación instalaron que 55 peritos dijeron que Santiago se ahogó solo y que no hay nada que reclamar. Los resultados de la autopsia no dicen dónde murió Santiago, qué día, en qué circunstancias ni cuántos días estuvo en ese río. Por el contrario, los peritos de la Corte Suprema, el día 24 de noviembre, no pudieron responder a esas preguntas. Durante todo ese tiempo los funcionarios estatales ocultaron información, encubrieron el accionar de la Gendarmería Nacional y persiguieron a nuestra familia en lugar de ponerla al resguardo y responder dónde está Santiago Maldonado", denunció.
Sergio apuntó también contra una de las máximas responsables de que aun no se conozca la verdad sobre Santiago: "Hace 11 meses, en esta misma Plaza, le pedimos a la Ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich su renuncia por no haber apartado a Gendarmería ni investigarla, pero sí haber desviado la investigación diciendo que Santiago había sido herido por un puestero de la estancia Benetton. Aun hoy sigue negando su desaparición forzada seguida de muerte, como si el operativo realizado por la fuerza de seguridad a su cargo no hubiese sido ilegal. Sufrimos ataques permanentes de la propia voz de ministros, gobernantes y periodistas funcionales al gobierno de Mauricio Macri", acusó.
Además, se refirió a los medios de comunicación: "Palabras de una perversidad que jamás imaginábamos. Dónde están esos medios de comunicación que cuestionaron a los testigos de la comunidad mapuche, pero nada dijeron de las personas que en varios puntos del país mintieron diciendo que habían llevado a Santiago por aquí o por allá. Esos mismos medios y periodistas mercenarios que se encargaron de atacarnos y lo siguen haciendo sistemáticamente negándonos el derecho a saber la verdad y tener justicia".
Sergio también expresó frente a la Plaza llena su denuncia al juez Otranto y las exigencias al Estado: "El juez Guido Otranto permitió que tanto la familia como los testigos fuéramos espiados en lugar de investigar de forma imparcial y apartar a la Gendarmería de la investigación. La única forma es a través de la conformación de un equipo de expertos independientes que garantice una investigación exhaustiva, imparcial y sin la injerencia del Poder Ejecutivo ni, en particular, del Ministerio de Seguridad de la Nación que pretende que las mismas fuerzas sospechadas sean los que luego produzcan las pruebas suficientes para determinar qué hicieron con Santiago".
"Queremos que este día no quede en la historia como un simple aniversario. Queremos que este 1° de agosto sea el punto de partida para la construcción de una unidad que imponga la agenda de los derechos humanos por encima de las diferencias partidarias e ideológicas. Los derechos humanos se defienden o se violan", consideró sobre la carga simbólica de la fecha.
Además, denunció el decreto 683: "Debemos repudiar con todas nuestras fuerzas que este gobierno habilite a las Fuerzas Armadas a participar en temas de seguridad interior".

"Santiago es solidaridad"

Para terminar, Sergio dejó una reflexión sobre el símbolo en el que se convirtió su hermano y le habló a Santiago: "Debemos soltar a Santiago, como ese ser libre que era. Debemos entender que Santiago no es solo de nuestra familia. Santiago trascendió y atravesó corazones de todas y todos aquellos que lo sienten propios. Santiago, vos sos al único al que le voy a jurar lealtad y compromiso de lucha hasta ver que los responsables sean juzgados. Mientras tanto tratá de descansar como puedas y como te dejen. Te respeto y te quiero mucho", cerró su discurso.

0 comentarios:

Publicar un comentario