14 oct. 2018



El caso dio la vuelta al mundo como emblema de una disputa con el Estado por el respeto y resguardo de la libertad de expresión. No tan distinto de los procesos judiciales que se dieron en Argentina en la represión a un mes de la desaparición de Santiago Maldonado, entre otros. El periodista de lahaine.orghttp://lahaine.org y kaosenlared.net fue detenido -luego puesto en libertad- y acusado el 29 de marzo de 2014 mientras cubría una movilización llamada 'Jaque a la monarquía' en Madrid. El debate oral concluyó y Boro espera ser absuelto. explicó el proceso al que se enfrenta. (Por Luis Angió para La Retaguardia, desde Madrid)

Foto: kaosenlared.net

"Me desempeño en lahaine.org y kaosenlared.net, dos medios de comunicación anticapitalistas. Tuve el juicio en Madrid, fui detenido el 29 de marzo de 2014 mientras cubría una movilización llamada 'Jaque a la Monarquía' en Madrid. Varias personas de la prensa fuimos agredidas. Yo, además, fui detenido. Pedían 6 años de prisión y 6200 euros de multa para indemnizar a los agentes. Me acusaron falsamente de atentar contra la autoridad, de lesiones, cuando lo que ocurrió aquel día fue un ataque de la Policía Nacional a la prensa, pero para justificarlo me acusan a mí de haberlos agredido a ellos", denunció Boro. "Piden una pena tan alta como persecución por escribir en los medios en los que escribo y para justificar lo que hicieron aquel día. Ellos dicen que le pegaron a la prensa porque estaba pasando algo, y ese algo soy yo. Varios periodistas presentaron una denuncia que fue a juicio hace unos meses. Trataron varias veces de archivarla, eran cuatro periodistas que denunciaban agresión, lesiones y por vulnerar el derecho de información. Todo esto ocurrió mientras se estaba cubriendo una manifestación. La justicia intentó archivar el caso, se quitó el delito de vulnerar el derecho a la información porque, al no haberle requisado las cámaras, no se había vulnerado. Ignoraban que no se les requisaron pero se les rompieron, algún compañero, de hecho, grabó inconsciente en el suelo", explicó. "Esto fue estando Rajoy en el gobierno. Ahora, que ha cambiado, lo vemos exactamente igual. Tenemos una alternancia de partidos y ambos representan al régimen de la misma manera. Cada uno a su manera, con su estilo, algunos ponen más el acento en unas cosas y no en otras. En general el PSOE ha aplicado la represión siempre igual, pero intenta hacerlo de una manera menos escandalosa, sin hacer tanto ruido. Al PP le gusta hacer ruido, darle esa carnaza a su masa social por ser electoralistas. Pero la represión es la misma, sigue siendo la misma desde 1939. Se ha ido maquillando, enmascarando dependiendo de las épocas pero es lo mismo", sostuvo.

La monarquía

"Aquí representa la herencia del régimen fascista como fue el franquismo. Juan Carlos I fue puesto a dedo por el dictador Franco y con Felipe VI vemos esa misma continuidad. En 1978 se hizo lo que llamaron 'la transición', a la que vendieron como modélica pero fue una gran estafa, una gran mentira porque las instituciones siguieron en sus mismos puestos. Parece que nos teníamos que creer que estos señores se habían acostado franquistas y se habían levantado a la mañana siguiente demócratas de toda la vida", ironizó. "Hoy en día vemos una herencia franquista en todas estas instituciones, sobre todo en la Policía, que explica su manera de accionar en muchas de estas cosas. La Monarquía representa todo eso. Fue impuesta por un dictador que había sido impuesto por una guerra. Así que aquí la lucha contra la Monarquía es algo fundamental. Es algo que tiene bastante incidencia también en el interior. Cuanto más te vas para la España profunda, también hay mucha gente conservadora y que si por ellos fuera seríamos como hace 80 años. Justifica la represión y responde a este tipo de injusticias con 'algo habrá hecho'", explicó.

Medios de comunicación

"Se da una separación total entre los medios alternativos y los no alternativos. Podríamos decir que, en los alternativos, el mío ha sido un caso mediático. Salió en todos. En cambio, en los otros, no ha salido. Ha habido situaciones como llamarme a una entrevista y luego echarse para atrás, en las ruedas de prensa que hicimos, la mayoría no aparecieron", contó. "Quitando muy pocos, el resto han ignorado totalmente el tema. Parece que hay un interés en silenciar, un periodista al que se le están pidiendo 6 años de cárcel por realizar su trabajo. Nosotros, en la medida en que hemos podido hemos hecho frente a ese cerco informativo a través de nuestros medios más afines. Hicimos una campaña en estos años denunciando el caso", aseguró.

Panorama político

"En los últimos años con la excusa de la crisis se redujeron los derechos laborales de las personas y el pueblo trabajador. Esto no es algo que vaya a cambiar porque haya cambiado el gobierno. Consiguieron reducir a ese nivel los derechos y los salarios y no se ve que vaya a mejorar. En este sentido, una vez más, el PSOE es exactamente igual que el PP. Luego, en otros sentidos, cuando cambió el gobierno trataron de venderlo como que iba a ser una gestión progresista, decían que había muchas mujeres ministras. Luego, te ponías a ver y te encontrabas con que una había sido fiscal en la Audiencia Nacional, otra estaba implicada en el caso Castor, etc", advirtió. "De progre, nada. Yo no creo que partidos como Podemos ejerzan finalmente ninguna presión. Tendrá sus sectores, pero a lo que se ha dedicado desde que apareció es a vaciar las calles. Mucha gente consideró que ya tenía a quien votar, por lo que no hacía falta que fuera a la manifestación, que se organizara en su barrio. Ese es el problema. Al final han vendido humo", consideró Boro.
"El independentismo catalán es algo muy amplio y cada uno tiene sus intereses, en algunos casos tiene que ver con lo económico. La CUP (Candidatura d'Unitat Popular), en particular, también tiene sectores, pero es lo más de izquierda y lo que les aúna es pedir la liberación nacional y social del pueblo catalán. Con todo lo que ha ocurrido desde el 1 de octubre (referéndum de independencia), mañana se cumple un año, el pueblo catalán salió a la calle y desafió tanto al gobierno español como a sus propias instituciones. Ayer hubo una manifestación y varios de los policías que hace un año fueron a golpear a gente que votaba por la independencia de Catalunya, fueron a celebrar cómo habían estado partiendo cabezas con intención de provocar", señaló. "El pueblo catalán lo que hizo fue reunirse en la plaza donde ellos habían convocado para hacer una resistencia e impedirles que entren. Los Mozos de Escuadra, la Policía catalana, protegió a estos fascistas cargando contra su propio pueblo. En Catalunya sigue habiendo una gran voluntad social de la mayoría del pueblo de decidir su futuro. Eso es una realidad. Antes del 1 de octubre muchos catalanes habían roto con España mentalmente. Entre eso y lo que reciben del resto del Estado, en este último año no han sido más que mentiras, insultos, noticias falsas. Es normal que cada vez haya más independentistas", consideró el periodista.

El juicio

"Hemos hecho una campaña muy importante. Este juicio debió realizarse hace cinco meses y medio pero uno de los policías envió un fax una hora antes diciendo que se encontraba indispuesto. Ha habido varias declaraciones de sindicatos de periodistas, también una declaración institucional del parlamento de Navarra, hay un manifiesto donde se recogieron cerca de 1700 adhesiones de medios, periodistas, partidos políticos, organizaciones, personalidades", destacó. "También se celebraron en diez ciudades concentraciones pidiendo mi absolución, hubo dos más el tres. Tenemos la verdad de nuestro lado, no sólo soy inocente sino que han creado un montaje policial para justificar su salvaje actuación contra la prensa. No sólo soy inocente, estos señores son culpables. Mi abogado ha llevado causas parecidas de represión a movimientos sociales, tenemos videos, testimonios de personas que estaban por ahí. Con eso vamos, con la verdad por delante y la cabeza muy alta", aseguró. "Esto no es más que una excusa para justificar su actuación y para atacar a los medios anticapitalistas y puntualmente a lahaine.org que era para quien estaba cubriendo ese día", agregó.
Además, una vez concluido el debate oral, Boro explicó: "Si ellos se habían contradicho varias veces, hoy lo han hecho mucho más. Han metido la pata hasta el fondo. Dicen cosas surrealistas. El que me acusó de haberle pegado en la cara ahora dice que ese puñetazo se lo dio antes alguien que no pudo identificar. Otro, al que se supone que le di en la rodilla, declaró por videoconferencia y dijo, de repente, que no, que le di un puñetazo. Le dijo a la fiscal que fue un puñetazo solo y luego también una patada. Hubo varias cámaras en la concentración y también entraron al juicio. Lo tenemos ganado. En el alegato dije que eso no fue un atentado a la autoridad sino a la prensa y a la libertad de expresión. Pido mi absolución y que se investiguen responsabilidades del accionar judicial de aquel día".

0 comentarios:

Publicar un comentario