12 nov. 2018



El autor de la famosa canción 'Mi viejo' se refirió de ese modo a lo que considera su tarea. El tema, que recorrió todo el mundo y se versionó en varios idiomas, cumplirá 50 años el año que viene y Tcherkaski prepara junto a Piero, el coautor e intérprete, un importante homenaje. Además, el escritor presenta ahora un espectáculo llamado Yo judío. Será en Pista Urbana, Chacabuco 874, el 17 de noviembre a las 18. En diálogo con Fernando Tebele por Radio La Retaguardia, Tcherkaski habló sobre los frutos de su trabajo, sus proyectos y sus consideraciones sobre la situación del país. (Por La Retaguardia)

Foto: elciudadanoweb.com

"El trabajo nuestro es que se conozca lo que escribimos". Cuando sice nuestro, se refiere a los autores, a quienes considera en peligro de extinción: "el autor está desapareciendo con la aparición del cantautor que hace la música, la letra y la canta. Lo importante es lo que hace la gente, la canción Mi viejo el año que viene va a cumplir 50 años. Se fue de las manos ya, de todas las personas que han hablado, que la han mencionado. Desde el hombre común, que es lo que a mí más me interesa, que se hizo un tatuaje, o verlo en un auto, en un colectivo, hasta que la mencione el Papa, Fidel, Guayasamín. Tiene un recorrido propio. Piero es transmisor, porque sigue haciendo giras y trabajando en el exterior y yo tratando de recopilar la historia para hacerla sensata el año que viene. Cuando se cumplan los 50 años vamos a hacer una presentación en un teatro, no sabemos exactamente cuál, de homenaje a la canción", adelantó. "Vamos a tejer una historia, no sabemos si va a ser un video o un relato, si nosotros mismos lo vamos a contar, desde el comienzo hasta ahora. Me interesan los pueblos alejados a los que la canción llegó. No sólo en América, sino en el mundo. La canción está en muchos idiomas. Es muy fuerte, lo que tiene que tener uno es una distancia y tomarlo como un hecho bello sin volverse loco, sin retirar los pies de la tierra. En este oficio, mucha gente lo hace", advirtió Tcherkaski.
En relación a su proyecto actual, explicó: "El espectáculo Yo judío lo venimos haciendo con Luis María Serra, un músico muy interesante que hizo muchas bandas de sonido de (Leonardo) Favio. Somos muy amigos hace años y este proyecto, Yo judío, aunque parezca mentira, lo venimos trabajando hace 26 años. Por supuesto con interrupciones, viajes, hijos y todo lo que se puedan imaginar. Decidimos hace unos 2 años atrás terminar el trabajo. Es un recitatorio donde tomo la excusa de mi condición de judío asimilado, sin una cultura judía tradicional, cosa que lamento. Uno pierde mucha información por eso. Es el relato de una época, de una historia, de una Argentina, una Buenos Aires, que ha vivido y sentido novedades durante acontecimientos interesantes y antipáticos en lo personal, no hablo de cosas sociales", aclaró. "Nos criamos en barrios donde había italianos, españoles, judíos, rusos, una diáspora interesantísima que se entremezclaba y conjugaba en una dinámica cotidiana. Es la historia de esa época en la que vinimos sin tener idea a dónde, sin una historia salvo relatos muy cortados de mi padre o mi madre. Las mezclas sociales, las migraciones de los años '29, '30. Es un relato con cinco canciones que canta Valeria Blanco y termina con la dictadura. Tomo dos holocaustos: el holocausto judío en el que mataron a toda la familia de mi madre, y como elemento simbólico el asesinato de Miguel Ángel Bustos, un gran poeta. Fue muy amigo también. Tomo los dos puntos de la tragedia. En este trabajo se agregan dos cassettes con las voces de Cipe Lincovsky y Virginia Lago. Es un homenaje a ellas", destacó Tcherkaski.

Ay país, país, país 

Por último, el autor se refirió a la situación actual: "Estamos viviendo una tragedia, un desastre. No me sorprende viendo quiénes son, de dónde vienen, quiénes eran cuando se inició esta locura. Me parece terrible, que van para más la violencia, la represión, el hambre. También hay una oposición que es muy frágil. Más allá de mis discrepancias con el kirchnerismo, es el único que tiene un caudal importante de votos. Lo mejor que le puede pasar a Argentina es que esto termine. Que terminen su mandato, no soy ningún golpista, pero que se vayan. Ahora, quién toma esta papa es algo que no sé. Este país va a quedar destrozado como si hubiera explotado una bomba atómica en el medio de la patria", lamentó.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario