18 nov. 2018



Hace algunas semanas, el Foro de Periodismo Argentino (Fopea) premió a Claudio Andrade, el periodista de Clarín que (en)cubrió la desaparición forzada de Santiago Maldonado con sus textos más parecidos a comunicados gubernamentales que al apego a la verdad. Esta semana, decenas de periodistas de medios comerciales se candidatearon para el premio a la mejor investigación, inventando en vivo una red anarquista dispuesta a tomar el poder (¿?). (Por La Retaguardia)

“Excelencia en investigación. Un periodista de Clarín fue distinguido por Fopea por su cobertura del Caso Maldonado”, cuenta orgulloso el diario Clarín. El premiado es Claudio Andrade y Fopea es el Foro de Periodismo Argentino. La noticia nos toma por sorpresa. No recordamos exactamente todo lo escrito por Andrade en relación al caso Maldonado. ¿El periodista premiado habrá sido el que escribió la nota titulada “Maldonado: bomberos de Trelew declararon ante el juez que el Río Chubut funciona como ‘una trampa’”? Sí, es él. El río es traicionero, como la crisis causa muertes. Toda una línea editorial. Esa nota es del 6 de febrero de este año, y es tan solo una muestra que sirve para señalar al botón.
Nos preguntamos qué hace que un grupo de periodistas que se presumen defensores de la libertad de expresión, señalen como excelente el trabajo de investigación de un tipo que dice que Santiago Maldonado se ahogó solo, mientras el juez todavía investiga su desaparición forzada. Quizá la excelencia venga por el lado del tuit que tiene fijado en su cuenta y que está fechado el 18 de septiembre, o sea, un mes antes de la aparición del cuerpo de Santiago en el Río Chubut.



Parece que el dato era firme. Es raro. Cabe preguntarse de dónde lo sacó. Caben tres posibilidades: que haya sido gente del juzgado, lo que pondría en evidencia que sabían donde estaba y no lo buscaron. La segunda es que se trate de integrantes de Gendarmería que hayan sido testigos del supuesto ahogamiento sin hacer nada y sin contarlo desde el primer momento. Parecen inverosímiles estas dos. Entonces, la tercera posibilidad, es que quizá su fuente sea el propio gobierno; o peor: los servicios de inteligencia, que responden a los gobiernos de turno, pero a la vez tienen una autonomía que asusta. Desde nuestro punto de vista, un periodista que tiene como fuente a los servicios de inteligencia no hace periodismo. Por una cuestión ética, pero también porque resulta pasible todo el tiempo de comerse operaciones de prensa. Además, creemos que entrar en contacto con esa instancia negra de la política argentina te puede servir para alguna que otra primicia, pero te deja pegado a la mafia para siempre. Y con la mafia no se negocia, se obedece o se la enfrenta, eso se sabe. Andrade parece ser de los que obedecen. Por eso lo premian.

Andrade no aclaró especialistas en qué. Quizás en operaciones de prensa.

Pero no solo fue actor esencial en la instalación de la idea del Santiago zonzo que se ahogó por no saber nadar. Andrade también ayudó a demonizar a los mapuche que estaban en la Lof Winkul Newen, en la que fue asesinado por la espalda Rafael Nahuel. El hecho ocurrió el 25 de noviembre de 2018. Los efectivos de la Prefectura Naval que participaron del operativo están libres. En cambio, quienes acompañaban a Rafa en la Pu Lof y bajaron su cuerpo a la Ruta 40 para intentar salvarle la vida, están ahora prófugos de la justicia. Fausto Jones Huala, hermano del Lonko Facundo, y Lautaro González, fueron detenidos en aquel momento. Recuperaron la libertad unos días después, pero el juez Gustavo Villanueva continuó la causa. Sin Andrade como principal ariete con notas como “Caso Rafael Nahuel: las pericias determinaron que mapuches y prefectos tenían restos de pólvora”, del 30 de marzo de 2018, la persecución judicial carente de pruebas no sería posible. Solo se sostiene con el consenso social. Y ese consenso se consigue vía “periodismo independiente”.

El cántaro no siempre va a las fuentes

El gran mentidiario argentino, como lo bautizó Sergio, el hermano de Santiago, festeja el reconocimiento a Andrade en su página, donde incluye un link a una de sus notas: “Caso Maldonado: revelan nuevos detalles del día en que apareció el cuerpo”. La nota está armada de acuerdo a lo que le dicen fuentes sin nombre: “testigos”, “voces que estuvieron presentes”, “personal que participó de la búsqueda” y “un especialista que participó del operativo”. Preocupado en criminalizar a los mapuche, en ningún momento menciona a la familia de Santiago. Si buscara otras fuentes, se podría haber enterado del calvario que vivieron Sergio y su compañera Andrea Antico el día que encontraron el cuerpo. “Como respuesta a tanta información falsa que circuló y circula en los medios de comunicación, familiares y amigos decidimos crear una página oficial para divulgar información confiable y exigir el esclarecimiento de los hechos que terminaron con la vida de Santiago Maldonado”, explica la familia de Santiago en el sitio SantiagoMaldonado.com El sitio tiene la pestaña Noticias Falsas donde lo escrito por Claudio Andrade para Clarín ocupa un lugar privilegiado. Una de las mentiras más groseras, con fecha 29 de septiembre de 2017: “A 60 días de su desaparición. La foto de un joven parecido a Santiago Maldonado, eje de otra controversia en El Bolsón”. Los mismos que en algún momento dijeron que había un pueblo de Entre Ríos donde todos se parecían a Santiago Maldonado, ahora dicen que estuvo en El Bolsón. Resulta insano repasar las notas de Andrade para Clarín. Con fecha 17 de octubre de este año, pedía que cerraran la causa por la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado: “Transcurrió un año desde que fue encontrado el cuerpo de Santiago Maldonado en el río Chubut. La causa sigue abierta y continúa bajo la carátula de "Desaparición Forzada", a pesar de las pruebas científicas y testimonios que indican que el joven se ahogó sin la intervención de terceros. ¿Por qué aún no se cerró el caso?”.
El problema del premiado Claudio Andrade y de los premiadores de FOPEA no es su subjetividad. No la compartimos, claro, pero el punto esencial es que se muestren como independientes. Que se propongan como investigadores cuando solo publican operaciones políticas. Lo más grave del premio es que les están diciendo a quienes hace periodismo hoy, o a quienes se están formando para hacerlo, que eso es periodismo, y que además es de excelencia. Parece más que nada periodismo hecho a medida de “su excelencia”, cualquiera sea la cara del poder.

De las RAM a los anarquistas

En la contrucción del enemigo interno contra quien cargar y en la sobreactuación del rol de paladines de la seguridad ciudadana, el premio mayor debería ser sin ningún tipo de dudas para Patricia Bullrich. Del señalamiento y la estigmatización de los y las mapuche, que culminó con la desaparición forzada de Santiago y la extradición de Facundo, pasamos rápidamente a los anarquistas dispuestos a todo. Aquí no vamos a analizar metodologías, porque más allá de que coincidamos o no con ellas, sigue siendo el Estado el principal promotor y ejecutor de violencia, siempre. Lo cierto es que el gobierno ahora presume haber hallado una red de anarquistas. Sin embargo, en todos los allanamientos que realizaron el jueves negro de la persecución ideológica, detuvieron a 12 personas, todas en el mismo lugar, un conventillo del barrio de Constitución. En el resto de los lugares allanados, incluso en algún caso clausurados, no detuvieron a nadie, porque no encontraron nada peligroso. Increíblemente no consideraron peligrosos libros y otro tipo de materiales. En el Club Social La Cultura del Barrio, en Villa Crespo, estuvieron desde las 15 hasta la 1 de la madrugada. Se fueron con las manos vacías, pero con los rostros sonrientes por haber causado suficientes molestias ¿Habrán pedido disculpas amablemente al retirarse? Claro que no. En esa franja horaria, pero sobre todo por la tarde/noche, las cadenas expendedoras de noticias truchas se hicieron un festín. Los y las zocalistas, nueva tiranía del periodismo tradicional, dedicaron las peores estigmatizaciones al anarquismo. Ya tenemos nuevos enemigos. El periodismo, una vez más, factor vital en la costrucción del estigma para que luego venga el Estado y se devore todo en defensa, supuestamente, de la libertad, pero en realidad avasallando cualquier tipo de derecho individual.
Y todavía no llegó el G20...
Desde La Retaguardia sugerimos apagar la tele de una vez. Es cierto que las redes sociales y hasta la comunicación vía Whatsapp son una invitación a la propalación de las noticias falsas, pero ese lugar de privilegio en la construcción de estigmatizaciones sigue siendo de las empresas de medios de comunicación tradicionales. Lamentablemente, siempre encuentran gente dispuesta a mostrarse serviles, a pesar de quienes desde adentro intentan dignificar la profesión, y también a pesar de quienes desde afuera de toda esa maquinaria, intentamos hacer comunicación desde la vereda de enfrente de los Andrade.

1 comentarios:

  1. otra muestra para el botón: vuelven las "altas fuentes"

    https://www.clarin.com/politica/justicia-dudas-acerca-autor-disparo-mato-rafael-nahuel_0_w7EsbGvYd.html

    ResponderEliminar