25 ene. 2019



Lo confirmó Gustavo, su tío, en diálogo con Rosaura Barletta y Luis Angió en el programa Otras Voces, Otras Propuestas. Carla desapareció el 15 de enero después de activar dos veces el botón antipánico. Su cuerpo fue hallado el sábado 19 en el Riachuelo porque, a pesar de haber alertado que estaba en peligro, la Policía no la ubicó a tiempo. Carla tenía el dispositivo después de haber denunciado que el 26 de diciembre su ex pareja la golpeó, la violó y la encerró. Él está detenido, pero su padre y su hermana continuaron amenazando y hostigando a Carla, que los denunció y obtuvo una extensión de la perimetral para ellos. (Por La Retaguardia)

Foto: Agustina Salinas

A pesar de que los medios hicieron eco de la hidrocefalia, patología que altera la orientación y la estabilidad, Gustavo fue contundente: "En la adolescencia, cuando tenía 14 o 15 años, mi hermana y mi cuñado observaron ciertas condiciones neurológicas como pérdida de orientación, desviación en un ojo, pérdida de estabilidad. Frente a eso, se hizo una consulta con los médicos y le diagnosticaron hidrocefalia. Se hizo una cirugía para solucionarlo y la operaron con éxito. Al poco tiempo volvió a ser una persona normal, se acomodó su ojo, dejó de desorientarse, eso lo solucionó y desde la cirugía nunca más volvió a presentar un cuadro de esos. Tenía los cuidados necesarios, tenía unas válvulas en la cabeza, con una cánula de drenaje hacia una parte del estómago". La enfermedad de Carla no la afectaba desde que fue operada en la adolescencia.
"El foco lo ponemos en tratar de que los hijos de Carla estén lo mejor posible con todo el desastre que se produjo en la familia. Ese es el objetivo primordial. Segundo, queremos verdad sobre todo lo que haya pasado alrededor del caso de mi sobrina. Es la única forma de que nosotros como familia podamos encontrar la paz para poder hacer el duelo", dijo Gustavo.
Sobre la situación de amenaza previa a la muerte, el tío de Carla explicó: "Le dieron el botón antipánico a raíz de un episodio violento que recibe de parte de su ex pareja el 26 de diciembre del año pasado. Fue una situación fea, de golpes, violación y privación ilegítima de la libertad. Le dieron un botón antipánico y una perimetral. Él fue detenido, pero los días posteriores a mi sobrina la llamaron frecuentemente amenazándola la familia de él, su padre su hermana. Se hizo la presentación ante la justicia y se extendió la perimetral hacia los padres de él y su hermana mayor. Es real que el padre pertenece a una Fuerza de Seguridad. No sé si activo o cesante, pero sí sé que pertenecía", aclaró.
"Ella accionó el botón antipánico pero no tenemos ninguna explicación sobre por qué no lograron localizarla, no sé cómo funciona ese dispositivo. Sus hijos están aquí en casa. Estamos unos en el frente y otros en el fondo pero en el mismo lote, nos vemos permanentemente, están con los papás de Carla", contó.
Por último, Gustavo se refirió al apoyo que reciben: "Esto trascendió los límites de nuestra familia. Hay vecinos, amigos. Mucha gente movilizada por esto, no sólo parientes y amigos de mi sobrina sino personas que ni siquiera conocemos. Ni siquiera somos nosotros los que organizamos. Sí participamos, porque nos dicen que las movilizaciones se hacen por justicia y verdad para Carla, pero ya lo están organizando amigos y gente que se solidarizó". La familia no descarta nuevas movilizaciones en los próximos días.

0 comentarios:

Publicar un comentario