8 ene. 2019



Macri de vacaciones y las Madres en lucha: “El gobierno este se tiene que caer”, manifestó Nora Cortiñas de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora en la primera Ronda de 2019. (Por Paulo Giacobbe La Retaguardia)

Foto: Karina Díaz

Primer jueves de 2019, el clima no parece enero. Una brisa a la sombra hace al asunto templado; al sol es otra cosa. En la Plaza de Mayo de baldosas nuevas, mal colocadas y rotas, un hombre vende maíz para las palomas en bolsitas de garrapiñadas. El precio es para turistas. Sobre la puerta principal de la Casa Rosada cuelga un cartel inmenso que dice: 2019. Nada más que eso, el año en que estamos. El flamante año en que estamos. Y nada más. Ni un dibujito, ni un augurio, bueno o malo, ni un “vos sos bienvenido”. Más allá de la información, no se sabe cuál es la idea del mensaje, ni dan ganas de averiguar el precio de la folletería colgante. Después de la cumbre del G-20 y de las frustradas sesiones extraordinarias del Congreso, Mauricio Macri anda descansando en un pequeño hospedaje cercano a las cuevas de la RAM. Por seguridad, solo sale a comprar lo básico y necesario, como aceitunas. Después de hacer las compras, sacando cuentas, no tuvo más remedio que subirse el sueldo austeramente, apenas un 25%. Todos sabemos que la inflación será mucho más. Porque el peaje subirá por arriba del 30%  y los servicios y el transporte un tanto más groso. Un pesito cada mes y ahí se puede hacer la diferencia.
La Ronda de las Madres parece más concurrida que de costumbre. Alrededor de la pirámide hay papeles pegados al piso. Son pedidos de justicia por las víctimas de Cromañón, quedaron de la marcha que se hizo la semana pasada. Uno de los últimos días del año. La ronda de La Ronda comenzó con Nora deseando un feliz 2019: “Primero me gustaría decir feliz año 2019. Le pese a quien le pese, nosotras vamos a seguir abrazándonos, mirándonos a los ojos y diciéndonos las verdades como estamos acostumbradas”. Además adivinó lo que pasó en la cena de fin de año en mi casa y quizás en la de quien está leyendo: “Cuando empezó el año, yo creo que en nuestras casas se habrán escuchado muchas puteadas contra el gobierno porque no somos indiferentes, la que está pasando el pueblo es muy grave y lo que está haciendo este gobierno llega a la inmoralidad, realmente. Nadie puede ser indiferente”, sostuvo Nora Cortiñas en la Plaza.
También recordó a Osvaldo Bayer y a Jaime Torres, que murieron un mismo 24 de diciembre: “Se nos murió Osvaldo Bayer y todos lo sentimos tanto, yo no pude estar. En realidad yo digo personalmente, que no lo quise despedir, porque sigue vigente con toda la herencia que deja de dignidad, respeto y por todo el trabajo que hizo”. Y lamentó la muerte de Héctor Timerman, ocurrida el 30: “quiero lamentar profundamente la muerte de Timerman, torturado, maltratado por este gobierno, no permitiéndole que reciba la medicina que tenía que recibir. La crueldad llegó hasta este punto, de a un enfermo terminal privarlo de recibir su medicina”, denunció Nora.

Hablar de política

Nora repasó algunas hazañas del gobierno y explicó la necesidad de hablar de política en un año electoral clave: “Si las Madres no hubiéramos tenido esperanza, no hubiéramos estado 42 años en la Plaza. El gobierno este se tiene que caer. No va a ser con sangre, no provoquemos nada para que la devolución la paguemos como siempre el pueblo. Pero se va a caer. Hay para decir varias cosas, yo quería refrescar que tenemos la deuda externa más grande del mundo. No la vamos a pagar. Vamos a pelear y pelear y no la vamos a pagar. Tenemos un bajón en la atención de la salud, en educación. Se cerraron hasta los pocos nocturnos que quedaban. Los chicos que tienen que trabajar y prefieren hacer un nocturno, un secundario para poder tener un día un título, nada. No tienen ninguna posibilidad. Los profesorados, se quedaron los profesores sin trabajo y los estudiantes sin posibilidad de estudiar. Entonces yo creo que este gobierno quiere que seamos el último país del mundo. No lo vamos a permitir. Por eso les digo, cualquiera de ustedes que un día se levanta y está triste y no sabe cómo seguir, llámenos. Juntémonos. Estemos debatiendo, peleémonos, discutamos la política. Si porque antes hicieron tal cosa mal y ahora la pagamos porque nos dejaron a este, no tenían a otro para dejar. Todas esas discusiones tengámoslas, mirá, de tantas macanas que se mandaron nos dejaron a este monstruo de regalo. Las macanas son esto que tenemos. Ojo, ahora este año 19 no volver a poner una boletita impregnada de odio, con el nombre de este tipo.  Así que tengamos clarito cómo tenemos que votar. Va a ser difícil.  ¿Qué les parece hacer una asamblea acá en la Plaza con nuestros amigos de la izquierda, todos, hacer una reunión y debatir con ellos? al aire libre”, fue la convocatoria que realizó.
Nora pidió por la libertad de Facundo Jones Huala, preso en Chile, y por Milagro Sala, con prisión domiciliaria en Argentina: “Alguna buena es que a Milagro Sala le dieron la domiciliaria, que no es lo que tenían que darle, sino la libertad. La tortura que sufrió casi tres años por más que haya cometido algún delito no era para vengarse de ella como se han vengado”, concluyó Nora Cortiñas antes del presente por los 30 mil compañeros detenidos desaparecidos y el pedido de aparición con vida de Julio López.

La fiesta del inconsciente

Durante el fin de semana, el presidente Mauricio Macri dio una entrevista a una radio de Córdoba, calcada en respuestas y preguntas a otra entrevista que dio para una radio de Neuquén, donde habló de una fiesta de 70 años para justificar el ajuste que está llevando adelante como sello distintivo de su gobierno: “comprendimos que de 70 años de fiestas, especialmente los últimos 15, no se sale en 3 años”. No se entiende bien qué quiso decir. Si es que el relajo de las vacaciones prolongadas lo puso en modo chapulín colorado y confunde las citas, si es que Durán Barba está de vacaciones y entonces cualquier declaración a medios amigos se le hace cuesta arriba, o si es que realmente considera a la última dictadura genocida una fiesta. Sea cual sea, debería aclararlo, aunque capaz oscurezca.

0 comentarios:

Publicar un comentario