6 feb. 2019



Trabajadores y trabajadoras del histórico centro médico comunitario se encuentran en lucha y ante una situación cada vez más tremenda. Reclaman el pago de 15 meses de sueldos atrasados y resisten el vaciamiento y la desactivación del hospital, en el que se han cerrado la mayoría de los servicios y fueron despedidas casi 700 personas. Julia Nelly Jarldin, delegada del Sindicato de la Salud de la CTA (Central de los Trabajadores de Argentina), dialogó en Radio La Retaguardia con Luis Angió y Cristina Varela, en el programa Oíd Mortales. El Centro Gallego está al borde del cierre. (Por La Retaguardia)


Nelly Jarldin contó cómo es la situación de los trabajadores y trabajadoras que resisten en el hospital y relató la historia de vaciamiento y cierre de servicios del Centro: “Hace dos años que venimos reclamando a la intervención de Morano Barros (se refiere al INAES, que regula a las cooperativas) con distintas acciones. No tuvimos ninguna respuesta clara ni visible y continuamos con los reclamos. Estamos reclamando el pago de los sueldos adeudados. Ya hace 15 meses que no nos están pagando. Nos dan $1000 semanales. Estamos en defensa de la reactivación del hospital. Hoy hay solamente 3 pacientes internados, teniendo en cuenta que la capacidad es de 362 camas. Hubo un vaciamiento en la institución. Nuestro reclamo es permanente, continuo y visible. Éramos 1200 empleados y hoy por hoy apenas alcanzamos a 300. Se han ido muchísimos compañeros nuestros. Muchos recibieron el retiro voluntario que en realidad fue un despido encubierto. Son casi 700 retiros voluntarios”, informó la delegada y explicó las dificultades que enfrentan para sostener su trabajo: “En el hospital hay actividad porque hay compañeros trabajando y están los pacientes internados. Hay muchísimos servicios cerrados y la gente está reubicada en distintos lugares. No hay elementos para trabajar. Estamos con muchísimas falencias. Todo esto lo hemos denunciado en distintos lugares y actividades, pero no hemos tenido una respuesta positiva. Solamente está activa la guardia, el servicio de diabetología y algunos servicios básicos porque están estos 3 pacientes. En el resto ya no hay nada”, lamentó.
El Centro Gallego de Buenos Aires contó históricamente con la afiliación de una porción muy grande de la comunidad gallega, que ayudaban a sostener el hospital. Pero la decadencia gradual del servicio médico redundo en que cada vez menos personas permanecieran asociadas. Desde el sindicato de la CTA buscaron el apoyo internacional para tratar de revertir esta situación, aunque aun sin éxito: “Había casi 4000 afiliados activos que al no recibir atención han dejado de pagar las cuotas. Los que hoy siguen abonando son aquellos que sienten un apego y un aprecio muy especial por la institución. Estamos en comunicación constante con el PC en España. Ellos nos están brindando información continua de todo lo que están haciendo desde allá. Es todo político. Soluciones activas no tenemos. Seguimos sin cobrar los sueldos. Quienes seguimos resistiendo somos gente de mucha antigüedad. Yo tengo 33 años en la institución. Siempre me desempeñé en el área crítica, terapia intensiva. Hoy ese servicio ya no está. Me llevaron a trabajar a la guardia. Casi que no contamos con elementos de trabajo”, denunció Nelly, muy triste, en el diálogo con La Retaguardia.
En la disputa también se encuentra otro sindicato, ATSA (Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina), cuyo Secretario General es Héctor Daer. Nelly criticó duramente al actual miembro del triunvirato de la CGT por acomodar a su propia gente para resguardar sus intereses, sin tener en cuenta las problemáticas del hospital ni considerar que los y las trabajadoras llevan 15 meses sin cobrar su sueldo: “El gerente de Recursos Humanos fue puesto por Daer. Él trató de ubicar estratégicamente a la gente de su agrupación en distintos sectores. Los que estamos en esta agrupación (la de CTA) estamos con muchas ganas de seguir visibilizando y peleando por esta situación. Queremos que todo esto se sepa y se difunda. Daer ha dejado desangrar a todos los empleados”, apuntó.
Respecto al rumor sobre una posible venta del edificio del Centro Gallego o de la privatización del servicio médico, Nelly manifestó que “no tenemos nada certero al respecto porque la Patronal no nos incluye en sus charlas”.
La delegada pidió apoyo y difusión para dar a conocer la situación de todos y todas las trabajadoras del hospital e invitó a una actividad en el lugar para acompañar la lucha: “Se tiene que destapar todo esto. Nosotros seguimos luchando para que la institución se reactive. Es nuestra fuente de trabajo. No tenemos nada en claro. Hace tiempo que esta gente viene gestionando, pero no hay nada en claro. El último recibo de sueldo que tenemos es de septiembre de 2017. Todo lo que nos pagan es en negro. Este jueves, a las 13 horas, vamos a hacer una olla popular en la puerta del Centro Gallego (Av Belgrano 2199, esquina Pasco). Queremos convocar a todos los asociados a venir. En definitiva, no solamente estamos peleando por nosotros sino también por ellos”, cerró Nelly.


0 comentarios:

Publicar un comentario