1 feb. 2019



Luego de la derogación de la Resolución 4055, que implementaba el cierre de las Escuelas Comerciales nocturnas en la Ciudad de Buenos Aires. Jorge Adaro, Secretario General de Ademys, conversó con Fernando Tebele y Pedro Ramírez Otero en el programa radial La Retaguardia para analizar la medida y sus alcances. Celebró esta victoria de los y las docentes y estudiantes, que adjudicó a la lucha sostenida y a la especulación electoral del gobierno, pero también dejó en claro que aún quedan muchas cuestiones por resolver en el ámbito educativo porteño. (Por La Retaguardia)

El anuncio de la derogación de la resolución 4055 es una gran noticia, producto de la lucha intensa propuesta por docentes y estudiantes en la Ciudad de Buenos Aires. Tan buena es la noticia, que generó desconfianza dentro del panorama general ¿Será verdaderamente así? ¿Habrá alguna trampa detrás? Adaro dio su visión: "Efectivamente hubo una marcha atrás del gobierno sacando de circulación la resolución que plantaba que las escuelas de modalidad comercial del turno noche iban a dejar de existir. Esto, sin dudas, es un triunfo de la docencia de la Ciudad de Buenos Aires. Acá no hay una ministra (María Soledad Acuña) reflexiva ni sensible. Hay una ministra que es parte de un gobierno que ajusta y hay una docencia y unos estudiantes que han decidido decir basta. Como consecuencia de esa pelea se ha derogado la resolución", expresó Adaro y se refirió justamente a la lucha que llevaron adelante docentes y estudiantes para frenar la resolución: "Desde el día 13 de diciembre (2018) cuando el gobierno decidió liquidar estas escuelas nocturnas, no hubo un solo día donde la comunidad, los docentes y los estudiantes no hayan tomado alguna iniciativa en contra de eso. Dentro de esas medidas, estuvo la de hacerse presente en los lugares donde (Horacio Rodríguez) Larreta va a hablar con los vecinos. Así le fue. Así le fue en Mataderos, así le fue en el club Yupanqui en Lugano. En Lugano cerraban dos comerciales de noche con un barrio que tiene una población de más de 100 mil personas y donde no había posibilidad de darles una alternativa. Es un dato que trasciende a lo educativo. Esto trascendió a Acuña y le pegó a Larreta. Estamos en un año electoral, entonces están un poquito más sensibles", trató de entender el Secretario General de Ademys.
Las luchas para mejorar la Educación en la Ciudad de Buenos Aires van a continuar este año. Esta victoria da fuerzas al conjunto de docentes y estudiantes para fortalecerse y saber que el reclamo popular es la única manera de frenar los avasallamientos del gobierno: "Rescatamos la pelea que se ha dado. Una pelea que nos deja en mejor posición para seguir dando las próximas, que tienen que ver con seguir enfrentando el ajuste y el ajuste en Educación. Queda por resolver el traslado, al que nos oponemos, de la Escuela de Cerámica al edificio que corresponde al Rogelio Yrurtia, en Mataderos. Queda por resolver una cuestión estructural como la falta de vacantes. Queda por resolver que habiliten la inscripción en el maternal (Escuela Infantil N°6) del (Hospital) Ramos Mejía. Queda por resolver el problema salarial que tendremos que abordar en pocos días con este gobierno en un marco de profundo ajuste", cerró Adaro en La Retaguardia.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario