24 abr. 2019



Organizaciones sociales comenzarán este jueves un censo que durará hasta el domingo 28 de abril, y comprenderá a todas las personas sin vivienda en la Ciudad de Buenos Aires. En el programa radial La Retaguardia, con Fernando Tebele y Pedro Ramírez Otero, Florencia, del colectivo feminista No Tan Distintas, explicó algunos de los objetivos del censo y anticipó que se espera un número mucho más abultado que el del último recuento realizado en 2017. (Por La Retaguardia)

Entre las organizaciones que participarán durante este fin de semana del censo a las personas que viven en situación de calle, se encuentra No Tan Distintas. Una de sus integrantes, Florencia, se refirió al antecedente del último censo realizado por organizaciones sociales sobre este tema, y remarcó la diferencia que ya en aquel entonces existía entre las estadísticas que manejaba el Gobierno de la Ciudad con el número que habían obtenido desde las agrupaciones: “Es el segundo censo popular que hacemos las organizaciones sociales sobre la situación de calle, para saber cuántas personas hay y las condiciones en que están esos compañeros y compañeras. Tenemos el antecedente de 2017, que es nuestro número base, cuando tomamos la decisión de hacer el primer censo. Sistemáticamente, el Gobierno de la Ciudad incumple la ley que existe para personas en situación de calle. En 2017, el censo nos dio que había 4394 personas viviendo en la calle cuando el gobierno sostenía que había 800”, destacó la militante social y avisó que este año imaginan un incremento exponencial en el resultado del censo: “Ante la situación actual y la política económica sabemos que el número aumentó. Los lugares están desbordados, también las ollas populares, los grupos solidarios que reparten viandas y los centros de alojamiento. La situación es mucho más compleja. Hay mucha gente quedando en la calle por primera vez. Por todo esto, decidimos salir a construir el número para saber de qué estamos hablando y, a partir de ahí, poder exigir”, avisó.
Las políticas públicas que aplica el Gobierno Porteño para con las personas en situación de calle son muchas veces paliativas y no combaten el problema real por el cual la gente se está quedando sin vivienda en la ciudad. Uno de los objetivos por los que se realiza este censo es para tener estadísticas concretas para poder reclamarle a las autoridades de la Ciudad una mejor aplicación de esas políticas y un mejor uso del dinero invertido para tal causa: “Es bastante ambiguo lo que hace el Gobierno de la Ciudad con esta problemática. La política pública hacina a las personas en situación de calle. Los recursos destinados a políticas para gente sin techo, como dice el gobierno, son de cotillón. Es guita puesta, pero que no tiene nada que ver con el tipo de políticas que necesitan los compañeros y compañeras para dejar de estar en la calle. Lo que queremos es que el gobierno reoriente a la guita que ya destina a cosas que sirvan. En términos estadísticos el censo nos sirve para demostrarle al Gobierno de la Ciudad que lo que produce es mayor gente quedando en la calle. Es una sociedad que se encarece mucho más, no se puede acceder a un alquiler y mucha gente que estaba en riesgo de situación de calle hoy ya está en la calle”, expresó Florencia en Radio La Retaguardia.
Para realizar un censo de tal magnitud son necesarias muchas y muchos voluntarios que durante 4 días, durante diferentes franjas horarias, deberán recorrer la ciudad para censar a las personas en situación de calle. En dicho sentido, la convocatoria para sumar personas dispuestas a realizar esas tareas fue un éxito: “Súper bien. Este año se duplicó la gente que decidió participar del censo. Hay gente que se sigue sumando. La respuesta fue muy grande. Tiene que ver con cómo moviliza este tema en el contexto de ajuste. La gente logra sentirse identificada y ve cada vez más gente en el palier de su departamento o en las veredas, durmiendo en la calle. Para los que alquilan y tienen esa incertidumbre laboral, están ahí, muy cerquita”, opinó.
A diferencia de los censos oficiales, el de personas en situación de calle se realizará durante 4 días que son tanto días laborales como el fin de semana. El motivo es que muchas de las personas sin vivienda fija recorren durante el día distintos puntos de la ciudad o visitan algún parador y, además, el
movimiento semanal es distinto al de los sábados y domingos. En esta ocasión el censo abarcará desde el jueves 25 hasta el domingo 28 de abril: “El problema a la hora de censar es que estas personas no están fijas sino que están itinerando a lo largo de la ciudad. Se necesita una metodología muy particular. Nuestro censo no se hace en un solo día porque las personas pueden estar en cualquier otro lugar. Hay que tratar de pasar a lo largo de todo el día. Además, existen distintos flujos de gente en situación de calle en la ciudad. No es lo mismo un jueves o viernes que sábado o domingo. Por eso se hace durante todo el día, en distintas franjas horarias, y se hace en más de un día. De esos 4 días, buscamos que alguno sea del fin de semana y alguno un día de semana. La idea es recorrer los 48 barrios”, contó Florencia.
Desde la organización No Tan Distintas, hace años que se dedican a acompañar y ayudar a mujeres en situación de calle y tratar de conseguir su reinserción a una vivienda digna: “Somos una organización social que arrancó acompañando mujeres en situación de calle en el 2008 y 2009. Hoy está compuesta por muchas compañeras que fueron acompañadas. Trabajamos solo con mujeres, trans, travestis y lesbianas en situación de calle. Somos una organización feminista que se propone pensar alternativas para salir de la situación de calle con proyectos gestionados por las mismas compañeras. Acompañamos a lo que cada compañera demanda cuando nos contacta. Vamos al encuentro de la piba y pensamos con ella para elaborar una estrategia para que esté mejor. Cuando ya pudieron organizar algo del orden de lo económico, empezamos a pensar en vivienda, en alquilar una vivienda digna y en cómo sostenernos”, cerró Florencia.


0 comentarios:

Publicar un comentario