22 abr. 2019



De los 11 imputados hubo solamente 4 condenas y otros 7 genocidas fueron absueltos. Para el Tribunal, existen dudas en la participación de los represores en los crímenes de lesa humanidad por los que se los imputa y por eso recuperarán su libertad. Lucila Maraga, testigo en el juicio y sobreviviente del genocidio, habló con Fernando Tebele en Oral y Público -el programa de La Retaguardia sobre los juicios por crímenes de lesa humanidad- y lamentó el veredicto. (Por La Retaguardia)

La sobreviviente Lucila Maraga mostró su frustración por la sentencia que dejó a 7 genocidas sueltos en las calles de La Rioja, pero aseguró que esta decisión del Tribunal no hará claudicar su reclamo de Justicia: “Es algo que duele. Sabíamos que no era un Tribunal favorable para este tipo de causas de delitos de lesa humanidad, pero nunca pensamos que serían tantas absoluciones. Pudimos escuchar los testimonios de los compañeros y las compañeras que con mucha fuerza van ante el Tribunal para que los imputados sean juzgados y condenados. Causa mucho dolor. En relación a los juicios que se venían dando en La Rioja es un retroceso muy grande", expresó. La ex presa política, indicó también que "tenemos que tener en cuenta que hace 43 años que venimos en esta exigencia de justicia y de cárcel común para todos los responsables de la represión. En estos 43 años hemos ido tropezando con muchísimos obstáculos que de manera colectiva los pudimos ir derrotando: las leyes de Obediencia Debida, de Punto Final, los indultos y todas las cosas que se han ido dando para favorecer a los genocidas como las domiciliarias que se han empezado a dar estos años de manera generalizada. Del Tribunal participaron dos jueces que estuvieron en el juicio del Operativo Independencia, donde también hubo absoluciones. Vamos viendo ese retroceso de lo que se venía dando hasta ahora en los juicios. Esto que hoy sucedió en La Rioja es una piedra más que se pone en el camino para que estos genocidas no vayan a cárcel común”, lamentó la sobreviviente y se refirió al apoyo recibido de organismos sociales y derechos humanos fuera de la sala de audiencia: “Salimos a la calle con respeto y con mucha fuerza. Hicimos una radio abierta. Hubo jóvenes que fueron con sus pancartas y redoblantes. Todo eso te hace respirar. Tenemos que seguir adelante, con fuerza”, redobló la apuesta Maraga y avisó que el 3 de mayo se iniciará otro juicio donde “se van a juzgar a varios de los responsables de La Rioja”.

Las condenas y las absoluciones

“Los 4 condenados de hoy ya estaban condenados en la Megacausa anterior”, dijo la testigo en este juicio. Se trata de Eriberto Miguel Goenaga, del Ejército, quien recibió 16 años; Miguel Ángel Chiarello, de Gendarmería, condenado a 15 años; Leonidas Moliné, del Ejército, 15 años; y Felix Bernaus, de la Policía Federal, fue condenado a 12 años. “Los que fueron absueltos no tenían condenas anteriores. Los únicos que tenían condenas y ahora fueron absueltos fueron (Ángel) Pesseta (Fuerza Aérea) y Roberto Ganem (Policía Federal). El resto llegaba por primera vez a juicio. Dos de ellos representan a la Policía de la Provincia (Enrique Videla y Ramón González, absueltos), dos a la Policía Federal (Adrián Pelachi y Lenin Salas, absueltos) y el último al Ejército (Alfredo Santacrocce, absuelto). Ellos han sido denunciados por distintos compañeros. El Tribunal les brindó el beneficio de la duda. Por eso no se dio la condena. Nosotros consideramos que son responsables de los hechos que han cometido. El Tribunal, por duda, decidió no condenarlos. Nosotros sabemos que han cometido los hechos y está comprobado. Por Pesseta, que está absuelto, la fiscalía pidió 20 años. A otros de los absueltos les pidieron 16 años. Acá hay una valoración que hace el Tribunal y decide tomar esta decisión. Para nosotros no están absueltos. A partir de que se hagan los trámites legales, serán unos más de los riojanos que circulen en la calle. Es muy doloroso”, insistió Maraga y se refirió a la defensa de los genocidas: “Varios de los imputados tienen  cargos por detenciones ilegales, aun en el año '75. Ellos, en sus declaraciones, reconocen que nos detuvieron. Por supuesto que disfrazan con una situación completamente distinta y apelan a que ellos cumplían una orden”, dijo.
Por último, la abogada contó que los medios de comunicación locales casi ni siguieron el juicio y replicaron lo mínimo e indispensable del mismo: “Nosotros tratamos de hacer llegar todos estos temas y luchas, pero ni siquiera esta Megacausa de La Rioja fue un tema al que se haya tratado cotidianamente ni con la importancia que merece. Siempre va a estar en nuestras manos la responsabilidad de difundir y dar a conocer lo que pasa en los juicios”, cerró.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario