3 jul. 2019



Domingo Jofré, integrante de la Asamblea Jáchal No Se Toca respondió a los dichos de Alberto Fernández acerca de la megaminería. Según el candidato a presidente, la minería es una actividad cuyo desarrollo fomentará con el ejemplo de San Juan. La respuesta se dio en el aire de Radio La Retaguardia en el marco del programa A Mí No Me Importa, donde Jofré fue entrevistado por Pedro Ramírez Otero y Julian Bouvier. (Por La Retaguardia)

En la conferencia de prensa que dio el candidato a presidente Alberto Fernández -junto al ex gobernador de San Juan, José Luis Gioja, y al actual gobernador Sergio Uñac- aseguró que si otros países podían vivir de la minería, también podía hacerlo Argentina. La realidad es que en nuestro país la megaminería arruina el medioambiente y enferma a la población, aunque el candidato asegure que la explotarán "como se hizo en San Juan, responsablemente". En la provincia a la que hace referencia, la Barrick Gold desató varías catástrofes: la más recordada fue el enorme derrame de cianuro en Veladero, en el año 2015. Mingo Jofré, de la Asamblea Jáchal No Se Toca, expresó que "Si Alberto Fernández hubiese dicho la mitad de la frase, es decir, 'vamos a laburar la minería', o 'vamos a laburar la minería de manera controlada', sería otra cosa. Pero no poner como ejemplo a la provincia de San Juan. Es como decir que se va a copiar el modelo de Minas Gerais en Brasil. Más o menos lo mismo. Son los dos desastres provocados por la megaminería, este método de minería que es brutal, bestial. No sólo porque contamina, porque destruye los cerros en su totalidad, no va buscando la veta, vuela la montaña entera y la licúa con elementos tóxicos como el cianuro. Eso es para graficar: una montaña volada, triturada y mezclada con productos tóxicos que quedan para siempre ahí. Entonces, Fernández no puede hablar del ejemplo de San Juan ahí", denunció Jofré. "Es ejemplo de enmudecimiento de las voces discordantes como las nuestras. Es ejemplo de corporación institucional con las empresas megamineras. Ha sido demostrado, no hace falta que demostremos nada con lo que ha ocurrido y sigue ocurriendo. El otro día decían que son lamentables las palabras de Pichetto cuando confirmó que va a ser vice de Macri porque lo primero que dijo fue el tema del extractivismo. También decía que lamentablemente quienes estamos en esta lucha nos hemos dado cuenta hace rato ya que la grieta no existe, que somos nosotros. Y Fernández lo ratificó. Viene a confirmar la vieja foto de Cristina con Gioja rindiendo pleitesía ante Peter Munk en Canadá", recordó el activista. "Lamentablemente, ante este tipo de declaraciones y de aplicación de políticas de Estado, como le llaman ellos, que son políticas trasnacionales de saqueo y contaminación. Qué desazón certificar que nosotros somos la grieta, un puñadito por ahora. Nos esperanzamos de que en algún momento llegue un puñadito de consciencia. Observo que tanto en San Juan como a nivel nacional los diferentes frentes electorales que se plantean como alternativas son exactamente lo mismo: la garantía de mantener un status quo", aseguró. Para Jofré, se trata de "un status quo que nos ofrece eso: reventar las montañas, regar las zonas fértiles con agrotóxicos y contaminarnos las napas subterráneas con fraking. Es lo que tienen pensado para nosotros la gran mayoría de las alternativas que podemos ofrecer. Desespera ver cómo para quedarse con la posibilidad de manejar el poder, gente que hasta ayer sostenía un discurso parecido al nuestro, también está dentro de ciertos cuadros donde las figuras principales hacen declaraciones como las de este hombre (Alberto Fernández). Es muy oscuro el panorama que pintan y doloroso. Siguen ratificando que estamos en un territorio que, cinco siglos después, sigue siendo zona de saqueo".

El agua perdida

"El Río Jáchal, cuyas nacientes están donde está el proyecto Veladero, en zona de glaciares, es el que toda la vida nos ha dado agua para regadío y agua para potabilizar. Desde dos años después que se inició la mina Veladero a nosotros nos cambiaron la fuente de agua potable. Nos dijeron que el río traía una carga histórica de arsénico y boro, que nos iban a dar mejor calidad y nos conectaron a un acuífero que estaba a 30 kilómetros del casco céntrico de Jáchal. Conectaron sólo el casco céntrico de Jáchal y dejaron a la mitad de la población que vive en las periferias y distintos distritos tomando la misma agua de la cuenca del Jáchal", explicó. "Hoy tiene mucho más arsénico y boro que antes, y también aparece mercurio que no debería tener bajo ningún punto de vista, también aluminio en cantidades bestiales. Ese es el impacto inmediato. Una vez, un juez nos dijo 'tráiganme un muerto y cierro la mina'. Los muertos no aparecen de un día para otro, a menos que sea una catástrofe muy evidente y peor que la que hemos vivido. Por eso es tan difícil decir que es causado por ese motivo. Sin embargo, la gran mayoría de los ciudadanos de acá mueren de cáncer. En la provincia de San Juan, hay una ley que fue aprobada hace doce años. Es la ley de registro de tumores. No se está aplicando", denunció Jofré. "En Jáchal, por ejemplo, no hay tratamientos oncológicos, así que no existen estadísticas de ningún tipo. Lo vemos como algo sospechoso. Se intenta ocultar de alguna manera. Le pedimos incluso a la comunidad científica, a los médicos, que hablen de esto a nivel provincial. Cuando va alguien enfermo de cáncer a hacerse un tratamiento a San Juan Capital lo miran, y le hacen caras y gestos y a veces se animan algunos médicos a hacer comentarios pero públicamente no dicen nada. Eso es vivir entre la espada y la pared todo el tiempo, pensando qué pasa, qué está pasando con nuestro aire, con los alimentos que comemos, si son regados con agua que está segura. Lo mínimo que provocan este tipo de emprendimientos es la terrible duda de saber si aquel derrame no fue más grande, cuántos fueron en realidad ¿Son una práctica común o fue un accidente?", interpeló Jofré. "Todo ese tipo de dudas, esa división que se genera en la sociedad, está por supuesto provocada desde las mismas esferas del poder porque los gobiernos ceden hasta la función de acción social para que las mineras puedan obtener su licencia social y comprar gente y estar presentes en absolutamente todo. Acá no hay un club que no tenga las camisetas de las mineras, que no le haya hecho los baños, que no le pinte las paredes. Absolutamente dependientes de eso y quebrando otros tipos de economías. Nosotros acá tenemos una historia de alfalfares, trigales, cebollares, ganado, membrillo, que en algún momento significaron que Jáchal fuese un polo agroindustrial. Alguna vez lo fue, pero fue coartada toda posibilidad de que eso se sostenga y agrande. Nos han señalado para eso, para la minera, sin otra alternativa".

El modelo productivo trunco en Jáchal

"Se hacen inversiones millonarias en algunas escuelas para procesar membrillo, pero los chicos aprenden en la escuela y después no tienen trabajo. Son muy pocos los casos de los trabajadores locales en la minera, tienen que ir, dejar a su familia por dos semanas, trabajar en condiciones infrahumanas a 20 o 30 grados bajo cero, a 4000 metros de altura ¿Con qué necesidad? ¿Llenarle las arcas a vaya a saber qué poder oscuro con lingotes que ni siquiera podemos llegar a contar cuáles son y nos dejan un 3% de lo declarado por ellos?", interrogó Jofré. "No es negocio bajo ningún punto de vista. Si ponemos una embotelladora de agua vamos a obtener muchas más ganancias. Eso no se entiende, que nuestros gobernantes tengan esa ceguera de pensar que eso es lo único que nos queda. Un insulto a nuestros antepasados que han logrado hacer de esta zona verdaderos vergeles. San Juan, Mendoza. Lugares que generalmente eran desiertos y se han convertido en oasis en base al aprovechamiento de lo que la naturaleza nos da. Entre ellos, el agua más pura del planeta que es la que viene de los glaciares. Y nosotros, dándonos el gusto de cedérsela junto con nuestra soberanía a empresas trasnacionales para que la contaminen y nos condenen vaya a saber a qué futuro dentro de no mucho tiempo. Nosotros, alrededor del acuífero del que estamos bebiendo agua segura, el único que hay en la provincia, tenemos siete proyectos de oro, plata, cobre, uranio ¿Te imaginás si hacen un agujero al lado del acuífero?, ¿a dónde va a ir nuestra agua segura? Por lo menos, a un valle de lixiviación. Por lo menos, en cuanto a calidad, ya no va a ser lo mismo. Y en el momento en que estornude mal alguno, en una zona sísmica y peligrosa en todo sentido, cualquier mínimo accidente contamina el acuífero para siempre. Eso es lo que quieren garantizar como política de Estado", aseguró.

Modelo Monsanto

"El fracking es a la explotación de hidrocarburos lo que la megaminería es a la minería. Un cóctel de químicos con increíbles cantidades de agua que compromete para siempre los cursos de agua. Hay personas con formación intelectual perseguidas por decir que terminaremos convirtiendo este territorio en un páramo. La cordillera es la columna vertebral, de ahí nace todo: los ríos superficiales, subterráneos, los acuíferos, todo se forma en la cordillera. Del centro del país hacia el sur no tenemos los grandes ríos o lluvias que abastecen las otras zonas, todo proviene de los glaciares, la cordillera, las nevales. Es un sistema complejo al que si le sacamos una pieza no sabemos qué va a pasar. Esa simple duda ya nos hace pensar que tenemos que cuidarlo", consideró. "No como hicieron algunos técnicos que trabajaron en el relevamiento con un manual trucho en el que copiaron el modelo de Suiza para contar y enumerar los glaciares para hacer el inventario. Dejaron afuera de menos de una hectárea ¿Por qué un glaciar de menos de una manzana no tiene que estar en el inventario? Si probablemente está relacionado con el que está al lado que, tal vez, un poco más grande o más chico, si lo sacamos va a cambiar totalmente el sistema y va a condenar al derretimiento y la muerte a los del alrededor ¿Quién aplicó ese criterio? ¿Es científico? Yo creo que no", planteó.

En minería, ¿son lo mismo?

Acerca de la discusión sobre el comportamiento del gobierno anterior y el actual, Jofré sentenció: "En lo que respecta a la política de megaminería no hay ninguna diferencia. Desde el gobierno nacional hemos sido ninguneados sistemáticamente. Del gobierno provincial, lo mismo de siempre, ya se sabe para dónde va la cosa. Pero en el gobierno nacional no se habla de este tema. Anduvimos 1440 kilómetros en bicicleta para entregar un petitorio a Casa Rosada -de los intentos de contacto anteriores nunca obtuvimos respuesta- y nos atendió un guardia de seguridad que nos tuvo dos horas esperando para recibirnos unas carpetas", concluyo.

0 comentarios:

Publicar un comentario