22 ago. 2019



El referente de CORREPI explicó así el accionar del policía Esteban Ramírez, que mató de una patada a Jorge Gómez, denunciado por obstruir el tránsito. Según los resultados preliminares de la autopsia, Gómez murió por una fractura de cráneo luego de la caída provocada por la agresión. En diálogo con Rosaura Barletta y Luis Angió en el programa Otras Voces, Otras Propuestas, Jalil planteó que se trata de un asesinato en el marco de una gestión represiva y que busca contener a su núcleo duro de votantes. (Por La Retaguardia)

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, respaldó hoy a Ramírez y aseguró que estaba protegiendo a los ciudadanos. Cobran sentido las palabras de Jalil: "El monopolio del uso de la fuerza lo tiene la Policía, pero debe ser usada en forma proporcional, razonablemente, cuando es indispensable, en forma absolutamente mínima. Acá están violados todos los parámetros legales sobre el uso de la fuerza. No me quiero quedar únicamente en el oficial Ramírez. Creo que hay una responsabilidad directa, sin escalas, con la Ministra Bullrich, el presidente Macri y todo el staff que está intentando garantizar el 30% de su núcleo duro de votantes que es seducido con este tipo de conductas. Esto tiene una clara finalidad. Todo el despliegue represivo de Macri y Bullrich tiene que ver con las políticas económicas que diseñaron y lo único que pueden entregar son estas conductas que seducen a un porcentaje de la población que todavía les cree en estas cuestiones y otras. El contexto es una ministra que sistemáticamente avaló este tipo de accionar".
Sobre la causa de muerte, Jalil explicó: "Tenemos una especie de adelanto de autopsia que certifica que hubo fractura de cráneo producto del golpe recibido en el pecho y la caída. Es todo lo que tenemos como información por el momento, pero no es necesario mucho más teniendo en cuenta la claridad de las imágenes que todo el mundo ha podido ver y desmienten el primer parte policial destinado a generar impunidad y blanquear el accionar criminal del policía", aseguró.
"En el accionar de los policías de alrededor se juega lo corporativo que tienen incorporado: blanquear en forma inmediata y ver de qué modo pueden resolverle la situación al compañero de armas, que es lo que normalmente hacen. Con la masacre de Monte pasó, y cayeron otros policías no por el homicidio en sí mismo sino por el incumplimiento de los deberes de funcionario público, encubrimiento agravado, por la falsedad de las actas. Una serie de conductas que tienden a encubrir al policía criminal. Este chico tirado ya, mortalmente herido en el piso seguía siendo un peligro para ellos. En este contexto se movió semejante cantidad de policías para reducir a un pibe que no estaba bien de la cabeza", aseguró y agregó: "Vamos a ser claros, la sensación que da es que estaba bajo los efectos de alguna ingesta o por lo menos bajo un momentáneo desequilibrio que permitía reducirlo de una forma muchísimo más sencilla y sin una consecuencia como esta. Creo que cuando el policía tira la patada tiene claramente la idea de que puede llegar a ser un daño reversible y le importó nada. Es decir, actuó con lo que se llama normalmente el dolo eventual: sé que puedo hacer eso pero me relajo y lo hago igual, relativizo las consecuencias. Pero sé que puedo llegar a hacer eso, sobre todo por las características de la persona que viene y en esas condiciones. A los segundos ya estaba rodeado por más de ocho policías, mirá si no lo podrían haber reducido", consideró Jalil. "Esto tiene que ver con un aval concreto por parte del gobierno a estas fuerzas porque además de estar habilitados para matar, después tienen el premio que les da Bullrich cuando los felicita o reconoce el accionar que tuvieron", planteó.
Sobre los funcionarios de gobierno, Jalil dijo: "Tienen un gran desprecio por la vida de nuestros pibes y nuestros pobres, por eso los someten a la política económica que los someten. Imaginate a la hora de la muerte si no van a sentir el mismo desprecio". Además, el integrante de CORREPI se adelantó a las medidas de una futura gestión: "El nuevo gobierno va a tener que tomar una determinación casi inmediata, casi como una necesidad insoslayable y una medida imperiosa que es desarticular todo el andamiaje represivo que potenció el macrismo, por ejemplo la resolución que permite a las Fuerzas usar el arma de fuego ante un peligro inminente y ya no ante una agresión ilegítima. Aquello de 'la versión de la fuerza es verdad'. Todo esto lo tiene que desactivar el nuevo gobierno, como primera medida, ahí se va a marcar la verdadera diferencia si es que la hay".

0 comentarios:

Publicar un comentario