24 sept. 2019



Son seis las personas sobreseídas, entre las que están los militantes contra la represión estatal Nadia Paris y Fermín Martínez. Además, Rene Oscar del Valle Rosales, Marco Painevil, Carmen Antilef y Raúl Horacio. Los habían acusado de formar parte de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), organización indígena que Patricia Bullrich ubicó como chivo expiatorio luego de la desaparición forzada de Santiago Maldonado. (Por Rosaura Barletta para La Retaguardia)

A fines de 2017, Fermín Martínez y Nadia Paris sufrieron un allanamiento en la casa en la que conviven junto su pequeño hijo, en el Paraje Balsa de Las Perlas, en Río Negro. La jueza de Garantías de esa provincia, María Florencia Caruso, por resolución y a solicitud del Juez de Garantías de la Localidad de Esquel, Neuquén, Diego Piedrabuena, buscaban cartelería manuscrita, todo tipo de sustancias iniciadoras de fuego y/o inflamables, materiales para la confección de cartelería en general, elementos que sirva para la confección de carteles, instrumentos que sirvan para la confección de stencils, computadoras, tablet, notebook, pen drive, armas de fuego, escritos de información como agendas personales, pinturas y simbología Mapuche, prendas de vestir con identificación de agrupaciones, elementos relacionados al RAM (Resistencia Ancestral Mapuche) y facturas de compra de elementos para la confección de cartelería.
La denuncia que originó la persecución había sido realizada por la empresa petrolera Pluspetrol, que dijo haber sido objeto de un atentado mediante la colocación en unos de sus pozos petroleros de una bomba de fabricación casera que nunca explotó. Además, se investigaba el incendio de dos vehículos en un predio de YPF. En paralelo, un informe presentado con bombos y platillos por la ministra Bullrich, incluía a militantes populares de todo el país en una supuesta red terrorista que no era tal.
"Se llevaron la bandera de Radio Alternativa Móvil, cartelería de las causas de Luciano Arruga, Daniel Solano, Carlos Painevil, de todos los desaparecidos de la región en las que actuamos siempre. Lo extraño y lo que raya lo absurdo es que el juez Piedrabuena haya autorizado a retirar este tipo de elementos que no tienen ningún tipo de contenido ilícito y que violentan la dignidad de cualquier persona y la libertad de expresión, o de estar en un partido político", había explicado luego del operativo la abogada Gisela Moreira a la Red Nacional de Medios Alternativos.
Acerca de Pluspetrol había dicho que "es todo muy raro porque incluso se mezclan los grupos. Estos allanamientos fueron en las casas de todos los compañeros que participan de Radio Zona Libre y los compañeros que acompañan esta lucha. No fue causal. Fue para amedrentar, hostigar y decirles 'sabemos quiénes son y qué están haciendo'. Fueron a las casas de Nadia y Fermín, Marco Painevil, Rubén Wani, todos activistas que son visibles y que ayer estuvimos haciendo una actividad frente al juzgado pidiendo la libertad de Facundo Jones Huala".
Según el fallo de sobreseimiento, “luego de hacer un repaso por las constancias agregadas al sumario, la titular de la vindicta pública tuvo en cuenta que ninguno de los elementos evaluados por la justicia local permite sostener que los investigados estén vinculados al grupo denominado Resistencia Ancestral Mapuche -R.A.M-, ni mucho menos que alguno de ellos cometieran los hechos vandálicos materia de pesquisa”. Un garrón, como le dicen en el barrio. El problema es todo nació en un informe del Ministerio de Seguridad.

0 comentarios:

Publicar un comentario