15 oct. 2019




Mauricio Macri, Maria Eugenia Vidal, Elisa Carrió y el intendente de la ciudad, Javier Martínez, encabezaron el acto de campaña en la localidad bonaerense. Dos mensajes se colaron entre las banderas celestes y blancas: Paren de Fumigar y Justicia por los 7. Les siguieron los pasos por la Plaza Merced. Las asediaron para que se marcharan. El diálogo entre Cristian Ritondo y Cristina Gramajo, una de las madres de los 7 de Pergamino. (Por La Retaguardia)

📷 Fotos: Andrés Muglia
📝 Texto: Fernando Tebele

Ellos, los reyes de la democracia y el republicanismo, sonreían felices en pleno corazón de la patria sojera. En el escenario, Mauricio Macri, María Eugenia Vidal, Elisa Carrió y el intendente  local, Javier Martínez, estaban exultantes, jugando de local, al grito de ¡Sí, se puede!, Entre banderas celestes y blancas. Pero algo rompió el colorido. Un cartel amarillo (sí, amarillo), rompió la fiesta. Se alzó bien alto Paren de Fumigar. Tan simple como incómodo. Les surgió la estirpe democrática. La seguridad de Vidal, que miraba de reojo sin dejar nunca de sonreír, les impidió acercarse más. Sabrina Ortiz, fundadora de Madres de Barrios Fumigados de Pergamino fue agredida. Fueron insultadas y forzadas a retirarse.



También estaban por allí algunas de las madres pidiendo justicia por los 7 de Pergamino, ya cerca del cierre del juicio que seguramente condenará a los policías culpables de la Masacre. Cristina Gramajo, la madre de Sergio Filiberto, uno de los pibes masacrados en la Comisaría 1ª de la ciudad, consiguió plantarse con su pañuelo negro delante del Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo. No le dijo nada, sólo levantó su pañuelo.  "Ya están presos", le reconoció Ritondo, como si fuera una derrota. "¿Qué más querés?", pareció decirle aunque calló a tiempo. Pero Cristina sí le respondió: "Quiero que vayan a una cárcel común". Ni más ni menos. El ministro siguió su camino, mientras los custodios se preocupaban por Gramajo, como si levantar un pañuelo y pedir cárcel común fuera demasiado. Voces disonantes, en el pequeño mundo del sisepuedismo. Justicia por los 7 de Pergamino. Paren de Fumigar. Dos mensajes simples e incómodos. Justicia por los 7. Paren de Fumigar. Gane quien gane.




2 comentarios:

  1. Un ejemplo a seguir la lucha de los familiares de los pibes asesinados por el Estado. Vidal y Ritondo responsables.

    ResponderEliminar
  2. JUSTICIA POR LOS 7 Y PAREN DE FUMIGAR GANE QUIEN GANE! LA LUCHA ESTÁ EN LAS CALLES!

    ResponderEliminar