8 oct. 2019



El viernes pasado en FOETRA, Sergio Maldonado participó junto a Miriam Lewin de una charla abierta cuya consigna inicial era una pregunta: ¿Cómo construir justicia y fortalecer los Derechos Humanos? En la charla planteó la necesidad, como familiar de Santiago Maldonado, de diferenciarse de los organismos de Derechos Humanos que actúan como querellantes en la causa que investiga la desaparición forzada seguida de muerte de su hermano. En diálogo posterior con Fernando Tebele, profundizó sus críticas, explicó por qué lo hizo público y alertó sobre sus preocupaciones, de cara al juicio al médico de la Policía Federal, Augusto Werther Aguiar, que filtró fotos del cuerpo de Santiago en la morgue. Este juicio que comenzó hoy será el primero en torno del crimen de Santiago Maldonado. (Por La Retaguardia)

Foto: Archivo La Retaguardia/Agustina Salinas


Las personas que asistieron a la charla que organizó el viernes pasado en FOETRA Sergio Maldonado, el hermano de Santiago, se sorprendieron ya en el comienzo de la exposición: "Hoy es un día muy dificil para mí. Porque voy a cargar contra aquellos que deberían estar de nuestro lado". Con cierta incomodidad, y hasta con un relato algo confuso, Maldonado criticó a la APDH, el CELS, la CPM y la AEDD, los cuatro organismos de derechos humanos que son querellantes individuales, además de la familia de Santiago. En la mesa en la que realizó sus declaraciones, y a la que invitó a La Retaguardia y otros medios alternativos, Maldonado dejó a un lado de las críticas a Madres de Plaza de Mayo y Abuelas de Plaza de Mayo "de las que aprendimos todo". La Retaguardia dialogó con Sergio Maldonado luego de sus declaraciones en la mesa que compartió con la periodista y sobreviviente de la ESMA, Miriam Lewin.

-La Retaguardia: Nos pareció que estaba bueno intentar profundizar cuáles son esas molestias con los organismos, si es con todos, si es con algunos ¿Por qué? Lo primero que dijiste cuando se abrió el micrófono en FOETRA fue: "hoy es un día difícil para mí, porque es hablar de la gente que tendría que estar de nuestro lado".
 
-Sergio Maldonado: A veces es difícil cómo encarar, cómo decir las cosas, es más fácil cuando uno hace un comunicado. Tenés los tiempos para escribirlo, pensarlo bien. Se puede malinterpretar o no. Siempre fui una persona que desde el principio trató de consensuar y que fuera una especie de colectivo, de hecho la lucha por la aparición con vida de Santiago fue una amplitud hacia todos los partidos políticos, todos los organismos. Dentro de todo eso, que es el motor humano y que se va manifestando en la calle, también está la parte judicial. Entonces, en la parte judicial es donde la familia de Santiago, como querellante, tenemos una abogada que no es de ningún organismo (Verónica Heredia). Es personal. Desde el principio nosotros tenemos una estrategia y un objetivo, que es averiguar la desaparición forzada, por qué Santiago estuvo desaparecido. Independientemente de si después apareció muerto, lo que hace eso es incrementar la pena y quien me dijo que Santiago no estaba en el lugar fue el Estado. Entonces cuando empezás a ver todas las cosas que hay, la investigación y demás puntos, no hay nada que indique que no sea otra cosa que desaparición forzada. En esa línea nosotros nos seguimos moviendo. Participamos en todos los recursos, en todas las presentaciones, en todas las etapas. Porque es amplia la causa. Y es ahí donde entran los organismos querellantes: la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), la Asociación de Ex-Detenidos Desaparecidos (AEDD), la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS). Esas cuatro querellas no tienen los mismos intereses que tenemos nosotros como familiares, que es avanzar en la verdad y la justicia. No es que ellos hagan lo contrario. Pero sí tienen otros intereses porque están más limitados. No participaron en todas las presentaciones que hicimos nosotros. Todos con distintas miradas. De hecho cuando recusamos al Juez (Federal de Esquel, Guido) Otranto, lo hicimos nosotros. Después, cuando ya estaba recusado, aparece el CELS. El resto de las querellas no hizo absolutamente nada, no salió a recusar al juez. O sea, si no hubiese sido por nosotros, seguiríamos estando con el Juez Otranto. Ahí es donde empieza la parte judicial y la parte que está atrás, en bambalinas, que no se ve y que empieza una fricción en lo que es el interés de las familias, que tienen su propia voz. Convengamos que estos organismos nacieron porque eran para representar y querellar en casos de Lesa Humanidad, donde por ahí era más amplio, en otra situación; pero en democracia, las familias empezamos a tener nuestra propia voz. Las Madres del Gatillo Fácil, Contra la Trata, en diferentes aspectos, todas las familias levantan su voz y van para adelante. Entonces hay que acoplarse a eso. Hace un tiempo vengo diciendo que hay que empezar a entender y construir, o ver de qué manera fortalecer los Derechos Humanos, me refiero a eso. Lo último, el detonante, que me hace ruido, es que cuando sale el fallo de la revocación del Juez Gustavo Lleral (segundo Juez de la causa), que lo hace la Cámara de Apelaciones, diciendo que descartaba la desaparición forzada, pero no descartaba otros delitos, lo que es contradictorio porque vos no podes decir que no es desaparición forzada si no hiciste una investigación. Ahí nosotros impugnamos el fallo. También impugna la APDH, pero por otro motivo. Si vengo desde hace dos años y dos meses sosteniendo algo, poniendo el cuerpo todos los días, manifestándome, dando charlas, dejé de lado mi vida, y viene un organismo y no respeta lo que nosotros estamos haciendo, con algo conciso, con algo concreto, no hay grises. Te lo digo personalmente y no me haces caso y seguís y seguís, y lo único que te importa es tu ego o tus propias individualidades. Esta cosa de salir por los medios y decir gracias a nosotros llegamos a Casación. Para mí es muy miserable todo eso. Esta cosa muy personal a mí me posiciona en algo. Yo no puedo ser hipócrita y dejar de lado esa búsqueda de la verdad porque es conveniente o más segura otra carátula porque es más fácil de litigar.

-LR: Puntualmente, lo que objetás es que la APDH intente avanzar por la figura de homicidio y no por la desaparición forzada.

-SM: Y cómo también las otras tres querellas no dijeron nada. Se guardaron a silencio y no impugnaron. O sea que para ellos, les da lo mismo la desaparición forzada que otro delito. Al principio, cuando Santiago estaba desaparecido, salen todos diciendo "es desaparición forzada", vamos todos para adelante. Si cuando se hace la autopsia, Santiago tenía un balazo en la frente, era más fácil. Ahora, cuando empezás a ver todas las patas que está poniendo la justicia, cómo se va extendiendo, la causa se va haciendo larga, hay sectores que parece que lo quieren ir cerrando. Dicen: no puedo sostener esto en el tiempo. Cuando ya se interponen entre el derecho de un familiar de saber la verdad, de creer en las convicciones, de tener una estrategia bien desde un primer momento, yo no lo puedo aceptar. Yo no puedo permitir que mi abuela me haya dicho el 7 de julio que se quería morir para averiguar que le pasó a Santiago, y el 8 de julio muere. Entonces hay otros valores que no los va a entender nadie, salvo que haya pasado por esta misma situación.

-LR: Hacías referencia a las querellas individuales de los cuatro organismos, ¿todos tuvieron la misma actitud o alguno dijo "respaldamos lo que ustedes decidan"?

-SM: Hay algunos que no tomaron más participación. La CPM, cuando apareció el cuerpo de Santiago, ya está..., como que terminó. Después sí, apelaron todos el 29 de noviembre. Fue un acompañamiento físico, en forma judicial a veces uno participaba de una cosa, otro de otra. Si no hubiese sido por nosotros que tenemos las escuchas en la Corte Suprema, no hubiese pasado nada porque ninguna de las querellas iba avanzando con las escuchas ilegales, de la intervención de mi teléfono. El único querellante fui yo, que seguí hasta esa instancia. El 8 de octubre (hoy) empieza el juicio al médico (que filtró fotos del cuerpo de Santiago) y el querellante soy yo. Entonces nadie de todas las querellas me puede venir a cuestionar algo. O hacer algo diferente. Tenemos la causa completa y participamos de todas las cosas. Y por ahí suena medio chocante y dirán: "Es un desagradecido". No, yo no soy desagradecido, todo lo contrario, agradezco el acompañamiento. Pero quiero aclarar que no fui a buscar a ninguna querella. Ellos se fueron presentando. Legalmente cualquiera puede ir, presentarse como querellante, es aceptado por un Juez (también puede ser rechazado). Entonces lo que hay que entender es que hay una familia que tiene una estrategia y busca algo puntual. Nadie puede venir a contradecir eso. No está autorizado moralmente, sí judicialmente, pero no moralmente. La AEDD, participó en algunas cosas sí, en otras no. Pero ahora el único que presentó la impugnación es la APDH. Para el resto estaba bien el fallo. Si seguimos así, falta que digan que a dos gendarmes se los acusa de robar un estéreo o unos binoculares... De esa manera se hace justicia y no es esa la justicia. La justicia es avanzar realmente con lo que pasó. Yo quiero todas las cadenas de responsabilidades, desde Macri para abajo. Eso implica todo. Si tengo que estar 20 años peleándola, lo voy a hacer. No es esto cuestión de tiempo. En un momento cuando había que ampliar la autopsia, nadie avanzó en la autopsia. O no viajan por los recursos. Una cosa es ser querellante en Capital Federal, otra es ir a Esquel, a Comodoro Rivadavia, a Rawson. Es distinto. Me molesta mucho que no se consulte ni se trabaje en equipo, y yo lo intenté hacer desde el principio, que las querellas se acoplaran y trabajaran en conjunto. Mientras estaban ahí no había problema, pero cuando ya te pasan por arriba no me gusta. Y todas las familias están en alguna situación similar, esto lo van a entender. Otras familias van a plantear lo mismo. A veces es difícil tomar decisiones y la forma en que se dicen. Se lo planteé a cada uno en su momento. Yo no puedo ir a enfrentar un juicio con eso adentro, con cosas que van dando vuelta y no pasa nada. Yo no perdí un hermano porque me gustó hacerlo y voy a permitir que se tome cualquier decisión. Asumí un compromiso y voy a ir a fondo, y no me importa si me quedo solo, si el 1 de agosto del año que viene estoy solo en la Plaza porque no me acompañó nadie, pero moriré con mis convicciones y con las pruebas que tengo.

-LR: Tratándose del valor simbólico, efectivo y real que tienen los organismos de Derechos Humanos, que vos estás cuestionando en particular, nos parece que cuanto más profundices quedará más claro tu pensamiento, se podrá coincidir o no, pero estará un poco más claro. Cuando decías que es mucho más sencillo escribir un comunicado, que comunicarlo hablando, ¿porque no elegiste la metodología del comunicado que venían llevando adelante?

-SM: Porque decidí ser espontáneo. Que salga lo que tenga que salir porque en eso está la sinceridad de los familiares, que no siempre tenemos que encontrar las palabras justas. Me salió hacerlo de esta manera, y de hecho no vamos a hacer ningún comunicado. Tomé la decisión personal de hacerlo. De agarrar y salir y decir eso y asumir los riesgos que sean. Siempre respaldando la lucha de Madres y Abuelas, que es lo que tengo como genuino. Una cosa es el motor de la calle y otra es lo que son los papeles. Hay diferentes cosas. El que realmente pasa por estas situaciones lo tiene que entender. Me salió decirlo así y me liberé de una carga. Vengo todo el tiempo con distintas mochilas de distintas cosas, siempre tenés que estar como pisando con pies de plomo, siempre tenés que ir consensuando y llega un momento que no se puede estar en tantos frentes. Es mi hermano, no estamos hablando por un juicio por un departamento, no es por un valor inmueble... Estamos hablando de una vida, de una persona, y se tiene que esclarecer. Estoy cuestionando que se hizo lo que no se debería hacer, para dejar precedente. Alerto esto. Estoy advirtiendo, como advierto también que vamos a un juicio sin ninguna garantía de nada. Que vamos a ir al Casino de Oficiales de la Policía de la Provincia a tener un juicio.

El médico Augusto Werther Aguiar fue quién filtró las fotos del cuerpo de Santiago Maldonado cuando apareció en el río (a la derecha). Se termina de colocar el saco el defensor oficial, Fernando Machado. 

-LR: Es el juicio contra Augusto Werther Aguiar, el médico que filtró las fotos apenas apareció el cuerpo de Santiago flotando en el río.

-SM: Claro. También, ¿qué garantías tenemos? Independientemente de que en Esquel hay muchos conocidos, que hay mucho respaldo, vamos a una provincia (Chubut) que está pasando por una situación con todo el problema que hay de estatales y demás, y parece una provocación hacer el juicio en el Casino de la Policía. En el medio de las elecciones... Advierto, me pongo en alerta. Me gustaría que se tomen recaudos, de no entrar en provocaciones. Como digo esto, también digo que nadie toma medidas de lo que puede pasar después con alguien: vas a declarar y no pasa nada, te vas y todo sigue normal. No se toma ningún resguardo. Como cuando fue la causa de espionaje. En la charla decía, ¿cómo construimos justicia, cómo empezamos a que sea algo que valga la pena? Todos decimos que hacemos pero no hacemos. No tengo la fórmula para solucionarlo, pero tiene que ser de forma colectiva, dejar de lado los egos, y los propios intereses y empezar a entender otra cosa. Cuando fui el otro sábado a la jornada de Derechos Humanos en la ex ESMA (SIC), mi planteo fue ese: en el 2011 se tipificó la ley de desaparición forzada pero no se implementó como investigarlo. Hay que crear un grupo de expertos independientes que garantice la investigación de esos casos. Segundo, propongo que se cree un grupo integrado por distintos familiares que en distintas épocas de democracia fueron víctimas de todos los gobiernos, y que actúe como veedor de la Secretaría de Derechos Humanos. Y como tercero, que se amplíe lo que es un control popular, como propone La Poderos. Si está bien o mal, no sé. Después vemos si sirve o no sirve. Si no, seguimos con la misma metodología que es evidente que ya no funciona.

-LR: Hace dos meses, Sebastián Premici tuvo una charla con Elizabet Loncopan, una de las integrantes de la Pu Lof en Resistencia Cushamen, que dio su versión de los hechos por primera vez, como testigo ocular o por lo menos auditivo. Lo que dice es que escuchó a Santiago entregándose a los gendarmes diciendo “ya está, ya está”, en el momento que los gendarmes bajan al río. A mí me llamó la atención que no hayan tenido tanta repercusión periodística, más allá de los pocos medios que publicaron las declaraciones de Elizabet. En la justicia no tuvo ninguna actuación, ¿nadie la convoca a declarar?

-SM: No. Lo que hicimos fue ir y presentar esa nota, diciendo "hay una declaración, hay un periodista que tomó esa declaración y es un testimonio importante". En el fallo que sacaron el 6 de septiembre omitieron poner eso. Entonces digo, ¿cómo descartás la desaparición forzada que tiene esa declaración? Está bien, no es ante la justicia, pero en todo caso que los citen a los dos a declarar y se verá si es verídico o no. No se puede descartar algo tan importante. La excusa del juez es que nunca la pudo ubicar (a Loncopan) para tomarle declaración, así como ella hay dos personas más. Y eso quedó ahí, no se tuvo en cuenta para el fallo que se hizo. Por eso, cuando empiezo a encontrar todas esas pruebas, no ir por la verdad y quedarse en cosas más simples... No cuestiono, no es que digo la APDH es mala. Debe tener su respuesta a esto. A mí no me satisface ninguna respuesta de lo que me puedan decir. Espero que esto no cree una división en el campo popular, sino todo lo contrario, que se fortalezca. Que se entienda que las cosas hay que hablarlas y decirlas, no guardarlas y andar especulando. No es un enojo y "no hablo más con vos"; no, al contrario.

 DESCARGAR

5 comentarios:

  1. Sí algo aprendimos quienes llevamos juicios por delitos de lesa humanidad o graves violaciones de los derechos humanos es a escuchar a las víctimas antes que nada. Sí hay cuestiones jurídicas que aclarar, primero se habla con las víctimas y en todo caso se explica la cuestión técnica que puedan no entender o no estar de acuerdo

    ResponderEliminar
  2. Es respetable, valiente y generosa la postura de Sergio y familia,y merece una respuesta.

    ResponderEliminar
  3. lo entiendo a Sergio y me solidarizo con el.!!

    ResponderEliminar
  4. Absolutamente cierto. Las vivencias y exigencias de los fliares.no pueden ser pasadas x alto.

    ResponderEliminar
  5. Entiendo a Sergio y seria muy interesante debatir todo lo que El plantea, acompaño su reclamo, todo hace aun trabajo serio y comprometido por lograr una mejor Democracia. Hay que investigar a fondo la desaparicion de Santiago

    ResponderEliminar