9 nov. 2019



“Está en marcha un golpe de Estado contra un gobierno democráticamente electo con más del 60% en las últimas elecciones”, denunció Evo Morales en rueda de prensa este sábado por la mañana, afirmando que el golpe está encabezado “por grupos violentos, grupos antidemocráticos, que no respetan la democracia, no respetan los resultados de las últimas elecciones nacionales y, sobre todo, no respetan la paz social”. (Por La Retaguardia)


El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, pidió a un amplio conjunto del pueblo defender y movilizar por la democracia, la patria, la vida y el voto del pueblo boliviano. Llamó a defender con marchas pacíficas las conquistas y políticas sociales de su gobierno, así como también políticas económicas como la nacionalización de los recursos nacionales y de los servicios básicos de las empresas estratégicas, y la democracia. Asimismo, convocó al diálogo “a los partidos que han obtenido asambleístas en las últimas elecciones nacionales, son cuatro partidos. Convoco con una agenda abierta para debatir, para pacificar Bolivia, de manera urgente, inmediata”.
Invitó a los golpistas a reflexionar y sostuvo que ni la policía ni las fuerzas armadas pueden mancharse con la sangre del pueblo boliviano. “Hago una convocatoria a la Policía Nacional a cumplir con la Constitución. Es su misión de preservar, garantizar, la seguridad del pueblo boliviano”, dijo el primer mandatario, que además llamó a organismos internacionales, a otros países y a todas las iglesias a “acompañar el diálogo y hacer un seguimiento sobre el golpe de estado en marcha”.
Por su parte, la Dirección Nacional de Movimiento al Socialismo (MAS), instrumento político por la Soberanía de los Pueblos, mediante un comunicado del día de ayer, llamó a movilizarse en la ciudad de La Paz y le puso nombre a los golpistas: Fernando Camacho, presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Carlos Mesa y Waldo Albarracion.  Sus intenciones con el golpe: Sembrar odio y racismo para entregar el país a la burguesía y frenar el triunfo de Evo Morales y Álvaro García Linera.
Radio La Retaguardia transmitió durante todo el día Radio Patria Nueva, pero desde hace horas esta emisora boliviana sólo emite música y se denuncia que ha sido tomada por los golpistas.
En los últimos minutos, se denuncia a traves de redes sociales y audios de WhatsApp que se están incendiando casas de referentes campesinos e indigenas. "Han bajado y quemado la Wiphala de las sedes de las organizaciones sociales que han tomado e incendiado", dijo una dirigente campesina. "Han tomado la ciudad, los canales de televisión. Esto es un golpe de Estado con violencia y escarmiento contra las organizaciones sociales", expreso.

0 comentarios:

Publicar un comentario