8 nov. 2019




El presidente Piñera volvió a su argumento original; a pesar de que no lo diga en su discurso, en sus acciones sigue sosteniendo que está en guerra contra su propio pueblo. Y no parece temblarle el pulso para inspirar miedo y terror. Ahora convocó al Cosena, un organismo que huele a pinochetismo. (Por La Retaguardia/Radio Presente)

📝 Texto 👉 Nazareno Roviello (desde Buenos Aires)
📝 Texto 👉 Juan "Kike" Ortega (desde Chile)
💻 Edición 👉 Fernando Tebele




En la mañana de ayer, el presidente Piñera realizó una serie de anuncios que lejos están de los reclamos populares a pesar de que, antes de anunciarlos, dijo: “También hemos observado y escuchado con mucha atención y humildad, manifestaciones y demandas que han hecho los chilenos”. Sin embargo, los anuncios que hizo contrarian laa demandas del pueblo movilizado. “Pero hoy quiero referirme a otra agenda: una de las principales responsabilidades del Estado es resguardar el orden público y la seguridad ciudadana. Tarea en la cual nuestras fuerzas de seguridad, carabineros y la PDI cumplen por orden constitucional y cuentan con el total apoyo y respaldo de nuestro gobierno, pero para fortalecer la eficacia del Estado, de las fuerzas de orden y seguridad y las otras instituciones que colaboran a resguardar el orden público, combatir la delincuencia y proteger los derechos de los ciudadanos, por eso queremos anunciar otra agenda”.

Así fue como el presidente anunció la presentación de leyes para endurecer aún más la acción del Estado:


  • Ley antisaqueos para endurecer las sanciones.
  • Ley antiencapuchados
  • Urgencia a proyecto para combatir las barricadas que ayuden a alterar el orden público.
  • Creación de equipo de abogados desde el ministerior del interior para presentar querellas contra responsables de delitos.
  • Creación de un equipo especial de fiscales, carabineros y PDI para hacer un mejor trabajo de inteligencia preventivo
  • Aumentar a más del doble la vigilancia aérea. 
  • Reforzar la participación de denuncias ciudadanas de manera virtual en carabineros y PDI.
  • Ingreso de proyecto de ley de protección para fuerzas de seguridad contra los atentados que se producen contra funcionarios en ejercicio de funciones.
  • Presentación de proyecto de ley para modernizar y reforzar el sistema nacional de inteligencia.


“Necesitamos fortalecer nuestro sistema nacional de inteligencia para tener más información para prevenir y combatir con mayor éxito, la delincuencia, el vandalismo, el terrorismo, el narcotráfico y el crimen organizado”, dijo.


  • Urgente proyecto de ley para modernizar las fuerzas policiales.


“Estamos convencidos de que esta agenda representa y constituye un aporte significativo e importante a mejorar nuestra capacidad de  controlar y resguardar el orden público y proteger la seguridad ciudadana, por eso creemos que su aprobación es algo urgente y necesario”, agregó

Algunas de estas leyes ya fueron presentadas con anterioridad y tienen media sanción en diputados. El presidente, suponemos, espera con estos anuncios generar mayor presión sobre los congresistas y, de alguna manera, elevar su imagen negativa aunque sea en el sector más reaccionario de la población.
En este contexto, la imagen negativa del presidente llega a más del 79% y su aprobación es menor al 9%  Con sus anuncios, Piñera sigue sometiendo a la población al peor de los recuerdos: convocó al Cosena, Consejo de Seguridad Nacional.






Creado durante la dictadura y luego reformado en la Presidencia de Ricardo Lagos, ya que se consideraba un organismo antidemocrático que podía ser convocado por dos de sus miembros sin la autoridad del presidente. El Cosena fue convocado en el 2014 ante la demanda Marítima de Perú; también bajo el gobierno de Piñera; y en 2005, cuando se convirtió, por las reformas de Lagos, en un organismo asesor.t

Sobre esta situación, el presidente de la Cámara de diputados, Iván Flores, dijo: “Cuando se convoca una institución que tiene un sentido, una historia, un contexto, una tradición, la verdad es que la comunidad se confunde y esa confusión es un lujo que no podemos permitirnos las autoridades que conducimos los distintos poderes del estado, el cosena no era la instancia para poder discutir un cronograma o iniciativas que el presidente anunció”.
Flores aseguró que“Tienen todas las herramientas disponibles para prevenir el delito, no es aumentando un puntito más las penas o modificando el código penal para combatir a los encapuchados que vamos a resolver el problema de los saqueos. Digamos las cosas como corresponde decirlas, esos 8, 9 o 10 proyectos que anunció el presidente que todavía no ingresan al parlamento, se van a demorar en ingresar y luego hay que hacer un justo debate porque vamos a modificar el código y eso va a llevar responsablemente semanas o meses ¿y mientras tanto qué? se nos quema Chile”
as declaraciones de parte de los funcionarios del Estado en contra del Cosena son significativas, ya que  lo que pretende lograr el presidente con este consejo, es tener el aval colectivo en lugar de correr con la responsabilidad que su cargo le confiere por los hechos que puedan sucederse en estos días. En lugar de  imponer nuevamente al Estado de sitio, emergencia o excepción, sacar a los militares a la calle nuevamente o lo que se le ocurra, y que la responsabilidad sea suya, convoca al Cosena para aplicar en los hechos las mismas (o peores) medidas, pero compartir el costo político.

Por su parte el representante de la ultraderecha, José Antonio Kast,mandó un mensaje al presidente: “No le tema a los organismos internacionales, ni a la ONU, ni al daño que pueda sufrir su imagen, ni a los que lo puedan criticar por haber sido demasiado duro en imponer el orden, o ser demasiado blando por dejar que el desborde en el país sea total. Hoy ningún temor es posible de justificar ante el clamor de todo chileno de buena voluntad que esperan de usted, que cumpla con su deber y ejerza la autoridad que le corresponde, piense en el temor que sienten los chilenos que se ponen un chaleco amarillo”.

Definitivamente, la ultraderecha buscará fortalecerse en esta situación, usándola de manera política,  mientras acusan a la izquierda por lo mismo.
La importancia y la gravedad de llamar al Cosena en este momento, definitivamente persiguen un objetivo único: imponer más miedo..

Colegas chilenos afirman que hoy o mañana puede haber más montajes y que, si aconteciera un hecho grave,el presidente tendría más justificaciones para tomar las decisiones que desea. Aún así, nos dicen que la gente ya perdió el miedo, porque ya vio a los militares en la calle; y, aunque lo peor pudo no haber pasado, si quiere seguir aumentando la represión, el gobierno sólo seguirá  elevando el grado del conflicto y llevando la situación nuevamente a un lugar del que no hay manera de volver.

A pesar de todo, hoy se realizará una jornada de protestas masivasLa sociedad civil sigue trabajando en cabildos y asambleas en todo el país, haciendo política de base.


0 comentarios:

Publicar un comentario